La Ciudad

Gestiones en La Plata

Poniendo al día a los pescadores artesanales

28|08|19 13:58 hs.

Una comitiva tresarroyense viajó ayer a la ciudad de La Plata para gestionar la puesta al día de la documentación que se administra de manera digital, para habilitar a las diversas embarcaciones y sus respectivos tripulantes. 


Es por ello que el secretario municipal de Desarrollo Económico, Ciencia y Tecnología, Lucas Carrozi; el director del Ente Descentralizado Claromecó Servicios Turísticos, Carlos Avila; y el pescador Lucas Mulder, pudieron reunirse en la capital bonaerense con la directora provincial de Pesca, Cecilia Paris. 

“Pescadores de Claromecó venían con inquietudes por algún registro de alguna lancha y demás, hablamos con la directora de Pesca Cecilia Paris y nos propuso que hagamos un viaje con toda la papelería que teníamos de las lanchas. Me comuniqué con Carlos Avila y él con los pescadores, y nos acompañó un representante de ellos, Lucas Mulder”, contó Carrozi a LA VOZ DEL PUEBLO. 


Lucas Carrozi, secretario municipal de Desarrollo, Ciencia y Tecnología


El funcionario municipal explicó que desde el municipio se le dio apoyo a los pescadores para realizar “un trámite personal para regularizar los permisos”. Tanto Carrozi, Avila como Mulder destacaron lo dispuesta que se encontró la funcionaria para colaborar con la delegación que ayer realizó un viaje relámpago para recibir asesoramiento y vehiculizar las gestiones.

Atención personalizada 
Agradecido por el acompañamiento de Carrozi, Avila dijo que “deberán los chicos (pescadores) presentar los papales lo antes posible. De hecho algunos estarían mañana –por hoy- mandando vía correo una buena parte de la papelería”. 


Carlos Avila, director del ente descentralizado


El delegado de Claromecó precisó que “este proceso si no lo hacés, pronto va a llegar a todos los puntos la digitalización y si tenés algún papel faltante ya va a estar incompleto tu permiso”. Y añadió que “el tema desde el Ente es apoyarlos por sobre todas las cosas para que no se pierdan fuentes de trabajo”. 

Además de destacar la “amabilidad y disposición” para ayudarlos de parte de la funcionaria bonaerense, señaló que el trato recibido fue personalizado. “Nos aclaró los temas, agarró carpeta por carpeta, entramos 9.30 o 9.40 y salimos a las 14. Todo el tiempo estuvo sólo con nosotros, abocados a Claromecó y a todas las embarcaciones, y nos dio respuestas una por una porque Lucas llevó el nombre de cada una de las embarcaciones y sus propietarios. Por eso ella entró a fijarse en sus archivos y llamó a colaboradores para buscar las carpetas de cada embarcación”, explicó Avila. 

Los pescadores 
Por su parte Lucas Mulder, explicó a este diario que “todos los años hay que hacer determinados trámites tanto en Prefectura como en Provincia para estar habilitados en un 100 por ciento, para pescar. Todos los muchachos están saliendo al mar porque hay buen tiempo y -yo por una cuestión personal, tengo un motor roto- vine en representación de todos”. 


Lucas Mulder, pescador artesanal, concurrió en nombre sus colegas claromequenses


Remarcó en este sentido que como “todo el sistema va cambiando año a año había inquietudes por la digitalización –porque ahora es todo vía digital- pero con apoyo de la Municipalidad y Carlos Avila vinimos a ver cómo tenemos que hacer los trámites de habilitación para estar en regla”. 

Alrededor de 8 por 3 
Contó además que en la actualidad hay ocho embarcaciones en Claromecó a razón de tres personas (familias) por cada una aproximadamente, con un patrón y dos marineros. “Hay una o dos que son nuevas y también fuimos para regularizar ese tema porque hay pescadores que han cambiado las embarcaciones, las han modificado y por eso teníamos dudas y fue también razón del viaje”, sostuvo. 

Resaltó Mulder que en un invierno con pocos viajes hacia Mar del Plata, habían decidido los pescadores dejar para iniciada la temporada de pesca la realización de los trámites. De todas maneras después del encuentro de ayer en La Plata, destacó “la muy buena predisposición de la directora de Pesca y su gente”, desde donde se les pidió ocuparse del tema. “Nosotros desde nuestro lado nos tenemos que poner las pilas para cumplir”, dijo el pescador. 

Temporadas 
“Las temporadas de pesca van variando con los años, ésta temporada del mero entre septiembre, octubre y parte de noviembre es fuerte. Si viene bueno el tiempo se puede enganchar con una temporadita de escuadro –una especie de escualo o tiburón chato que se parece a una raya con alas- se cambian las artes de pesca y terminás en diciembre pescando sapo”, detalló Mulder. 

Después de aclarar que durante el verano la actividad se pone brava por las temperaturas y resulta difícil para trabajar, el trabajo se retoma en marzo. “Pero la realidad es que este es un año que viene bastante pobre de pesca en la costa, así que estamos todos esperando que sea una buena campaña de mero”, manifestó para contextualizar.