Policiales

Esquina de la comisaria, sufrió tres robos en el año

La indignación que motiva a una víctima a no hacer una denuncia

14|07|19 09:20 hs.

La dueña de un local de comidas ubicado en la esquina de la Comisaría sufrió un nuevo robo y no quiere radicar la denuncia. Con la sustracción de ayer por la madrugada, Susana Yezzi, la propietaria de “La Loca Cocina”, el negocio ubicado en la intersección de las calles Alsina y Coronel Pringles, a metros de la Estación de Policía y frente a la sede de la SubDDI, afirma que llegó a tres hechos en lo que va del año. 


Sin embargo, hay un antecedente que le quita las expectativas y alimenta su incertidumbre. Antes de estos episodios de 2019, pasó por lo mismo, identificó al autor, que hasta estuvo aprehendido, pero finalmente la Justicia aparentemente lo sobreseyó. 

“Hoy no hice la denuncia. Después de lo que me pasó con un delincuente al que identifiqué, se hicieron las pericias y dio todo positivo, pero no pasó nada, decidí no volver a denunciar”, dijo en referencia a un episodio en el que, asegura, el ladrón le llevó la comida robada a sus amigos presos en la Estación de Policía. 

Después del caso más reciente que le tocó vivir, Susana distingue la labor policial del destino que las causas puedan tener en la Justicia, “ellos (por la policía) pueden hacer todo lo que quieran. De ellos no tengo nada que decir. Siempre que los he necesitado han estado acá. Hoy (por ayer), querían venir y buscar huellas. Pero cuando vino a robar FM (iniciales del hombre que identifica como el ladrón supuestamente sobreseído en el pasado), encontraron todo lo que buscaban y no pasó nada”, dijo y agregó, “incluso hace unos meses pasó FM y le dijo a un empleado mío ‘ya está, no pueden hacer nada’”, en alusión a la supuesta existencia de una resolución judicial que avalaba sus dichos. 

“Es una indignación muy grande la que nos toca pasar, además de la impunidad con la que se manejan los ladrones”, observó. 

Los antecedentes 
El hecho de la madrugada de ayer, en el que los ladrones ingresaron luego de violentar una abertura, los comerciantes sufrieron el robo de alimentos y algo de dinero que había en la caja. 

Los dos hechos anteriores fueron entre enero y mayo. En este último mes, los ladrones llegaron a romper dos vidrios, antes de ingresar por una ventana que da a la calle Alsina. 

“Ahora me llevaron la plata de la caja, que ya casi no dejo nada. Me robaron mercadería y comida. Pero a medida que voy buscando cosas me doy cuenta que me faltan otras”, indicó. 

Por su parte, lamentó que le toque vivir esta circunstancia a tan corta distancia de la sede policial, “yo no pretendo que haya un policía en la calle mirando hacia acá para ver qué pasa. Pero estoy a media cuadra de la Comisaría… En la esquina”, se lamentó, antes de reconocer que en su negocio no posee rejas ni alarmas. 

“Nos afecta” 
Por su parte, el comisario Flavio Baumgartner, titular de la Policía Comunal de Tres Arroyos, dijo que, a pesar que la víctima no radicó la denuncia del hecho, se iniciaron actuaciones de oficio y reconoció que este tipo de episodios “afecta a todos”. 

“Me duele lo que ocurrió. A toda la policía de Tres Arroyos la afecta y lo toma como propio”, comentó el jefe policial a LA VOZ DEL PUEBLO, antes de comentar que, “a pesar que la señora no haya hecho la denuncia, nosotros iniciamos actuaciones de oficio y no olvidamos lo que ocurrió. Lo tenemos presente todo el tiempo”, remarcó en el cierre, antes de enfatizar que, “trabajamos todos los casos por igual. Tanto el que nos toca a metros de la seccional, como el del vecino que lo sufre a veinte cuadras”.