Carta de Lectores

Escribe Mario L. Pola

¿Macri puede ser el líder de la futura oposición?

06|11|19 18:13 hs.

Señora directora: 


Unos días después de la contundente derrota sufrida el pasado domingo 27 de octubre, el Presidente Mauricio Macri y sus más cercanos y escasos seguidores han comenzado una campaña tendiente a posicionarse en la cabeza de una futura oposición. 

Varios factores, entre los cuales no es menor el recuerdo de una desastrosa gestión, harán sumamente difícil lograr el objetivo, más que nada porque además del recuerdo de su olvidable paso por el Ejecutivo Nacional, ya dentro de su propio espacio hay serias objeciones al ambicioso proyecto macrista. 

Muchos factores se juntan para que la imaginación del grupo que constituyó en parte el proclamado mejor equipo de los últimos 50 años se convierta en una quimera. No será éste un camino tan fácil como el que tuvo Macri en su juventud, como exponente vívido de niño rico al que todo le fue servido en bandeja de plata, plata que no se circunscribe solamente al preciado metal. Se lo demuestra el ser el primer presidente constitucional que no obtiene ni siguiera la posibilidad de competir en una segunda vuelta electoral con una derrota que estará en los 10 puntos porcentuales de diferencia. 

Es que pasados los días de un repiqueteo de discursos oficialistas ayudados por los grandes medios de comunicación (algunos de los cuales ya están programando el cambio de estrategia), se irá haciendo patente el patético resultado de la gestión macrista, que solamente pudo mostrar tarifazos, ajustes, endeudamiento catastrófico, cierre de innumerables empresas, salvo las del sector financiero, marketing en materia de seguridad, y una creciente inflación producto de, según las propias palabras del presidente eyectado, la incapacidad de gobernar el país. Todos estos factores irán conspirando contra la pretendida vigencia que le otorgó un 40 por ciento de los votos, escondida detrás de un indiscutible rencor anti peronista y exacerbado por un más actual resentimiento anti Cristinista. 

El indisimulado enfrentamiento de Macri con la también eyectada gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se puso de manifiesto con la aparición del primo presidencial “Jorge que es Macri”, quién se dedicó a separar a los intendentes que responden a la pronto ex gobernadora de los varios díscolos, que inclusive propiciaron el corte de boletas a favor del contrincante peronista. No menos importante es el acercamiento con el ex peronista y luego vidalista Ritondo ofreciéndole la presidencia de la Cámara de Diputados, aunque esto último produzca un disgusto con Emilio Monzó. 

A todo este puchero gordo con riesgo a que los choclos se vuelvan marlos, se suma la renuncia a plazo fijo de Elisa Carrió, que no ahorró diatribas contra varios funcionarios del Presidente y que seguramente ve perdiendo fuerzas en su objetivo de posicionarse en la disputa de lugares de privilegio dentro del alicaído Cambiemos, además de los problemas que le acarreará el affaire que la involucra su aparente complicidad con Marcelo D’Alessio y el periodista Daniel Santoro. Tampoco se vislumbra muy promisorio el futuro del candidato a vicepresidente Miguel Pichetto, que en un arranque de ira, acusó al ministro de transporte Guillermo Dietrich con un adjetivo similar al usado por Cristina Fernández a Oscar Parrilli. 

Paralelamente, es muy posible que otro de los problemas que enfrente Macri en su pretendido camino de ser el referente de la oposición, es el sector del radicalismo Cambiemita, cuyas cabezas principalmente encarnadas en el mendocino Alfredo Cornejo, quien nunca ocultó su desconfianza en la capacidad del ex presidente de Boca, y que ahora, envalentonado con los resultados obtenidos en su provincia, estará presto a pasar la factura por los servicios prestados. Y finalmente, no lo por eso menos importante, está la figura del triunfante Jefe de Gobierno de la CABA, Horacio Rodríguez Larreta, quien se encargará seguramente de incorporar algunos caídos del gobierno nacional para ir preparando el camino a una posible candidatura presidencial dentro de 4 años. 

Mientras tanto, Cambiemos seguirá muy de cerca los pasos del Presidente electo y seguramente continuará contando con el apoyo desestabilizador de algunos medios de comunicación que no trepidaron en instalar una inventada indisposición de salud de Alberto Fernández sin olvidar el agravio de otro “periodista independiente”, que no dudó en afirmar el aspecto de amnésico y masoquista del electorado que se pronunció contundentemente el pasado domingo 27 de octubre. 

El escritor Español Fernando Sánchez Dragó escribió alguna vez que “la libertad de opinión y expresión, que es sagrada, sólo puede existir en el contexto y el caldo de cultivo del decoro, la buena educación, el buen gusto y el respeto a la dignidad de las personas”.

Mario L. Pola