Cascallares y Copetonas

Cascallares

Una cooperativa cada vez más fértil

14|07|19 13:31 hs.

Enmarcada en la política de inversión para la mejora de los servicios prestados a los socios, durante 2018 y comienzo de 2019 la Cooperativa de Cascallares renovó y construyó instalaciones e incorporó nuevos equipamientos a algunos de sus vehículos. La última obra fue la instalación de tanques para acopiar fertilizantes líquidos en el predio de la planta de Cascallares y en la de El Carretero. Así triplicó la capacidad de almacenaje para esos productos y potenció las ventajas operativas y logística para sus asociados. 


Con una gran capacidad de acopio de fertilizantes sólidos gracias a la celda que construyó en 2012 en El Carretero (puede acopiar unas 14.000 toneladas), la Cooperativa ahora ratificó su liderazgo en lo que al almacenaje de fertilizantes líquidos se refiere. Días pasados se concluyó la instalación de dos grandes tanques, uno en Cascallares y el otro en El Carretero, para llevar la capacidad de 150.000 a 600.000 litros. 

Los ingenieros Jorge González y Carlos María Mendiberri destacaron las múltiples ventajas que genera la incorporación de estos dos tanques. “La logística del fertilizante líquido es muy complicada, porque si no contás con la posibilidad de acopiar, te tienen que enviar directamente el camión desde el puerto y ahí entran a jugar otros factores que uno no puede manejar”, coincidieron los ingenieros. 

Hay sobrados ejemplos de que estaban programadas entregas y por un paro o el inicio de un feriado debió postergarse el envío del equipo con los problemas ocasionados al productor y el retraso de la aplicación del fertilizante. 

“La capacidad actual de 600.000 litros equivalen a más de 20 equipos de UAN, y eso implica un enorme cambio en la logística y en el manejo del asociado y de la Cooperativa”, indicaron. 

Para el asociado el cambio es determinante porque ahora cuenta con la ventaja de disponer un volumen importante para satisfacer su demanda. Y la Cooperativa se asegura la posibilidad de responder con eficiencia la demanda durante todo el año. En este sentido, se indicó que el maíz es el cultivo al que más se le aplica fertilizante líquido y su superficie viene creciendo exponencialmente las últimas campañas. Entonces, la demanda de fertilizante es cada vez mayor. 

“Hay días que tenés una demanda de 150.000 litros de fertilizante, son casi seis camiones, que si hay que pedirlos no te los envían. Te pueden mandar dos por día, pero no cinco. Y eso atrasa la logística. Ahora contamos con la posibilidad de tener el volumen necesario stockeado”, manifestaron. 


El camión dotado con tolvas de acero inoxidable y cintas transportadoras comenzó a trabajar en el verano. No hay en la región otro similar


En materia de fertilizantes sólidos, en el verano la Cooperativa incorporó un camión dotado con dos tolvas de acero inoxidable y cintas transportadoras que forma parte de la flota de seis vehículos que la entidad utiliza para distribuir a campo semillas y fertilizantes. 

Se trata de un equipo que cuenta con una tecnología medianamente nueva en el país y que hasta ahora es el único en la región. La diferencia que tienen estas tolvas respecto a las montadas en los otros cinco camiones, es una mayor vida útil por ser íntegramente de acero inoxidable y una mayor capacidad de descarga. Todos los equipos, en tanto, están dotados con sistema de descarga por cinta, que aporta la ventaja fundamental de no deteriorar el material transportado. Otro beneficio importante es que cuando transportan la mercadería al campo se la puede descargar directamente en el carro del productor. 

Agroquímicos 
En el segundo semestre de 2018, la Cooperativa realizó una importante inversión para acondicionar un depósito en Cascallares y otro en El Carretero para el acopio de agroquímicos. De esta manera cumplió con el objetivo de dejar de despachar fitosanitarios, fertilizantes y semillas en las instalaciones de la sede de la avenida Moreno y también de su sede central. 

“Parte de la demanda de los agroquímicos se acopiaba en las instalaciones de avenida Moreno, lo que hicimos fue distribuirla entre el predio de la planta de Cascallares y El Carretero”, explicaron los ingenieros. 

En el caso de Cascallares, se acondicionó un galpón en el predio de la planta y así se trasladaron los agroquímicos que se almacenaban en la sede de la Cooperativa. Eso permitió, además de sacar los productos de la zona urbana, aumentar la capacidad de almacenaje para tener un importante stock. 


El galpón de insumos ubicado en el predio de la planta de Cascallares que fue restaurado y acondicionado hace menos de un año


Los galpones de hicieron casi a nuevo, se adaptaron a las exigencias para cumplir con todas las normas exigidas por la municipalidad y la Provincia. 

Con estas obras, en el mismo predio quedó el almacenaje de insumos, fertilizantes y un galpón para depósito de semillas. 

Los ingenieros destacaron que con estas obras la Cooperativa duplicó su capacidad de acopio de agroquímicos, y en el caso de Cascallares logró concentrar todo en un mismo predio facilitándoles la logística a los socios. “Además de estar todo junto es de muy fácil acceso e incluso se puede llegar directamente desde a ruta 3 por el camino de tierra”, manifestaron. 

En tanto, en lo que respecta a las instalaciones de El Carretero, también se habilitaron oficinas para poder realizar todas las cuestiones administrativas referidas al despacho de fertilizantes. 

Todos estos cambios se tradujeron en ventajas y beneficios que se empezaron a capitalizar a partir de esta nueva campaña. Y la Cooperativa alcanzó el objetivo que persigue en forma constante: lograr una mayor eficiencia en la atención de las necesidades de sus asociados.