Policiales

Un hombre, sus tres hijos y su sobrina

Identificaron a los cinco fallecidos en el accidente en la Ruta 3

27|08|19 11:41 hs.

La Policía identificó los cuerpos de los cinco fallecidos en el terrible accidente ocurrió en la Ruta 3, en proximidades a Cacharí. Se trataba de un hombre, sus tres hijos y una sobrina suya, todos domiciliados en la ciudad bonaerense de Merlo. El domingo por la noche, el Chevrolet Corsa en el que viajaban chocó primero con un jeep y luego contra la parte de atrás de un camión, y finalmente se incendió. Los ocupantes murieron calcinados.


Después de varias horas de trabajo en el lugar de la Ruta 3 convertido en escenario de este incidente de tránsito -tareas que incluyeron la presencia de funcionarios judiciales, efectivos policiales, bomberos y personal médico- finalmente ayer lunes pudieron ser identificadas esas cinco personas que se trasladaban en el rodado que, tras chocar con un jeep y un camión, se incendió por completo. 

Voceros policiales informaron al diario local El Tiempo que el rodado en el que viajaban las víctimas de este incidente de tránsito estaba registrado a nombre de una hermana del conductor del Corsa. Cuando los investigadores pudieron comunicarse telefónicamente con esa mujer, ella refirió que le había prestado el auto a su hermano para que viajara. 

Según lo informado por voceros policiales, los fallecidos fueron un hombre, sus tres hijos y una sobrina suya. Las mismas fuentes precisaron que las víctimas figuraban con domicilios en Merlo, ciudad ubicada en el conurbano bonaerense. 

Recién poco antes del mediodía del, debido al estado que presentaban los cuerpos, las personas que viajaban en el Chevrolet Corsa pudieron ser identificadas en el marco de la investigación penal que ahora se está llevando adelante por lo sucedido. El hombre que manejaba el auto tenía 39 años de edad y se llamaba Alejandro Daniel Torres. Viajaban con él, y también murieron, sus tres hijos, identificados como Daira Micaela Torres (19), Alexis Torres (18) y Mía Torres (6). La quinta de las víctimas fatales tenía 14 años. Se llamaba Lara Abril Torres y era sobrina del conductor del auto.  

El incidente 
El siniestro ocurrió a la altura del kilómetro 231 de la Ruta Nacional 3, en el tramo que une a Cacharí con Pardo, en jurisdicción del partido de Azul. Por ahora se está instruyendo un sumario penal desde la UFI 6, la Fiscalía que en el Palacio de Justicia local está a cargo de Karina Gennuso. 

El domingo por la noche, cuando se tomó conocimiento del incidente de tránsito, la fiscal Gennuso -acompañada por el secretario de la UFI 6, Juan José González- estuvo presente en ese sector de la ruta convertido en escenario de este incidente de tránsito. 

Según lo informado por voceros de la Subcomisaría de Cacharí, en el siniestro vial los rodados implicados fueron un Chevrolet Corsa en el que viajaban las víctimas fatales, una camioneta Jeep modelo Grand Cherokee y un camión Iveco. 

Los dos rodados de menor porte se incendiaron. A diferencia del conductor del Jeep, que logró salir del vehículo por sus propios medios y fue internado en el Hospital Pintos de Azul, no ocurrió lo mismo con los ocupantes del Corsa, quienes murieron calcinados en el interior del auto, que tenía colocado un tubo de gas. 

Un primer impacto entre esos dos rodados se produjo cuando el Jeep y el Corsa circulaban por la ruta en una misma dirección, en sentido Sur-Norte. 

Posteriormente, el auto chocó contra la parte trasera del camión, colisión que implicó que en ese entonces el Chevrolet Corsa se incendiara.

Tanto el auto como el Jeep fueron a parar a la banquina, mientas que el rodado de carga, que también circulaba por la Ruta 3 en el mismo sentido que lo hacían los demás vehículos implicados en este siniestro vial, detuvo la marcha unos metros más allá de ese lugar donde había sido impactado por el auto que terminó incendiándose y provocó las muertes de sus cinco ocupantes. 

Los otros conductores 
Los mismos señalaron que el conductor del Jeep se llama Horacio Luis Castilla, de 67 años y domiciliado en Capital Federal. 

Cuando el domingo, minutos después de la hora 21, policías llegaron al lugar de la Ruta 3 donde este incidente de tránsito se produjo, con ambos vehículos de menor porte sobre la banquina en llamas, observaron a Castilla, que había logrado salir por sus propios medios del rodado que guiaba. Ese conductor le refirió a los efectivos de seguridad de la Subcomisaría de Cacharí lo que había pasado. Y teniendo en cuenta que se quejaba de dolores en su cuerpo, lo trasladaron a un centro asistencial para que fuera asistido. 

Hasta ayer lunes, permanecía en el Hospital Pintos de Azul. Según lo que fuera informado por la Policía, en el centro asistencial municipal estaba "internado en observación sin riesgo de vida, en carácter de victima/imputado y a la espera del temperamento a adoptar por el magistrado interviniente en cuanto a su situación procesal". 

Había sido ordenado, en el marco de la causa que ahora se está instruyendo por este hecho, que también se le tomara una declaración testimonial al conductor del camión implicado en lo sucedido. 

Llamado Jonathan Fernández, el transportista tiene 26 años y figura con domicilio en la localidad olavarriense de Loma Negra. 

Quíntuple homicidio culposo y lesiones por accidente es la calificación que en principio tiene esta causa penal que ahora se está instruyendo desde la UFI 6 que está a cargo de la fiscal Karina Gennuso. (DIB) MM