La Ciudad

Trabajadores de la estación de servicio

“Vamos a trabajar con miedo”

15|01|20 08:21 hs.

Atemorizados por los últimos robos que se dieron en estaciones de servicio de nuestra ciudad, un grupo de playeros acudió a la Municipalidad para plantear su preocupación y, además, reclamar mayor protección y seguridad en sus lugares de trabajo. 


Puntualmente, los tres trabajadores que expusieron su preocupación son empleados de la estación de servicio ubicada en la intersección de Rocha y San Martín, la cual, en forma reciente, y al igual que lo sucedido en otras expendedoras, fueron blanco de los delincuentes en horas de la madrugada. 

Tras el último episodio registrado en la estación ubicada en San Martín y Derqui, trabajadores del sector buscan una respuesta ante la ola delictiva reinante. Y a partir de eso, acudieron al concejal peronista Julio Federico, quien los recibió en el bloque del Frente de Todos para abordar la problemática. 



"Ya lastimaron a un chico en la Puma. Estamos tan expuestos en esta situación que vinimos a ver si alguien nos da una solución para que esto se revierta. Hay una inseguridad terrible”, señaló Javier Quiroga, uno de los empleados de la expendedora Shell que ayer se acercó hasta el Palacio Municipal. 

El operario, quien, según dijo, ya sufrió cuatro asaltos, transformó en palabras lo que siente él y sus compañeros cada vez que van a cumplir con su jornada laboral. "Vamos a trabajar con miedo. Los delincuentes van encapuchados y es tan rápido todo que es difícil después encontrarlos. Nadie hace nada. Estamos totalmente desprotegidos", aseguró Quiroga. 

"Hay que hacer algo. Antes de las elecciones asaltaron todas las estaciones de servicio y se tapó todo. Sólo trascendió uno solo", remarcó el playero.

“Tierra de nadie” 
Por su parte, Federico dijo que buscará mantener un contacto con el secretario de Seguridad Jorge Cordiglia y con autoridades policiales para abordar la problemática, siempre con el fin de lograr cortar la ola delictiva que desde hace un tiempo tiene en vilo a los trabajadores de expendedoras de combustible. 

"La idea de los playeros era hablar con concejales, pero hay bloques en los que no hay gente, así que nos juntamos acá -en referencia al espacio del Frente de Todos- para ver qué se puede hacer para frenar esta modalidad en las estaciones de servicio", indicó. 

Y agregó: "Trataremos de hablar con el secretario de Seguridad y con el comisario para ver si se puede poner un policía que acompañe a los chicos mientras están trabajando”. 

En sus consideraciones, Federico señaló: “Nosotros vamos a dar una mano, pero pensamos que la seguridad tiene responsables. Hay un intendente y un secretario de Seguridad. Esto podría ser más grave. Ya lastimaron a una persona. No hay que esperar más”. 

El concejal del Frente de Todos indicó: “Sabemos que no es fácil sacar un policía de otro lado para ponerlo en una estación de servicio, pero hoy es esta la modalidad que preocupa. Ayer eran los jubilados o los mercaditos”. 

A modo de reclamo, el edil peronista fue contundente con su pedido de cuidado a los playeros de las expendedoras de combustible, “ya sea de Prevención Ciudadana o de la Policía. Hay estaciones de servicio que tienen una sola persona de noche y está re jugada”. 

Sobre el cierre, Federico dejó su punto de vista con respecto al momento que la ciudad cabecera atraviesa en materia de inseguridad. “Tres Arroyos es tierra de nadie, no digo que hay que poner un policía en cada lugar donde roban. Hay que dar una señal de acompañamiento a estos chicos. Las cámaras son para prevención y evidentemente no están dando resultados”, culminó.