Quique Mendiberri

Policiales

En la Shell de San Martín y Rocha

Ebrio y drogado intentó robar en una estación de servicio y fue detenido

27|02|20 09:34 hs.

Un delincuente intentó robarse una campera del vestuario de la estación de servicio Shell, pero fue detenido por la policía cuando se retiraba del lugar. El sospechoso fue identificado de manera extraoficial como Maximiliano Galeano, de 34 años, y con pedido de captura activo por “robo”. 


El arresto se produjo poco después de las 4, cuando un hombre aparentemente esperó que se retire el patrullero encargado de hacer relevamientos de vigilancia en este tipo de negocios, tras la seguidilla delictiva de asaltos a proveedurías de combustible de principios de año, para hacerse presente en el playón de la estación de servicio ubicada en la intersección de avenida San Martín y la calle Rocha. Una vez en el lugar, se dirigió al vestuario de empleados y, como no encontró a nadie, se puso una campera de Shell y se retiró caminando, sin imaginarse que, los empleados de la estación de servicio Puma, ubicada a unas cuadras de ahí, en Derqui y San Martín, ya habían advertido su presencia sospechosa y llamaron a la policía. En ese contacto, le advirtieron a los uniformados que el hombre se dirigía hacia la Shell de Di Tomasso, donde finalmente fue aprehendido, cuando se retiraba caminando del lugar. 

Al momento de ser interceptado, el ladrón llegó a saludar a las autoridades haciéndose pasar como que era empleado del lugar, sin embargo, un trabajador de la firma que había advertido todo y esperaba que vuelva el patrullero para denunciarlo, lo desenmascaró y hasta le sacó la campera perteneciente a su compañero. 

Al ser revisado, la policía le sintió aliento etílico y, entre sus ropas, le encontró un cuchillo y numerosas pastillas del tipo clonazepan y rivotril, las cuales combinadas con alcohol, provocan intoxicación física y mental.

“Me buscaba a mí” 
Carlos, el empleado de la Shell que se encontraba trabajando en el lugar cuando apareció el delincuente, dijo que el ladrón entró al vestuario buscándolo a él para reducirlo, “me buscaba a mí. Si me encontraba en el vestuario me iba a encarar a mí con el cuchillo”, dijo el hombre que, al estar adentro de un vehículo que había en el estacionamiento, no fue advertido por el ladrón. 

“Cuando llegó la policía se quiso hacer pasar como que trabajaba acá y decía ‘esta campera es mía’. Ahí nomás me le fui arriba y se la saque. Daban ganas de pegarle”, recordó. 

Cuando desde el patrullero tiraron sus datos en el sistema de identificación digital de sospechosos, saltó que tenía un pedido de captura activo por “robo” y antecedentes penales. 

“Decía que era de Dorrego, pero acá todos los conocemos, si hasta viene a comprar acá”, añadió Carlos haciendo referencia al delincuente capturado. 

Tras eso, fue trasladado a un calabozo de la Estación de Policía, donde aguardaba ser recibido por el fiscal José Bianconi, titular de la UFI N°17, en turno, acusado de “hurto en grado de tentativa”.