Interés General

Declaración de Romina Candias, la corista de la banda

"El Pepo" más complicado: aseguran que tomó alcohol arriba del auto

22|07|19 18:18 hs.

 La situación de Rubén Darío "El Pepo" Castiñeiras se complicó hoy luego de la declaración de Romina Candias, la corista de la banda que viajaba en la camioneta manejada por el cantante y en el que también iban el trompetista Ignacio Abosaleh y el mánager Nicolás Carabajal, quienes murieron al despistar en la ruta 63. 


La mujer brindó su testimonio ante la Justicia de Dolores, que lleva adelante la investigación por el accidente fatal, y que imputó a "El Pepo" por el delito de "homicidio culposo doblemente agravado por la conducción imprudente, negligente, y anti reglamentaria de un vehículo con motor y por ser más de una persona las víctimas fatales" en concurso ideal con "lesiones culposas doblemente agravado". 

Según el fiscal general Diego Escoda, Candias aseguró que durante el viaje hacia la costa atlántica, donde la banda tenía previsto dar varios shows, pararon a comprar alcohol y lo bebieron arriba del auto. "La acompañante sí manifestó que iban bebiendo bebidas alcohólicas, puntualmente vodka, pero no sabe a qué velocidad circulaban. Sí pudo decirnos que la noche estaba cerrada y que había poca visibilidad", explicó Escoda en declaraciones a C5N. 

La situación del cantante de cumbia se agrava, además, porque "tiene antecedentes penales condenatorios", explicó el fiscal y aseguró que "de recaer una sentencia, ésta debería ser de cumplimiento efectivo". 

El hecho ocurrió el sábado último, minutos antes de las 3 de la madrugada, cuando la camioneta Honda CRV blanca en la que viajaban el cantante, la corista, el representante del grupo y el trompetista, se despistó y volcó. Fue a la altura del kilómetro 8.500 de la ruta 63, a la altura de Dolores. Y provocó la muerte de Abosaleh y Carabajal, quienes viajaban en los asientos traseros, al parecer sin cinturón de seguridad.

Las versiones de los abogados 
El abogado Marcelo Biondi asumió hoy la defensa de las familias de las dos víctimas y anticipó que su equipo estudiará "el tema del alcohol, de los estupefacientes y la velocidad" a la que circulaban, considerados agravantes para la imputación. "Quiero que no tengamos un tratamiento especial por ser una persona famosa", pidió el letrado y sostuvo Castiñeiras consumió "al menos alcohol, una bebida blanca bastante fuerte", que sería vodka. 

Por su parte, Miguel Angel Pierri, a cargo de la defensa de "El Pepo", contó que el músico "está devastado". "Lloraba mucho, estaba muy medicado y muy dolorido", dijo el abogado tras visitarlo en el hospital Municipal "San Roque" de Dolores, donde permanece internado por las lesiones sufridas en el accidente. 

El músico todavía no tiene fecha para brindar declaración indagatoria, lo que sucederá cuando lo permita "su estado de salud física, emocional y mental", según precisó su defensa. "Pepo es un trabajador que iba de trabajar y venía de trabajar en un ritmo laboral que es enloquecedor y en una circunstancia geográfica bastante particular", precisó Pierri. 

Además, el abogado se quejó de la decisión de la fiscal Verónica Raggio: "Se equivoca de haber esposado a Pepo, se lo voy a demostrar y se lo voy a decir al fiscal general", sostuvo. Raggio, titular de la Físcalía Nº 1 de Dolores, pidió licencia hoy y fue reemplazada por Diego Bensi, titular de la UFI Nº 2 local. 

El fiscal general, informó que el jueves se realizaría la pericia mecánica que intentará precisar la velocidad a la que circulaba la Honda CRV, mientras que recién para la semana próxima se esperan los resultados de los análisis de alcohol y toxicológico. (DIB) DG