La Ciudad

Seis jóvenes holandeses visitan Tres Arroyos

La mirada holandesa sobre logística

18|09|19 11:04 hs.

Un grupo integrado por seis jóvenes holandeses inició ayer una visita a Tres Arroyos, como parte de una investigación multidisciplinaria que está realizando en nuestro país. Ellos son Geraldine van der Storm, Jorick Besier, Raymond van Zwieteren, Kees van Son, Simon van Hees y Niels Robbertsen, quienes fueron recibidos por la cónsul Ida van Mastrigt. 


En la primera jornada visitaron la sede de la Cooperativa Alfa, el cementerio danés y el hogar de ancianos El Atardecer. En horas de la tarde, también estuvieron en LA VOZ DEL PUEBLO, donde tuvo lugar una entrevista. Geraldine van der Storm cuenta con algunos conocimientos del idioma español, por lo cual -junto con Ida van Mastrigt- tuvo el rol de traductora. Todos tienen una formación universitaria en distintas ramas de la ingeniería (Civil, Mecánica o relacionada con la Gestión Industrial) y cursaron en la Universidad Técnica de Delf. Además están realizando una Maestría en Transporte, Infraestructura y Logística. 

Llegaron a nuestro país el 20 de agosto y en primer término, visitaron Salta para tomarse unos días de vacaciones. Luego se dirigieron hacia la ciudad de Buenos Aires y dieron inicio al trabajo de investigación. 

El punto central del proyecto es evaluar el corredor logístico entre el puerto de Bahía Blanca y distintos lugares de la provincia de Buenos Aires, así como también el puerto de la capital federal. En este contexto, analizarán si el desarrollo de Vaca Muerta está generando un mayor movimiento de contenedores en la terminal portuaria bahiense. 

El eje de la tarea es considerar la forma de optimizar el mencionado corredor. Así lo explicaron en nuestra redacción y contaron que hoy continuarán con la recorrida en Tres Arroyos, podrán conocer el Colegio Holandés, el Parque Industrial y la planta de silos de la Cooperativa Alfa. 

El cronograma de actividades en la provincia continuará con el viaje hacia Coronel Dorrego, donde dialogarán con un economista; y luego se dirigirán hacia el puerto de Bahía Blanca. 

Jorick Besier es el único que había estado en Tres Arroyos, pero tenía solo cuatro años. “Hay una foto que está en mi jardín con los padres, no me acordaba”, señaló Ida van Mastrigt. Para los otros cinco profesionales, es la primera vez en Argentina; Geraldine van der Storm indicó que “habíamos leído de Tres Arroyos anteriormente, aunque no sabíamos que iba a ser una cita tan importante para nuestro estudio”.

Hasta noviembre 
Con todos los datos y la documentación que obtengan van a elaborar una tesis, que entregarán en la Universidad de Delf, al supervisor de esta investigación, así como a empresas y autoridades del puerto. “También a la Embajada de Holanda”, agregaron. 

En este sentido, comentaron que el jueves pasado participaron en la gala que realizó en Buenos Aires la Cámara de Comercio Argentino Holandesa, por sus cien años de actividad. Allí tomaron contacto con el embajador Roel Nieuwenkamp. En el encuentro, que tuvo lugar en el Palacio de las Aguas de AySA, también participó la cónsul. 

Van a permanecer hasta noviembre en Argentina y destacan “la naturaleza”. De la misma manera, valoran que “la gente es muy hospitalaria, amable. Siempre está lista para ayudar”. 

En el ámbito local, están apreciando las características de las instituciones que impulsó la colectividad holandesa (algunas compartidas o en común con inmigrantes y descendientes daneses, como el cementerio y el hogar de ancianos). Podrán ver hoy la expansión de las industrias, un área de especial interés para el proyecto que llevan adelante.