Claro, Reta y Orense

Laureana Pappaterra, en el Seven

Un orgullo argentino en Claromecó

21|01|20 11:40 hs.

El encuentro de rugby playero desarrollado el último fin de semana, contó con la presencia de Laureana Pappaterra, quien comenzó hace muchos años a dirigir el deporte en Mar del Plata hasta convertirse en la primer referee mujer de Sudamérica. Con un largo currículum, se abocó por completo a la veta femenina que no para de crecer. Un lujo que se dieron nuestras playas al verla en cada partido. 


Su carrera comienza hace dieciocho años en la que gracias a un club marplatense, ciudad en la que estudiaba, le ofrecieron comenzar a dirigir el rugby infantil, “en seguida acepté porque siempre me gustó”. A la vez que se capacitaba y realizaba cursos que la llenaban de conocimientos pasó a dirigir a los grupos juveniles. “ellos tenían 19 y yo 21 años”. Explica que la incorporación del femenino surgió con el tiempo y al descubrirlo fue cuando eligió ese camino para llevarlo para siempre. 

Construyó un trampolín en el que desde esa ciudad que la albergó pasó a Buenos Aires invitada por un dirigente de la UAR (Unión Argentina de Rugby); allí pudo mostrar todo lo aprendido y desde ese momento pronosticó una carrera sin techo. Canadá también la vio en acción, luego vistió la camiseta en un sudamericano en Venezuela y también en una etapa del Circuito Mundial de Seven en Dubai. El año pasado además, viajó a Sudáfrica donde participó del World Rugby High Performance Academy 2019 como la única Latinoamericana convocada “fue un orgullo y una responsabilidad enorme”, dijo. 

Pappaterra creció a la par del rugby femenino y el crecimiento deportivo lo atribuye a que “tenemos lo más lindo que son los valores, aquellas que tienen familiares en este deporte son siempre las admiradoras. Tienen la oportunidad de ser parte”. 


Fotos: Carolina Mulder


Ganó la tarea de formar y acompañar el crecimiento de las referees que cada vez son más, y como impulsora de esta presencia femenina en el deporte siente que debe acercarse a las nuevas colegas para brindarles apoyo; “continuar con este semillero creando nuevas dirigentes” mientras que tiene a cargo lo que se llama el Plantel Femenino de Referees UAR, seis chicas que están distribuidas por el país y que cubren torneos nacionales e internaciones femeninos. El nombre correcto es Coach Match Official y ella, con gran humildad pero feliz de haberlo logrado comenta que “la World Rugby me tiene muy considerada; el año pasado fui a Sudáfrica como formadora para lograr referees de nivel, que se nutran de los conocimientos y estén a la altura de grandes torneos”. 

Transmite amor por este deporte, y a pesar de que hoy en día su labor no está tanto en la cancha, reafirma su frase predilecta: “me ganan las ganas”, porque desde el lugar en el que se encuentre planta el objetivo de colaborar con la difusión y el crecimiento del rugby femenino.

En Claromecó lo logró
El Seven de Rugby en Claromecó abrió sus puertas a ellas también con una participación de tres equipos; Laureana hace muchos años, no recuerda cuantos, participa de este torneo en el que aseguró que existía una deuda en referencia a la participación femenina y que para todos es completo aprendizaje, ensayo y error. 

Luego de mucho trabajo en conjunto con el Club Tres Arroyos Rugby Hockey y todos los organizadores se concretó. La sorprendió gratamente el nivel demostrado por el equipo de Tres Arroyos, “verles la calidad de pase, de contacto, fue muy lindo el espectáculo que brindaron. Tienen entrenadoras que veo que tienen un gran conocimiento, eso suma un montonazo y lo lindo está ahí, formar desde mi lado la estructura con el referato y que las chicas encuentren entrenadoras para el crecimiento y la formación”. 

Así mismo, la edición que se desarrolló en el Parador La Barra contó únicamente con tres grupos de participantes por lo que explicó que espera que los próximos años vengan más. Confiada, aseguró que “las que compitieron están dando el presente al año que viene y eso suma mucho porque quiere decir que les gustó y la pasaron bien” mientras que asegura que la “propaganda” de ellas servirá para que otras localidades se sumen en la próxima temporada. 

La primer referee mujer explica que el deporte está teniendo una nueva veta impulsado también por este crecimiento. Si bien es conocido por desarrollarse en la modalidad de siete, hay muchas provincias que están apostando a la de 15 jugadores. Subraya que entonces “todos y todas tienen la oportunidad, a veces hay personas que se sienten fuera del deporte por diferentes condiciones, acá tienen su lugar y su respeto; y así hacemos el camino que invitará a la continuidad”. 

El comienzo se dio este año, pero los objetivos para el que vendrá son mayores. Reveló que la intención es que Claromecó tenga un torneo puro y exclusivo de rugby femenino y desde la UAR se está aportando mucho para ello. Subrayó que la villa balnearia es un lugar ideal para formarlo dado su paisaje, su costa y sobre todo los espacios para alojarse.  



Add space 300x250x2