Policiales

Incidentes en el final

Mapache Fest: hubo peleas y aseguran que la seguridad no era suficiente

25|12|19 19:45 hs.

La Nochebuena volvió a mostrar su lado violento en nuestra ciudad durante la madrugada de ayer. Si bien afortunadamente no hubo que lamentar heridos de gravedad, un menor de edad fue hospitalizado a raíz de las lesiones sufridas en una fiesta privada conocida como Mapache Fest, desarrollada en un predio abierto ubicado en la calle Lisandro de la Torre (camino de cintura norte) entre Santiago del Estero y Mendoza. 

A lo largo de toda la jornada de ayer, se pudieron ver en las distintas redes sociales quejas sobre la supuesta escasa seguridad (aseguran que hubo numerosas peleas) y medidas de higiene necesarias (no había baños químicos) para el normal desarrollo de la celebración, que contó con una numerosa asistencia de miles de jóvenes, menores y mayores de edad. 

En ese sentido, hasta llegó a viralizarse un video casero realizado a la salida del evento, en el varios asistentes participaron de una pelea de la que terminaron siendo separados por la policía, convocada a tal efecto. 

Al mismo tiempo, desde el Hospital Pirovano confirmaron a LA VOZ DEL PUEBLO que un menor de edad debió ser trasladado en ambulancia desde el citado predio hasta el área de emergencia, aunque luego de recibir la atención médica de rigor, fue retirado del lugar por su madre. 

Por otra parte, también trascendieron quejas por la existencia de picadas en las inmediaciones al predio de la fiesta y la prácticamente nula existencia de controles policiales o de una adecuada seguridad privada. 

El alivio estuvo representado por la inexistencia de heridos por pirotecnia, una de las preocupaciones de siempre en esta época del año. 

La previa 
Los incidentes de Nochebuena también tuvieron su previa. Ya que en horas de la tarde del martes, autores ignorados rompieron la vidriera del local La Granja de Emma, con el objetivo de entrar y llevarse el dinero que había en la caja registradora. 

Ese episodio ocurrió en la tarde del martes y los ladrones actuaron con celeridad antes de llevarse el citado botín. 

A raíz de este episodio, se iniciaron actuaciones judiciales de índole penal por “daño y robo” con intervención de la Fiscalía en turno. 

Al mismo tiempo, en la madrugada del mismo martes, un productor que reside en un establecimiento rural de la calle Saavedra al 1800, sufrió la sustracción de dos vaquillonas, una de las cuales, de 350 kilos, encontró faenada.