La Ciudad

La resolución del juez Bernardo Bibel

La Justicia Federal ordenó al PAMI mantener abierta la oficina de Quequén

01|08|19 08:25 hs.

El juez federal de primera instancia de Necochea, Bernardo Bibel, ratificó el martes una medida cautelar del 25 de febrero pasado interpuesta por un afiliado al organismo nacional, mediante la que se ordenaba mantener abierto y en funcionamiento el Centro de Atención Personalizada de PAMI en la localidad de Quequén, el mismo que el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados había resuelto cerrar, junto a otros de la provincia y de diferentes puntos del país, mediante la resolución 225 del 31 de enero pasado. 


“…Corresponde suprimir del Anexo VIII de la Resolución N° 824/DE/15 los Centros de Atención Personalizada Piñeyro, Quequén, San Agustín, Dolavon, La Puerta, Juan Manuel de Rosas y Santa Lucía, dependientes de las Unidades de Gestión Local X…” precisaba el texto, alegando, entre otros aspectos la necesidad de “optimizar el uso de los recursos institucionales tanto en materia de recursos humanos, así como en cuanto a los recursos de naturaleza económica, resguardando un equilibro entre las necesidades y densidad de la población beneficiaria”    

Tras los reclamos 
De tal forma, luego de los reclamos de jubilados, vecinos y dirigentes sociales quequenenses que se llevaron a cabo en los últimos días y de la sesión especial que tuvo lugar el martes en el Concejo Deliberante necochense, para el tratamiento del Proyecto de Resolución en la que el cuerpo manifestó “su mayor y profunda preocupación ante el traslado de trabajadores de la Oficina PAMI de Quequén”, el Instituto fue notificado y deberá mantener una oficina que actúe como Centro de Atención Personalizada en esa localidad.

En ese sentido, se supo que el organismo tendrá que resolver el problema contractual con el locatario de la actual sede o mudar las instalaciones a otro sector en Quequén.  

La nueva intimación 
En su resolución, el juez Bibel volvió a “intimar al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJYP) para que, en forma urgente, inmediata y sin más dilaciones, a partir de la recepción de la presente”, acredite “el efectivo cumplimiento de la medida cuatelar decretada en fecha 25/2/2019 -suspensión de la ejecución de la resolución 225 del 31/01/2019, únicamente en cuanto suprime del anexo VIII de la resolución N°824/DE/15 al centro de atención personalizada de Quequén-, a saber, el mantener el efectivo funcionamiento de un centro de atención personalizada dentro del ámbito geográfico de la localidad de Quequén”. 

Destaca el magistrado al respecto: “cualquiera sea el inmueble utilizado como sede o contratado por el organismo para ello, hasta tanto se dicte pronunciamiento definitivo en la presente tramitación; arbitrando toda medida de acción positiva -ordinaria o extraordinaria- a su alcance que para ello sea menester, e informando pormenorizadamente acerca de cada paso dado en pos de su concreción; así como los datos (nombre, apellido, cargo, legajo, etc.) respecto de los funcionarios encargados del área competente para el cumplimiento de lo aquí ordenado”. 

La orden juidical precisa además que “la suspensión de la ejecución de la resolución 225/2019 deberá ser efectivizada de inmediato, en la forma más expedita posible, evitando todo tipo de dilación y/o traba burocrática”. En ese marco, el juez sancionó además al ente por el incumplimento de la cautelar, resolviendo “elevar el monto de las condenaciones pecuniarias decretadas y aplicadas (astreintes) -que se devenguen a partir de la fecha de anoticiamiento de la presente-, que en este acto se fijan en la suma de pesos: un mil ($1000), por cada día de demora y en favor del amparista, en caso de silencio y/o incumplimiento”.