Felipe Yané junto al numeroso grupo de amigos y familiares que lo acompañaron (Miguel Angel)

Deportes

Las Mayores

Felipe Yané, el rey de Minicross

11|11|19 14:08 hs.

SAN CAYETANO (Enviado especial).- Cómo explicar que un chico de 16 años ejecutó y concretó maniobras de un piloto de vasta trayectoria; que mantuvo la presión como un experimentado y que en la última vuelta, con la precisión de un reloj suizo, ejecutó ante el monarca reinante a gran velocidad y por el radio externo, un osado sobrepaso que le dio ni más ni menos que el título de campeón 2019 de Minicross.


Todo esto fue lo que ayer hizo Felipe Yané en el Premio Coronación, para desatar la locura total en sus seguidores y el máximo reconocimiento en las 3000 almas presentes en el Autódromo Parque del Club Independiente de San Cayetano. 

Y la razón debe buscarse por el lado de que este jovencito es un pilotazo, que por sus venas corre sangre con altos valores de temple, capacidad y tranquilidad. Además del corazón que late con la inconfundible fuerza de su apellido, el de una familia “ligada genéticamente” al automovilismo. 


En su primer año, Felipe Yané se consagró campeón de Minicross. Con ese apellido... (foto Miguel Angel)


Así, Tres Arroyos vuelve a disfrutar de un hijo campeón en el automovilismo zonal; y como si todo esto fuese poco, Felipe lo consiguió el mismo año del debut. 

El automovilismo zonal vivió una fiesta total ayer en San Cayetano, con una multitud en el predio, carreras de buen nivel, una organización acorde a lo disputado y la confirmación que las mayores están más fuerte que nunca. 

Minicross llegó con varios candidatos y esos aspirantes se mantuvieron hasta la final, aunque todo el mundo suponía que pese al nivel de Reynosa, Duarte y Pedone, la corona no salía de García o Yané. 

Por el destino que sentenció la clasificación, el juarense salía primero a pista y en la serie exigió al tresarroyense ganando la suya. Y Yané respondió ganando… 

En la semifinal García se impuso y volvió a saltar transitoriamente a la punta del campeonato, y Yané respondió ganando… 

No alcanzaron 9 fechas durante todo un año para resolver el campeonato que todo pasó a resumirse a la última final, donde, encima, ambos compartían la primera fila. 

La situación era simple pero extremadamente compleja: quien cruzaba primero la meta era campeón. García largó mejor y Yané no pudo meterse a sus escapes, perdiendo varios puestos hasta caer al sexto lugar; se recuperó enseguida con Fernández pero estaba lejos. 


Felipe Yané, un "pilotazo" de 16 años (foto Miguel Angel)


Y apareció el primer AS que limó diferencias pero él era 5º y García ganaba. Aunque todo comenzó a cambiar lentamente, porque el juarense cedió ante Reynosa primero y Duarte después; no quería entrar en roce pero no era el mismo de antes, y Yané parecía enderezar el rumbo.

Fueron 3 AS en total, lo que quitaba ritmo, pero exigía al máximo, como Pedone a García, quien debía trabajar cada vez más para que su auto fuera derecho. 

Y cuando parecía que el destino estaba sellado, al entrar en la última vuela con Reynosa ganando, Duarte siendo segundo, García tercero, Pedone cuarto y Yané quinto, todo cambió. 

Pedone se la mandó al juarense entrando en la “1”, no solo que lo pasó, sino que lo sacó del radio de giro ideal, ni lerdo ni perezoso, Felipe le pidió todo al auto que brillantemente le prepara su padre, Guillermo, vio la chance y se lanzó. Tomó el mínimo espacio que había por afuera, se le puso a la par, ambos estiraron al máximo el frenaje antes de entrar a la “S” y allí sobresalió el pequeño gigante, roce de García incluido.

Sobrepaso asegurado y título a pocos metros. Pero la carrera depararía otras sorpresas, el triunfo en los últimos metros de Duarte, el despiste de Pedone y la emoción del año con la consagración del piloto más joven de la historia: el tresarroyense Felipe Yané.