Flavio Baumgartner. El jefe de la Policía Comunal aceptó compartir su punto de vista sobre la seguri

Policiales

La respuesta del comisario al reclamo de seguridad

Anuncian más control policial en Tres Arroyos y la costa del distrito

21|07|19 10:04 hs.

Después de una semana en la que abundaron denuncias y reclamos vinculados a la seguridad en el distrito, el jefe de la Policía Comunal de Tres Arroyos, comisario Flavio Baumgartner, anunció más controles preventivos en la ciudad cabecera y las localidades de la costa, como así también advirtió sobre el accionar de arrebatadores y estafadores. 


Con respecto a los temas que ocuparon la atención de la opinión pública en materia de seguridad, el titular de la Policía Comunal le dijo a LA VOZ DEL PUEBLO que ya dispuso la presencia de personal en el Paseo Español durante los momentos del día en que no haya actividad comercial y diagramó recorridas de a pie en las localidades de la Costa, principalmente Claromecó y Orense. 

Al mismo tiempo, Baumgartner advirtió a los vecinos sobre el accionar de arrebatadores menores de edad, una circunstancia que lo obliga a subir la apuesta con los operativos preventivos, donde planea alcanzar también a peatones y ciclistas, “en el término de 72 horas hubo dos arrebatos en Roca y Brandsen. Por eso, se incrementó el tema de los operativos, es más la prevención. Queremos que la gente tome conciencia, no queremos que se alerte, pero vamos a identificar peatones y hasta gente en bicicleta, por eso, le recomendamos que siempre circulen con la documentación correspondiente”. 

El jefe policial también pidió especial atención ante la posibilidad de sufrir algún engaño bajo la modalidad cuento del Tío, “supimos que una persona recibió un llamado telefónico en el que una voz se hacía pasar por un familiar diciéndole que tenía que cambiar los billetes porque habían cambiado la numeración. Una mujer acudió al lugar y se llevó una suma de dinero que le dio la propia víctima”, informó. 

En ese sentido, el comisario explicó otro tipo de modalidades delictivas. “Es a través de llamados a celulares. Dicen que la persona que atendió el teléfono ganó un premio de 100.000 pesos y que tienen que depositar un cierto valor por una razón vinculada a ‘declaraciones juradas’ y poder cobrar. Entonces te dan un número de pin para cargar en un Rapipago o similar y, con eso, te genera un número que a los estafadores les permite cobrar en otra sucursal”. 

Lo reciente 
Si bien siempre pidió no hacer declaraciones o abundar acerca de los temas que dominaron la agenda de noticias en la semana que se va, el comisario Baumgartner accedió a indicar que ya reforzó la vigilancia en el Paseo Español y coordinó tareas para afrontar los déficits denunciados en localidades de la costa por distintos vecinos; algunos preocupados por la cantidad de recursos de los que se dispone la fuerza en esos lugares. 

“En el Paseo Español ya se ha dispuesto la custodia cuando no hay ningún local abierto. Los efectivos van a estar, sobre todo para evitar este tipo de vandalismo”, afirmó el jefe comunal, haciendo referencia al reclamo de comerciantes de ese punto céntrico, donde se sienten desprotegidos. 

Por otra parte, al ser consultado sobre el episodio del patrullero que se quedó sin nafta mientras instruía una causa por robo en Orense, coincidió con las declaraciones hechas oportunamente por el subcomisario Leonardo Ríos, del destacamento de Claromecó: “no voy a dar opinión porque es una cuestión netamente policial. Si en ese momento, se tuvieron que hacer cuatro viajes, el combustible se acabó”, sostuvo. 

En tanto, al referirse a la situación en Claromecó, marcó una similitud, “pasa lo mismo, hay más de 2000 casas solas. Yo estuve en Claromecó más de cinco años y pude comprobar que, cuando vos pasás ves todo normal, pero el escruche te lo están perpetrando por la parte trasera de la casa”. 

Al respecto, como respuesta compartió las directivas emitidas hacia allí, “por eso, el subcomisario Ríos ha dispuesto la presencia de caminantes para reforzar la seguridad en Claromecó”. 

En el cierre, Baumgartner volvió a su actividad en la ciudad cabecera para referirse a una circunstancia especial, “cuando estamos en la calle también hemos detectado que todavía hay gente que deja la llave dentro del auto. Algo que es como darle de comer al delincuente. Está bueno que la gente conserve esa confianza o mentalidad, pero la seguridad la damos entre todos, sino no podemos avanzar hacia buenos resultados”, concluyó.