Policiales

Ayer se dio a conocer

Esperaron que dos jubilados vuelvan de hacer las compras para asaltarlos

09|01|20 08:54 hs.

Casi tres semanas después de haberse perpetrado, se conoció un nuevo asalto a jubilados en nuestra ciudad. Esta vez, las víctimas fueron un matrimonio de 84 y 85 años que, con reservas de identidad y domicilio, accedieron a confirmarle el hecho a LA VOZ DEL PUEBLO. 


Después de reconocer que todavía tienen miedo, ya que uno de los delincuentes les juró que volvería si se enteraba que había sido radicada la denuncia, uno de los damnificados recordó que, junto a su casa, había ocurrido otro asalto a fines de septiembre. 

“Primero asaltaron al vecino y después me tocó a mí”, comentó antes de referirse a un detalle que se repite en otros episodios similares perpetrados en Tres Arroyos, “vimos un (vehículo utilitario marca Peugeot) Partner parada desde la mañana y alrededor de las 12. Como hay mucha gente trabajando en obras de esta cuadra, no me llamó la atención”, dijo el abuelo refiriéndose al vehículo en el que se movilizaban los ladrones, el cual regresó media hora antes de que salgan a hacer las compras al supermercado y esperó su regreso para cometer el asalto.

Entradera 
En ese sentido, la víctima recordó que los delincuentes permanecieron dentro de la camioneta hasta las 19, cuando él y su esposa llegaron del supermercado, “abro el portón y entro la camioneta. Después voy a la casa a buscar una llave y cuando vuelvo, se me mandan”, señaló refiriéndose a la aparición de los delincuentes. 

Tal como explicó el jubilado asaltado, el vehículo tiene vidrios polarizado “bien oscuros”, lo que impide ver a las personas que hay en el interior, “a mí me agarraron y apretaron”, pero no me lastimaron, comentó refiriéndose al accionar delictivo sin uso de armas que efectivizaron los ladrones. “Mi esposa les decía ‘¿vos no tenés mamá?´, y ellos respondían enojados “¡tengo hijos y tengo que mantenerlos!”.

De acuerdo a la breve descripción de una de las víctimas, los ladrones eran dos sujetos de 28 y 35 años que actuaron encapuchados y aparentemente sin exhibir armas de fuego. Luego de poco más de una hora, se fueron del inmueble con la jubilación, “desgraciadamente me llevaron la plata de la jubilación y alhajas. Pero si no les daba nada seguro que me amasijan”, reflexionó. 

Si bien en principio no tuvo deseos de hacer la denuncia, la víctima explicó que la DDI actuó de oficio luego de enterarse por comentarios lo que había pasado. 

Un mes especial
El asalto a estos damnificados ocurrió el pasado 19 de diciembre, casi 10 días después del violento robo que le costó la vida a Hugo López. Ese mes, también se conocieron de manera extraoficial distintos episodios en los que los delincuentes se movilizaron en una Peugeot Partner, color blanco. En ese sentido, como factor común, cuando se retiran del lugar, sus ocupantes amenazan a las víctimas para que no denuncien el caso a la policía o lo divulguen a la prensa. 

En el caso del último episodio, las imágenes de distintas cámaras de seguridad privada habrían arrojado resultado positivo sobre los autores del atraco más reciente.