La Ciudad

Los alumnos de la Escuela Primaria N°6 de Cascallares

Una inolvidable tarde de película

17|07|19 11:18 hs.

Una tarde de película. Una tarde inolvidable. Eso fue lo que vivieron ayer los alumnos de primero a sexto año de la Escuela Primaria N° 6 de Cascallares que, invitados por la Cooperativa, disfrutaron la proyección de “Toy Story 4” en el Tortoni y luego de una hamburguesa en un restaurant. “Para nosotros fue algo espectacular, la felicidad que tenían los chicos era inmensa. No tenemos palabras para agradecerle a la Cooperativa”, dijo Indiana Elormendi, directora de la EP N° 6, antes de emprender el regreso a la localidad. 


Fueron 59 los alumnos que vinieron a Tres Arroyos de los 64 que conforman la matrícula. “Sólo faltaron los que están enfermos”, contó la directora. Para muchos de los chicos la de ayer fue la primera experiencia en el cine, para todos fue una programa soñado. “Hay que ver las caritas que pusieron cuando les dijimos que la Cooperativa los invitaba al cine y después a comer, a partir de ese momento fue todo ilusión y risas. Y empezaron a imaginarse cómo iba a ser la película. A partir de ese momento todo pasó a ser Toy Story”, explicó Indiana. 


De los 64 alumnos que componen la matrícula, 59 concurrieron al cine. Sólo faltaron los que están enfermos. El programa se completó con una rica hamburguesa en el restaurante de Alsina 177


La gran mayoría de los alumnos viven en Cascallares y algunos en la zona rural, por eso la venida al cine también era especial porque muchos no están habituados a venir a Tres Arroyos, y mucho menos caminar por el centro y comer en un restaurante. “Para ellos fue todo espectacular, y se portaron maravillosamente bien, como cada vez que organizamos una salida”, indicó Elormendi. Y destacó la buena predisposición de las docentes que acompañaron a los chicos sin importarles que la actividad era fuera del horario escolar y que volvieron a sus casas pasadas las 21. “Todas esto lo hacemos por los chicos, cuando uno ve la felicidad que tenían, ya no importaba ni la hora ni las complicaciones organizativas. Es algo que hicimos todas con muchas ganas”, sintetizó. 



La tarde de película generó otros beneficios que enriquecieron aún más la experiencia. “En una salida se refuerzan lazos y se unen muchas cosas. Porque se comparten otros espacios, los chicos se comportan diferentes, por más que estamos fuera de horario escolar, estamos representando a la institución, y ellos hacen las cosas bien. Es todo a favor”, aseguró Indiana. 

En lo que queda de la semana, los chicos trabajarán con la película en clase, porque fue tomada como una salida educativa. “Por ejemplo, el profesor de música tomó el contenido y está trabajando con las canciones”, explicó la directora. La idea, entonces, es seguir sacándole jugo a la tarde de película. 



En la despedida, la directora repitió “el agradecimiento a la Cooperativa que se encargó de todos los gastos” y contó que “en las vacaciones de invierno cambiaremos el piso de una de las tres aulas con el aporte que nos hizo también la Cooperativa a principio de año”. 

Se subió al colectivo en el que la esperaban los chicos, ya con caritas de cansados, es cierto, pero también de felicidad por la tarde vivida. Una tarde de película. Una tarde inolvidable.