Uno de los sectores afectados por la acumulación de agua, el martes pasado por la mañana

Claro, Reta y Orense

Así lo consideró el concejal Trybuchowicz

“Los anegamientos en Claromecó se están agravando día a día”

20|01|20 09:54 hs.

El concejal de Juntos por el Cambio, Alejandro Trybuchowicz, dio su punto de vista con respecto a las consecuencias que sufre Claromecó en algunas de sus calles luego de intensas precipitaciones, las cuales producen anegamientos y otras complicaciones en el tránsito. 


El edil habló de una falta de planificación en los inicios de la localidad, cuando, a su criterio, no se tuvieron en cuenta ciertos aspectos técnicos relacionados a desniveles y pluviales. “Si se hubiera pensado en ese tipo de cosas, hoy en día no tendríamos el problema de calles anegadas después de una lluvia”, indicó. 

Entre sus apreciaciones, sostuvo que el actual gobierno municipal heredó el inconveniente, el cual “se va agravando día a día”. Y en ese sentido, el concejal claromequense agregó: “Se están ocupando los baldíos en los que antes se mandaba el agua de los charcos grandes que se daban en las calles. Ahora, se construye cada vez más y esa agua queda estancada, tal como está pasando”.

“Hay charcos que son muy grandes en zonas muy complicadas, como en la Avenida 27 o en la calle 32. Con muy buena voluntad, el delegado Carlos Avila trató de paliar el problema. Su obra fue efectiva pero en un tiempo muy corto”, expresó el edil, en torno al trabajo de desagüe que realizó el funcionario en la cuadra donde está la Iglesia Reformada. 


Alejandro Trybuchowicz


Y agregó: “No se pensó que el sedimento que acarrean las calles de Claromecó hayan tapado la cañería. Entonces se produjo un problema mayor. Hay un sector de la calle 32 que se inunda. Considero que en este tipo de obras deben intervenir profesionales idóneos”. 

Sobre la necesaria y, al mismo tiempo, millonaria obra de pluviales para Claromecó, Trybuchowicz no se mostró optimista en torno a su eventual ejecución. “El año pasado se hablaba de un costo de 600 millones de pesos. El estudio ya está hecho, pero creemos, por cómo está la situación, que no se va a realizar en el corto plazo”, expresó. 

A modo alternativa para mitigar las consecuencias de las lluvias en Claromecó, el concejal propuso: “Habría que consultar con profesionales idóneos –reiteró- para buscar un paliativo y mandar hacia el arroyo el agua que queda en las calles, y que no vaya para la zona del mar, tal como está sucediendo ahora”. “Creo que hay que trabajar mucho en los loteos nuevos; y que se piense en una planificación acorde para que esto que pasa no se repita”, sostuvo. 

Entre sus apreciaciones, el concejal claromequense de Juntos por el Cambio dijo: “Es un problema muy difícil de resolver. Hay vecinos que están preocupados porque cada vez que llueve se les inunda la casa. De alguna forma u otra hay que empezar a trabajar muy seriamente para evitar que este inconveniente siga avanzando”.