Claro, Reta y Orense

CENS 451-Extensión Claromecó y la Escuela N°11

Estudiantes al frente

20|07|19 10:10 hs.

Por Marina S. Andreasen

El jueves 18, estudiantes de 3° año del CENS 451-Extensión Claromecó, visitaron la Escuela N°11, con la propuesta de hacer escuchar a los niños y niñas de primer grado un audio-cuento realizado por ellos, en el marco de un proyecto interdisciplinar de “participación comunitaria”. 

Como ya se viene trabajando en años anteriores, hacia el final de la cursada se propone que los estudiantes, en su último año, definan un tema de su interés que permita articular los conocimientos adquiridos en distintas materias, a partir de alguna acción concreta de intervención en la comunidad. 

El medio ambiente 
En esta ocasión, el grupo decidió trabajar con la promoción del cuidado del medio ambiente, y elaborar un audio-cuento destinado a los más pequeños, ambientado en el Vivero de Claromecó. Para llevarlo a cabo, tuvieron que investigar acerca de los animales que habitan en la localidad, ponerse de acuerdo al momento de realizar una escritura colectiva, y distribuir roles en la grabación de voces y efectos de sonido. 

La experiencia fue gratificante en todos sentidos. Por un lado, pudieron encontrarse los más jóvenes y los mayores de la escuela, que comparten las mismas aulas, en los turnos tarde y noche. Por otro lado, las y los estudiantes del CENS pudieron correrse del espacio habitual que ocupan en sus bancos, y ponerse al frente del salón, para guiar una actividad diseñada por ellos. 

La reflexión 
Después de la escucha del audio-cuento, propusieron preguntas para conversar y reflexionar, y acompañaron a las niñas y niños mientras realizaron dibujos sobre sus partes preferidas de la historia. 

Al finalizar la actividad, Fabiana Smith, una de las estudiantes, expresó su alegría. “Para mí fue una experiencia hermosa. Me sentí contenta de ver a los chicos y de la respuesta que tuvimos, me gustó que hayan prestado atención y que hayan podido plasmar en el cuaderno lo que escucharon en el cuento”.

Otra de las estudiantes, Ludmila González, también se manifestó contenta, no sólo con la experiencia de trabajar con primer grado, sino por todo el proceso previo de elaboración: “Me sentí muy cómoda haciendo el cuento, aunque al principio nos pareció difícil, nos hizo unir más como grupo”. Sobre ese punto, ambas coincidieron en que realizar una acción para la comunidad logró que se comprometieran con la tarea, incluso quienes suelen ser menos participativos, y que todos la pasen bien. 

En ese sentido, el proyecto interdisciplinar de participación comunitaria cumple con uno de sus objetivos fundamentales: generar procesos de enseñanza y aprendizaje placenteros, hacia el final de las trayectorias estudiantiles, en su paso por el CENS. 

Los estudiantes del CENS de Claromecó, Fabiana Schmidt, Ludmila González y Santiago Polo llevaron su propuesta interdisciplinar a la Escuela 11