Claro, Reta y Orense

En la Escuela 5 de Reta

La matemática está potenciada

28|07|19 12:55 hs.

Por quinto año consecutivo, los estudiantes de la Escuela Secundaria N° 5 de Reta participan de la Olimpiada Matemática Argentina. Este año, en su 36ª edición, 10 estudiantes manifestaron su intención de participar del certamen. Para alegría de todos, 5 de los 10 superaron la instancia interescolar y pasaron a la distrital. En esta última, dos alumnas aprobaron y están ahora en condiciones de competir en la instancia zonal y -si la superan- de la provincial Consultada al respecto, la directora del establecimiento, Clara Dolcetti, señaló: “Desde 2015 los chicos vienen participando de este certamen que los motiva a pensar en soluciones creativas y razonadas a problemas lógicos matemáticos de dificultad moderada a grande. En estas competencias, lo memorístico y las fórmulas quedan al margen, dado que lo que principalmente deben demostrar los estudiantes es una importante cuota de razonamiento”. 


En este sentido, la directiva, quien también es profesora de matemática, acotó: “todos los años, los propios chicos nos preguntan cuándo es el certamen porque quieren participar. Desde la institución creamos las condiciones para que ellos puedan ejercitar a la par de las rutinas que tienen. Gracias al trabajo que, por vocación, realiza el profesor Jonathan Cuesta, esto es posible. Un poco ejercitan en la hora de matemática, otro poco en las horas institucionales y otro tanto en sus casas”.  


Estudiante Dana Ibáñez



Estudiante Zoe Rodríguez


Resolver problemas 
Asimismo, Dolcetti destacó que, desde hace tres años, los profesores de matemática de la Escuela Nº 5 de Reta, enseñan la materia desde una didáctica centrada en la resolución de problemas. 

Comentó que los docentes utilizan una misma colección editorial de primero a sexto año, que se caracteriza por tener situaciones problemáticas donde cada estudiante despliega distintos mecanismos de resolución. “Para resolver problemas no existen fórmulas mágicas; no hay un conjunto de procedimientos o métodos que aplicándolos lleven necesariamente a la resolución del problema. Las soluciones que los chicos van proponiendo son cuestionadas, puestas en tensión tanto por el profesor como por el resto del grupo. 

El profesor los acompaña, pero no impone una forma de resolución”, reveló Dolcetti, quien para finalizar, aseguró: “año a año están más preparados y motivados por concursar. Para nosotros es un placer verlos con tantas ganas de practicar y aprender. Nos sentimos felices porque nuestros estudiantes se sientan atraídos por esta disciplina, contrariamente a lo que siempre se pensó de ella”.