Interés General

.

Diabetes: más de la mitad de los que la padecen lo desconocen

16|11|19 13:32 hs.

Más de 425 millones de personas viven actualmente con diabetes. Puede ser mortal o discapacitante. Sin embargo con un diagnóstico temprano se alcanza una buena calidad de vida. 


El jueves 14 de noviembre en ocasión del Día Mundial de la Diabetes, que se instauró en 1991 como medida para aumentar la concienciación global sobre esta enfermedad. Para cumplir con este postulado se realizó un encuentro de sensibilización en el CIC de Olimpo. 

Esta jornada conto con expositores que abordaron la enfermedad desde distintas dimensiones. Desde lo clínico, lo trabajo la doctora Mercedes Irigoyen; desde lo preventivo disertó el servicio de nutrición y desde el trabajo de acompañamiento integral el servicio de trabajo social del Centro de Salud. 

Abordar en familia 
El tema de este año se centra en “la familia y la diabetes”, ya que un estudio de la federación internacional de la diabetes rebela que muchos padres tendrían dificultades importantes en detectar los síntomas de la diabetes en sus hijos, a pesar de que muchas familias tendrían un familiar con la enfermedad, indica la licenciada en nutrición Sofía Colantonio. Una de cada tres familias en las que se detectó diabetes no pudo detectarla en sus niños por lo cual este año se pone énfasis en la importancia que tiene la familia en la gestión, la atención y la prevención ante esta condición. 

Una de las premisas fundamentales de esta campaña es la detección temprana. Los índices indican que la mitad de la población que padece diabetes aun no fue diagnosticada y no lo sabe. Por esta razón desde el sistema de salud se realizan y fomentan estas actividades de capacitación, ya que un diagnóstico temprano es fundamental para prevenir secuelas que pueden amenazar la vida, ya que la diabetes tipo 1 puede ocasionar una discapacidad o la pérdida de la vida. 

La diabetes es una enfermedad crónica en la cual el cuerpo no puede fabricar la suficiente cantidad de insulina (hormona pancreática) o la cantidad es insuficiente como para mantener un nivel glucémico (azúcar en la sangre) adecuado, esta es la diabetes tipo 1, que debe controlarse a diario, recurrir a medicación e incorporar hábitos saludables, indica la doctora Irigoyen diabetóloga quien disertó en primer lugar. 

La mayoría de los casos son diabetes tipo 2, que en gran parte se puede prevenir mediante la actividad física regular, una dieta sana y equilibrada y la promoción de entornos de vida saludables. Las familias tienen un papel clave que desempeñar al abordar los factores de riesgo modificables para la diabetes tipo 2 y deben contar con educación, recursos y entornos para vivir un estilo de vida saludable, indica la licenciada en nutrición Ana Bracco. 

El conocimiento de los signos, síntomas y factores de riesgo para todos los tipos de diabetes es vital, que fueron muy claramente explicados por la doctora Mercedes Irigoyen. 

Durante el transcurso de la jornada se realizó control de glucemia y de números saludables; como así también la entrega a los presentes de alimentación saludable en el break. 

Desde la integralidad
Desde el servicio de trabajo social, las profesionales explicitaron el método de acompañamiento, seguimiento y contención que debe llevarse adelante para lograr la adhesión al tratamiento tanto de las personas que padecen diabetes, como de su entorno. 

Las complicaciones graves que traen aparejados los casos graves que llevan a amputaciones, retinopatías diabéticas que producen ceguera, son las que se encuentran entre las más comunes y de gran impacto para la vida de la persona como para el sistema de salud; ya que se debe garantizar un circuito de cuidado; que muchas veces es complejo de sostener para las familias. Por lo cual todos los profesionales coincidieron que cumplir con las recomendaciones médicas, como las de mejorar la alimentación, sumar actividad física de manera diaria, generar ambientes libres de humo y cumplir con los tratamientos no solo son pautas que deben incorporarse en un núcleo familiar en el que se conviva con la diabetes sino que debemos hacerlo todos y cada uno y no con el objetivo de controlar una enfermedad sino de vivir mejor. 

Por último las integrantes del servicio de trabajo social brindaron a los presentes las herramientas con las que cuenta el sistema público de salud; como lo es el programa Prodiaba, y se inició un intercambio de conocimientos entre los presentes. 

Qué es el Prodiaba 
Es el Programa de Prevención, Diagnóstico y Tratamiento del Paciente Diabético de la Provincia de Buenos Aires. Brinda a los pacientes diabéticos las herramientas que permiten un adecuado control de su patología, y está dirigido a la población que padece diabetes y no cuenta con cobertura de obra social ni capacidad económica para afrontar el tratamiento. 

El Programa otorga insumos y medicamentos para el tratamiento de la diabetes. Además ofrece a la red de hospitales públicos la capacitación del equipo de salud y la educación de los pacientes y sus familiares, que en Tres Arroyos se realizó a través de 10 encuentros entre los que se abordaron temáticas tales como adulto mayor, actividad física, diabetes en pediatría y se cursaron a través de la red de telemedicina del Hospital El Cruce. 

Tiene convenio con la Fundación Zambrano de Buenos Aires, para resolver los problemas que esta enfermedad produce en la visión. Aquí se podrán realizar las siguientes prácticas: Angiografía Digital/ Láser: Fotocoagulación/ Panfotocoagulación Inyección de antiangiogénicos/ Cirugía de Retina y Vítreo/ Tomografía de Coherencia Optica (OCT). Para la inscripción en dicha fundación, es requisito que el paciente esté en Prodiaba en condición de ACTIVO. 

Requisitos de inscripción a Prodiaba: 
Planillas de inscripción completa por médico de cabecera, generalista o endocrinólogo. Solicitarla en Ventanilla de Trámites Sociales o al médico Endocrinólogo del centro de salud. Una vez completa por el profesional se entrega en el mismo sector del Centro de Salud. No contar con obra social. Padecer diabetes. Realizar su renovación anual.