Internacional

Gloria Aldaya

Una tresarroyense en Barcelona

19|10|19 10:49 hs.

La tresarroyense Gloria Aldaya es diseñadora gráfica y hace unos meses trabaja en Barcelona.


Las imágenes televisivas de lo  ocurrido en esa ciudad alertaron a su familia y amigos que la llamaron para preguntarle cómo estaba. 

Los disturbios comenzaron el lunes, cuando el Tribunal Supremo condenó a nueve líderes independentistas a penas de hasta 13 años de cárcel por su papel en el fracasado intento de secesión de Cataluña en octubre de 2017.

Gloria decidió trabajar esta semana desde su casa porque como consecuencia de los disturbios hubo corte en los servicios de metro además de manifestaciones violentas en las calles. 



Durante la tarde de ayer la tresarroyense transitó por una de las columnas que marcharon por las calles de Barcelona durante la huelga que ella llamó “oficial”. De esa experiencia le dijo a LA VOZ DEL PUEBLO que “había jóvenes, familias, muchos llegaron de varios pueblos de Cataluña, especialmente porque fue el día de la huelga oficial”. 

Asimismo explicó que sus compañeros de trabajo cortaron con sus actividades y “se fueron a las calles”. 

Sin embargo destacó que en la zona por la que ella caminó y en su barrio, la manifestación fue muy tranquila y multitudinaria. 



“Escuché de amigos que viven en otros barrios que la policía reprimió y la gente prendió fuego muchas cosas. Pero la que yo viví fue la huelga más tranquila, pudimos usar el metro y llegar bien a casa, pero hay lugares donde la policía reprimió con gases y los manifestantes rompieron cosas”. 

Gloria contó que le escriben para ver cómo está, “yo me encuentro bien, pero sí tengo amigos que los corrió la policía, además está todo vallado”. 



Del primer día de revuelta Gloria indicó “El lunes fue muy violento, fue el primer día por lo que me resultó más shockeante, el día de la sentencia a los presos políticos catalanes. Ahí hubo contenedores prendidos fuego por todos lados, vidrios rotos, corridas y heridos”. 

Finalmente expresó que fue muy “Impresionante la gente, en mi trabajo se fueron casi todos a manifestarse, pero fue más tranquila”. 

Los hechos violentos de ayer comenzaron en la tarde cerca de la comisaría central de la Policía Nacional en Barcelona, en Vía Laietana, pero los disturbios se expandieron después por todo el centro, alcanzando la Plaza Cataluña, al comienzo de las emblemáticas Ramblas de la capital catalana.