La Región

En el Museo Faustino Queipo

Jornada de diálogo, historia y emoción en San Cayetano

24|05|19 18:50 hs.

En el marco del Día Internacional de los Museos, que fue celebrado el pasado domingo 18 de mayo, el pasado sábado se llevó a cabo una jornada de diálogo con los vecinos acerca de los nuevos papeles que desempeñan los museos como actores activos en sus comunidades. 


En la oportunidad disertaron las museólogas Mercedes Murúa y Nora Laborde. Además le fue entregado al Museo Faustino Queipo un trozo de la conocida “Alta en el cielo”, la bandera más larga del mundo. El Comité de Educación y Acción Cultural (CECA en Argentina), respondiendo a la invitación hecha por autoridades municipales y responsables del Museo Histórico Regional Faustino Queipo, se sumó a la celebración del Día Internacional de Museos realizando una jornada de diálogo entre el museo y la comunidad, propiciando que lo sientan como propio, generando un sentimiento de orgullo y de identidad que ayude a proyectarlo. 

La licenciada Mercedes Murúa desarrolló una propuesta vinculada a la interacción del Museo y las comunidades, donde estos deben establecer un puente de comunicación y participación para rescatar, preservar y valorar el patrimonio cultural, indagando nuevas formas de honrar las colecciones, sus historias y sus legados, creando nuevas tradiciones, nuevos significados para las generaciones futuras y para un público cada vez más diverso; potenciando la función educativa del museo. 


Una parte de la bandera más larga del mundo quedó en el Museo Faustino Queipo de San Cayetano


Por su parte, Nora Laborde disertó sobre historia barriales, realizadas por los historiadores barriales que desempeñan una tarea de investigación del patrimonio del barrio, dando a conocer los atributos naturales, históricos y culturales. En este caso hizo hincapié en el tradicional “Barrio del Saladillo” ubicado en la zona sur de la ciudad de Rosario. 

También acompañaron en esa tarde de festejo el grupo Papelnonos, quienes fueron los que llevaron alegría a través de sus canciones al inicio de la jornada. Sin dudas un momento de suma emoción se vivió al recibir un trozo de la bandera más larga del mundo, gestionada por Nora Laborde ante el autor de la iniciativa del proyecto “Alta en el cielo”, el periodista rosarino Julio Vacaflor. 

“Sin dudar, y con gran sentido de llegar a dicho Museo y comunidad con la "celeste y blanca", (Julio) me entregó 20 metros de la misma. Esta acción me llenó de emoción, tanto como conservadora de museos, como de historiadora barrial: la historia grande de nuestra Patria se construye con la suma de las historias de las comunidades que la componen", afirmó Laborde. 

Entonar el Himno Nacional, como señala el protocolo, y desplegarla con la gente frente al Museo Faustino Queipo fue un acto cargado de emoción y verdadero sentido patrio. Este trozo de bandera quedará en el Museo para engalanar toda actividad que se desarrolle allí, siguiendo el sentido de identidad y pertenencia. Un motivo más para visitar nuestro Museo.