Claro, Reta y Orense

InfoSalud

Para prevenir los accidentes en la costa

11|01|20 18:17 hs.

En temporada de vacaciones estamos más propensos a sufrir accidentes, ya que incorporamos en nuestro día actividades al aire libre de manera más frecuente que en otras épocas del año. 


La doctora Aldana Capristo y a la enfermera Daniela Reynal, señalaron que en el Centro de Salud de Claromecó se atienden en temporada alta aproximadamente dos mil c onsultas mensuales. Entre las asistencias se registran politraumatismos, fisuras, esguinces, lesiones por cortes, o intoxicaciones, como las de mayor incidencia.

Datos interesantes 
Al pormenorizar sobre el trabajo que realizan, la profesionales puntualizaron que respecto a accidentes en la playa, desde que comenzó la temporada hasta la fecha se destacan los traumatismos, por lo que se puede decir que seis de cada diez consultas se producen por traumatismos varios, desde un corte a caídas de altura devenidas en fracturas potenciales.

En cuanto a esguinces o fracturas, los accidentes más comunes se dan debido a tropezones en las rampas de descenso a la playa, ya que en general se baja con gran cantidad de objetos necesarios para pasar el día en la costa y esto ocasiona fracturas, fisuras, esguinces en miembros inferiores generando discapacidad temporal, que si bien en su mayoría no revisten gravedad, si requieren de atención inmediata. 

La doctora Capristo indicó que se debe tener mucha precaución al caminar descalzo por zonas rocosas o cubiertas de algas, ya que se pueden producir caídas y en consecuencia lesiones. 

Tanto el personal del Centro de Salud, como el jefe de Guardavidas de Claromecó, Diego Miranda, hacen hincapié en los cuidados que se deben tener al realizar deportes de agua (kitesurfing, motos de agua, surf, Tabla Stand Up, Paddle Surf, uso de botes, etc.) y expresan que se deben realizar con todos los elementos de seguridad correspondientes a cada caso en particular. En caso de alquilar ese tipo de rodados se deben requerir cascos, chalecos y cinturón de seguridad, en caso de corresponder; ya que pueden generar fuertes politraumatismos, lesiones en nariz o mandíbula entre otras consecuencias.

Las consecuencias más graves del uso inadecuado de vehículos acuáticos o zambullirse en aguas poco profundas, son las conmociones, lesiones cerebrales o contusiones craneanas (golpes). 

Siempre llamar al 107 
Claromecó no está ajeno a que en sus calles se produzcan accidentes de tránsito, aunque su índice es bajo comparado con ciudades como Tres Arroyos. 

Sin embargo, en el último tiempo se registraron accidentes en moto con secuelas de importancia, ya que uno de ellos derivó en una lesión vertebral y el último registrado donde se produjeron fracturas de huesos largos, que al ser movilizado de forma incorrecta al ser trasladado en vehículo particular al Centro de Salud, se registraron lesiones de importancia que requirieron el traslado a la ciudad de Bahía Blanca; por lo cual tanto la médica como la enfermera recomiendan siempre llamar al 107 y no realizar traslados en vehículos particulares, de personas que no pueden movilizarse por sus propios medios; ya que una práctica realizada de manera errónea perjudica el estado del paciente. 

En tercer lugar, se ubican los cortes y perforaciones que son lesiones causadas por vidrios, botellas rotas y latas. La enfermera Daniela Reynal aconsejó que es muy importante contar con calzado para la playa, así como el uso de cestos o bolsas de basura para ser desechadas en los espacios habilitados para tal fin o llevarlas hasta el domicilio que es lo más aconsejable y que no implica un esfuerzo para el veraneante. 

La doctora Capristo y la enfermera Daniela Reynal describen sus acciones, ante este tipo de situaciones: en primer orden se realiza el triage que es la clasificación donde se determina la gravedad de las lesiones, luego el personal de enfermería realiza la atención inicial junto a control de signos vitales y revisación cefalocaudal. Junto al médico, se efectúa el control de permeabilidad de vía aérea e inmovilidad de la zona dañada. 

Enfermería realiza una o más vías periféricas para reponer volumen y se hace nuevo examen físico en busca de otras lesiones, se estabiliza el mismo y en caso de ser necesario se prepara el traslado al Hospital Pirovano. 

Recomendaciones 
También mencionaron las recomendaciones fundamentales para pasar unas vacaciones sin accidentes. 

En este sentido, observaron que es importante siempre utilizar calzado apto para agua en caso de cruzar el arroyo o en playas en las que abunden las piedras. Solo entrar al mar en lugares en las zonas de baño habilitadas y en el horario permitido. 

En caso de ingresar al Centro de Salud, si se encuentra con posibilidades de hacerlo, indicar al profesional si padece alergias y en caso de tener indicada medicación crónica, brindar los detalles. 

De ser partícipe u observador un accidente, se solicita llamar a la ambulancia y no trasladar al usuario en autos particulares para prevenir lesiones graves, por movilización inadecuada. 

Las profesionales piden a los vecinos mantenerse hidratados, para no sufrir descompensaciones y posibles traumatismos por accidentes. No perder de vista a los niños. Evitar comidas copiosas y nunca bañarse solo en el mar, sin la presencia de guardavidas. 

Por último, y como medida fundamental, resaltan que se deben hacer caso de todas las normativas e indicaciones en la zona de baño y los estados del mar, informados por las banderas ubicadas en toda la longitud de la playa. 

Botiquín de viaje 
Al describir los componentes básicos que debe tener un botiquín de viaje que permitirá realizar una cura rápida, enumeraron los siguientes: 
-Gasas estériles
-Algodón 
-Vendas de fijación elástica, tiritas, cinta para vendajes.
-Tijeras de punta redonda.
-Agua oxigenada y alcohol. 
-Toallitas antisépticas. 
-Guantes de cura estériles. 
-Antiséptico, conocido como yodopovidona o Pervinox 
-Termómetro clínico homologado. 

Además del botiquín de viaje, sugieren llevar la tarjeta sanitaria individual y documentación de cobertura médica, en caso de tenerla. Se recuerda a la comunidad que en el Centro de Salud se atiende de forma completamente gratuita a toda persona que asista, cuente o no con cobertura social, sólo presentando credencial si la posee. 

Para solicitar atención comunicarse al 107 o concurrir en caso de serle posible a calle 28, esquina 23.