Deportes

Torneo Clausura

Colegiales goleó en el clásico

16|09|19 12:17 hs.

Colegiales no sólo jugaba el clásico de barrio frente a Boca en la Bombonerita, sino también la posibilidad de sostener la punta sin compañía antes de cumplir con la obligación de la fecha libre. Por eso no extrañó el apretado y fervoroso festejo de sus futbolistas junto al nutrido grupo de hinchas que pobló el sector visitante, tras obtener un categórico 3 a 0 en escenario xeneize. 


El trámite del partido mostró equilibrio durante la mayor parte del primer tiempo. Sin llegadas a fondo de ambos bandos, tardaron un buen rato en lastimarse y lo hicieron a cuentagotas. 


Fotos Marianela Hut


Boca obligó con una contra encabezada por Carrera que motivó un cierre providencial de la defensa escolar, mientras que los de Guillermo Sauce dispusieron de la chance más clara en los pies de Videla luego de una estelar habilitación de López, con una definición que se fue apenas desviada. 


Fotos Marianela Hut


Precisamente el “10” de Colegiales generó la ruptura de la paridad. Recostado sobre la derecha, se sacó la marca de encima y encaró hasta el fondo. Su remate al arco (queda la duda si intentó el centro) no encontró buena respuesta en Coronel y se transformó en el 1 a 0 parcial, justo antes del epílogo de los 45 minutos iniciales. 

El local pugnó por el empate ni bien comenzó la etapa final, con un remate de Ciccioli que se elevó por sobre el travesaño. Pero el puntero del campeonato dio el golpe letal al aprovechar una pelota parada que culminó con el cabezazo goleador de Amado (ingresando por el segundo palo), antes del cuarto de hora. 


Fotos Marianela Hut


A partir de allí, el cotejo se quebró. Boca no encontró los caminos para achicar la brecha, y el Escolar se sintió cómodo con la diferencia. Para colmo de males, el árbitro José García sancionó sin dudar la pena máxima a favor de la visita que Videla cambió por conquista, promediando el segundo tiempo. 

Los últimos 25 de juego estuvieron de más, y Colegiales cantó victoria en el campo de su rival de siempre. Ahora afrontará un parate prolongado (de 21 días, por el receso de la primavera y la fecha de descanso), pero con la tranquilidad de saber que lo hará como líder indiscutido.