Nacional

.

Provincia busca que costos de subsidios vuelvan a Nación

16|02|20 19:25 hs.

El ministro de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense, Agustín Simone, contó hoy que el gobierno de Axel Kicillof dialoga con el de Alberto Fernández para intentar desentenderse del pago de los subsidios a las eléctricas y al trasporte público, y que los mismos vuelvan a la órbita de Nación. 


"En 2019 Nación le transfirió a la provincia el subsidio al transporte y a la energía. Se pagaron $ 35.000 millones cuando el presupuesto de infraestructura fue de 14.000 millones. A la provincia la mató. Este año se va a 50.000 millones. Estamos conversando con Nación para ver si puede volver a su órbita", señaló Simone, entrevistado por la agencia de noticias estatal Télam.

El funcionario bonaerense consideró que esa vuelta atrás sobre la decisión que tomaron las gestiones de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal "sería una gran ayuda". Aunque aclaró: "Pero no es fácil porque justamente lo transfirieron para poder pagar su déficit". Y apuntó contra la exgobernadora: "Es curioso que hablen de la recuperación del Fondo del Conurbano porque todas estas transferencias terminaron haciendo neutra esa mejora". 

Por otro lado, Simone sostuvo que, durante la gestión anterior, la cartera que hoy le toca dirigir "dejó de pagar todo, menos los sueldos" después de las elecciones PASO y que se dejaron unas 250 obras paralizadas. 

"Después de las PASO, el Ministerio dejó de pagar todo, menos los sueldos: desde la luz hasta las obras propias y las transferencias a los municipios. Hubo un corte absoluto en la cadena de pagos", contó el actual funcionario bonaerense, entrevistado por la agencia de noticias estatal Télam. 

Simone apuntó directamente contra la gestión anterior. "Desde mayo de 2018 empezó un ajuste presupuestario muy fuerte sobre todo desde la suba del dólar y el acuerdo con el FMI. Encima, en 2019 Nación le pasó un montón de gastos a la provincia, por lo que se ajustó aún más el presupuesto. La inversión para obras en 2017 fue de $ 18.600 millones, y en 2018 y 2019 de $ 14.000 millones. Fue menor en términos corrientes, con una inflación acumulada altísima. El recorte presupuestario que hubo fue bestial", señaló.

Asimismo, consultado sobre los trabajos paralizados, señaló que "hay unas 250 obras por alrededor de $ 11.600 millones". "El 2017 fue un buen año de la obra pública. Habían llegado a un valor que estaba bien en cuanto a porción dentro del presupuesto total en infraestructura. Después eso se terminó. Para bajar su déficit, Nación transfirió cosas a la provincia y el modelo en 2018 se agotó. Cuando se paraliza a este nivel, cuando se gasta menos en términos corrientes en 2019 que en 2017, lo único que se puede hacer es parar obras porque no hay con qué pagarlas", señaló. 

Simone también contó que Provincia "sólo desembolsó un 9% de la parte que le correspondía". Y agregó: "La obra más importante, el dragado, no empezó. La vamos a largar ahora, ya activamos pagos para las obras complementarias". (DIB) MT