La escalera recién terminada permite a los visitantes un fácil descenso

Claro, Reta y Orense

Carlos Avila

"Queremos que la gente descubra el Paseo del Arroyo"

12|08|19 20:02 hs.

Esa fue la frase utilizada por Carlos Avila, el delegado de Claromecó que en diálogo con LA VOZ DEL PUEBLO hizo un detalle de los trabajos terminados y de los proyectos con los que buscan seguir revalorizando uno de los espacios más hermosos de la localidad. 


Tras darle continuidad a la construcción de miradores en puntos de visión panorámica, acompañaron las tareas con la puesta en valor de esos sitios, agregando cartelería informativa, bajadas accesibles en algunos sectores, espacios de estacionamiento, cestos de basura y la plantación de especies autóctonas dispuestas de forma que no estorben la visión del paisaje. 


La cartelería informativa ya ocupa algunos sectores, y la idea es extenderla por todo el Paseo


En la sexta cascada, por ejemplo, finalizaron la construcción de una escalera en un sector en el que el descenso a la orilla del arroyo era muy complicado. Unos metros más adelante, en la séptima cascada, además de la bajada con escalera pusieron en valor un amplio sector al costado del camino, que servirá tanto de estacionamiento como de lugar de recreación. En ese punto, además, planean la plantación de las especies autóctonas molle y tala. 

Nuevos carteles 
Días pasados visitaron estos trabajos “Mincho” Massigoge y Hugo Cortes, históricos vecinos de la localidad e integrantes del Museo Anibal Paz, quienes además de destacar la puesta en valor del lugar propusieron ampliar la información de los carteles con un sistema de códigos QR. 


“Mincho” Massigoge y Hugo Cortes, integrantes del Museo Anibal Paz, junto al delegado Carlos Avila y Nestor Zoquini


Además, aprovechando que entre los empleados del Ente hay uno con experiencia en tallado, comenzaron con la renovación de los carteles que indican a qué cascada corresponde cada descanso. 



“Descubrir” 
Uno de los puntos que Avila se encargó de destacar es que el deseo que tienen desde el Ente es que la comunidad y los turistas descubran algunos lugares que están más allá de la séptima cascada. 

Se trata de sectores con un inmenso valor paisajístico, en los que se destacan los frondosos montes que acompañan el arroyo, incluso en algunos lugares hay árboles caídos que cruzan de orilla a orilla y permiten cruzarlo. 



En ese sentido vienen trabajando, no solo señalizando sino también facilitando el acceso con bajadas o escaleras, “que no tienen ningún costo, porque todo lo hacemos con madera de los árboles que se incendiaron en el Vivero”, agregó Avila. 



Punto Limpio 
Hay un proyecto que tiene entusiasmado a Carlos Avila, y por el que se encuentra esperando algunos estudios y autorizaciones para llevarlo a cabo, y tiene que ver con la problemática de los residuos flotantes que llegan por el arroyo hasta el mar. “Tenemos la intención de construir una barrera de contención flotante, que estaría ubicada en el sector del viejo puente ´Rincón de gallegos´”. 

Todas las fotos son de Carolina Mulder


La idea de esa barrera es que contenga los residuos flotantes (plásticos en su mayoría) y los deposite a un costado, contra la orilla, en un cerco delimitado con alambrado olímpico y al que solo tendrán acceso los integrantes del Ente. Allí quedarán los residuos para ser retirados y evitar que sigan arroyo abajo hasta la desembocadura. 

El sistema consiste en una barrera de unos pocos centímetros, que cruzará el arroyo de orilla a orilla en posición oblicua, acompañando la corriente y con una boya en cada extremo para que suba y baje de acuerdo a la altura del arroyo. Esa barrera estará siempre a la altura de la superficie, por lo que no atentará contra la vida marina.