La Ciudad

Por medio de una efusiva nota

Piden una consulta popular por el Enduro de Claromecó

19|08|19 15:55 hs.

Por medio de una efusiva nota firmada por comerciantes, vecinos y organizadores del próximo Enduro en Claromecó, se pide públicamente a las autoridades municipales la realización de una consulta popular, apoyados en una ley provincial y también en la Ley Orgánica de las Municipalidades. 


En el escrito además exigen que funcionarios del gobierno municipal y el Concejo Deliberante “regulen definitivamente las actividades afines”. Con ese resguardo legal buscan disponer de “un marco regulatorio que evite discusiones cotidianas y brinde certezas para saber qué actividades se pueden desarrollar, con qué recaudos y dentro de qué límites”. 

Además harían extensa la consulta popular hacia otros temas que no han dejado de generar polémicas, como la fecha del Rally Bonaerense y eventos como la Cacho Fest.



“Todos habitantes” 
En el encabezamiento de la manifestación pública se destaca que quienes suscriben, “todos habitantes de Claromecó; por derecho propio y/o en nombre de las instituciones que representamos, nos vemos en la obligación de emitir este documento, el segundo en menos de un mes del mismo tenor”. 

Y añade en el mismo sentido que “no es posible que esté la comunidad discutiendo por más de tres años un mismo tema sin que haya una toma de decisión concreta por parte de las autoridades políticas del partido. La comunidad necesita resolver este diferendo”, afirman. 

En un articulado de diez puntos que incluye manifestaciones ofensivas contra quienes han pedido informes de factibilidad ante la realización de eventos que se chocan con impedimentos legales, como por ejemplo ordenanzas, describen en qué contexto hacen el pedido de consulta popular. 



“Acciones concretas” 
En el primero, después de manifestar que son los primeros interesados en conservar los recursos naturales de la localidad, expresan que piden “acciones concretas para tener cada día un Claromecó más limpio, ordenado y con más servicios”. 

También sugieren hacer un uso “razonable” de los recursos naturales; “permitiendo llevar adelante eventos que no generen daños ambientales”. 

“El lugar perfecto”
Sobre todo defienden el sitio elegido para emplazar la pista del Enduro conocida como “El Faro” al sostener que “está en el lugar perfecto”. 

Apoyan esa afirmación en que “infinidad de corredores, público y organizadores nos refieren que es la mejor pista de la provincia de Buenos Aires, como mínimo, sino la mejor del país”. 

Sostienen que ello es consecuencia de “la proximidad con el centro de salud municipal, sus vías de acceso de ambulancias, sus caminos entoscados circundantes que permiten una rápida salida en emergencias; la posibilidad de que el público vea la totalidad de la vuelta, mayormente sin necesidad de contar con un vehículo 4x4”. Pero que también es por “la existencia de un parque de asistencia lindero (Camping Omar Burón – Luz y Fuerza) que permite a los corredores tener el mejor servicio posible de parque cerrado; más una pista ancha, segura, trabada, entretenida y muy técnica. Esa pista constituye un orgullo para los claromequenses”, sostienen. 

Pedido de ordenanza 
En el cuarto artículo le piden al Poder Legislativo tresarroyense cumplir con legislación vigente, como en el caso de la Ley Provincial 15.002 (modificatoria de la Ley 13.927) y del Decreto Nacional Nº 32/18, impone la obligación de destinar terrenos públicos y constituir una zona de circulación segura para vehículos de categorías L6(a), L6G(b), L7(a) y L7G(b)”. 

Al respecto destacan que la municipalidad de Tres Arroyos dispone de esa zona ya previamente construida, que resulta ser el circuito denominado “El Faro”. Allí entonces destacan el pedido al Legislativo local “deberá dictarse la correspondiente ordenanza municipal –cosa que el Concejo Deliberante ya debería haber hecho- que afecte ese terreno público como zona de circulación segura para posteriormente hacer cumplir allí los requisitos de circulación que impone la norma”. 

“Reglas claras” 
La proposición para que el municipio convoque a una consulta popular se apoya –según la nota- en el “artículo 67, incisos 2 al 4 de la Constitución Provincial, o similar para la Ley Orgánica de las Municipalidades o cualquier otro medio de participación ciudadana que estime corresponder, en donde se consulte a los ciudadanos si están -o no- de acuerdo”. 

Remarcan además que “la ausencia de normas claras y modernas es lo que conlleva dilatar hasta el infinito las discusiones como esta. La comunidad de Claromecó necesita reglas de juego claras y sensatas para, a partir de allí, comenzar su desarrollo y no continuar en esta deriva plagada de discusiones”. 



“Posturas extremas” 
Entre los artículos -quinto, sexto y séptimo- se concentraron las duras expresiones hacia quienes, sin ser identificados en la nota, les reprochan profesar “posturas extremas”. 

Se refirieron además a las voces conservacionistas como “una minúscula minoría (ciertamente más ruidosa) de corte intransigente y ciertamente arrogante que pretende constantemente impedir todo tipo de eventos en Claromecó, casi sin distinción y siempre con las mismas razones”. 

También sostienen que esa “minoría”, “tiene a la oposición como único modo de protección ambiental”. Además afirman que se trata de una “minoría de poco hacer y de mucho decir. Algunos de ellos ni siquiera residen en Claromecó”. 

Consecuencias negativas 
Quienes firmaron el comunicado además advirtieron sobre consecuencias negativas contra la localidad balnearia al entender que “este tipo de posturas pseudo-proteccionistas intransigentes, de visión univoca y acotada, no solo distorsionan el sentir y el pensar de la comunidad claromequense, sino que, de implementarse tendrían efectos nefastos para el desarrollo de la localidad”. 

Finalmente afirman que la organización de ese tipo de eventos no genera efectos negativos en los sitios donde se vienen realizando. “No vemos en su realización daño al medio ambiente alguno, y sí advertimos que aparejará beneficios económicos, de difusión de la comunidad, deportivos y otros”. 

“Pedido formal” 
Concluyen pidiendo que la nota sea tomada por las autoridades como pedido formal para la consulta popular pedida, y hasta sea distribuida en los medios de comunicación, que se determine un plazo para la realización de la misma, y que durante ese lapso “se mantenga la realización de los eventos”. “El sentido común indica que si se han hecho más de 20 carreras en esa pista, nada cambiará si se hacen, una, dos o tres más hasta tanto esté terminada la consulta”.