Sociales

Los destinatarios del recital de Mariano Martínez

“La pelota es una suerte de atrapa-chicos”

18|10|19 09:40 hs.

Detrás de la presentación de Mariano Martínez, líder y guitarrista de Attaque 77, esta noche en La Casona, subyace el motivo real que genera su llegada a Tres Arroyos, y guarda relación con un fin solidario. 


Entusiasmado con la idea de colaborar con la Escuela de Fútbol del Barrio de Los Ranchos, el artista ofrecerá hoy a partir de las 22.30 un recital de tono intimista, acústico, por el que no percibirá remuneración alguna y cuya recaudación se destinará íntegramente a la sustentabilidad de la citada iniciativa. 

Sergio Rodríguez, mentor del proyecto, explicó que “nuestro trabajo con la escuelita comenzó hace unos seis años, por una inquietud personal. Con mi esposa salíamos a recorrer el barrio y veíamos la situación de los pibes, entonces decidimos hacer algo”. 

“Muchos saben que me desempeñé en el fútbol durante varios años -amplió- y por ello considero que la pelota es una suerte de ‘atrapa-chicos’. Una vez que ellos se interesan en este deporte, luego se le pueden inculcar otros valores, tales como la inclusión o el respeto por el otro”. 

La Escuela de Fútbol de Los Ranchos funciona en el predio ubicado en Emilio de la Calle y Buchardo, en donde se concentra toda la actividad estrictamente deportiva. Los entrenamientos se desarrollan de lunes a viernes, y después de cada práctica los niños reciben la merienda en la casa de Sergio y su esposa Celeste. 

“Trabajamos con chicos y chicas cuyas edades oscilan entre los 5 a 13 años. Hay casi un centenar de pibes que concurren, entre aquellos que lo hacen asiduamente y los que asisten de manera más esporádica”, reveló Zapatilla (tal como se lo conoce). 

Colaboran con la enseñanza específica de fútbol Gustavo Paguegui, Gustavo Martínez, “Pili” Julián, Jesica Dufur y Luciano Saltapé (en el segmento de preparación física).

Ejemplos que lo hacen posible 
Rodríguez explicó que “tratamos de ser una especie de filtro inicial para aquellos que luego continúan su trayecto por los clubes locales. Tenemos el caso concreto de Máximo Espinal, que dio sus primeros pasos en nuestra escuelita y con el tiempo logró firmar su primer contrato nada menos que con Boca Juniors”.

“Su ejemplo resulta valioso para los demás chicos del barrio, porque entienden que si él pudo alcanzar ese objetivo, ellos también se tienen que animar. De cualquier manera (y por eso es tan importante el evento que tendrá como protagonista a Mariano Martínez) hay que generar recursos para que este proyecto se sostenga en el tiempo. Ideas para desarrollar surgen a montones, pero siempre caemos en el aspecto económico”. 

Mónica Morcillo se enteró de la iniciativa que asumió Sergio junto con su esposa y decidió prestar ayuda. “Me parece un proyecto de una generosidad enorme, con mucho impacto social en el barrio, porque no es solo fútbol sino también valores (solidaridad, compañerismo). Se trata de una tarea silenciosa que lleva a cabo un grupo de gente, que son referencia para los chicos”. 

“Desde mi lado- detalló- trato de colaborar con cuestiones administrativas, solicitar donativos para la merienda, y ahora gracias a mi vínculo con la gente de La Casona pudimos contactarnos con Mariano Martínez, que se enganchó muchísimo con la idea. Quienes participan y organizan este recital lo hacen a beneficio, nadie cobra un peso, y vale aclarar que las entradas ya se agotaron. No quedan más que palabras de agradecimiento, porque se trata de una figura del rock nacional, y estoy segura de que vamos a mantener el vínculo con la Escuelita”. 

A la hora de reflejar los objetivos prioritarios de la Escuela de Fútbol de Ranchos, Sergio remarcó finalmente que “la necesidad primordial apunta a que la gente se acerque a participar; queremos que vayan al lugar y nos conozcan. Serviría de mucho para terminar de darle forma al proyecto”.  


Add space 300x250x2