La Ciudad

Así lo afirmó Carlos Sánchez

“Son 51 años en los que homenajeamos al trigo y al hombre de campo”

09|03|20 09:16 hs.

En cuanto a lo estrictamente protocolar, el acto oficial marcó la jornada de cierre de la 51º edición de la Fiesta Provincial del Trigo. Desde el palco instalado sobre avenida Ituzaingó, frente al escenario Juan Pesalaccia, el intendente Carlos Sánchez emitió su habitual discurso, en el cual hizo hincapié en el rol de la mujer -ayer se conmemoró el Día Internacional de la Mujer- y, además, agradeció a cada uno de los actores que aportaron para que la máxima celebración de la ciudad haya obtenido buenos resultados. 


A diferencia de otros años, las palabras del jefe comunal prácticamente no giraron en torno a lo político; ni tampoco buscó enviar mensajes a los gobiernos nacional ni provincial. En esta oportunidad, se centró en destacar el papel que jugaron los integrantes de la comisión ejecutiva de la Fiesta, como así también los empleados municipales que trabajaron para acondicionar el predio. “Son 51 años en los que homenajeamos al trigo, al hombre de campo, o sea al trabajo”, expresó el jefe comunal ante el público que observó las alternativas del acto oficial a la espera del desfile institucional. 

En el palco oficial, además de autoridades y funcionarios municipales, se sentaron los intendentes de Coronel Dorrego, Raúl Reyes; de Gonzales Chaves, Marcelo Santillán y el de San Cayetano, Miguel Gargaglione. Además, asistieron autoridades policiales, del Consejo Escolar, del Centro Regional de Ingenieros Agrónomos de Tres Arroyos (CRIATA) y del Centro de Acopiadores de Cereales. A su vez, estuvieron representantes de la Federación Agraria Argentina, de las cooperativas Alfa, Agraria y de Micaela Cascallares; del Puerto Quequén y de las diversas instituciones locales y de bien público del distrito.

Distinción
Bajo un clima más que agradable, con pasajes de alta temperatura cuando el sol asomó entre la nubosidad que predominó en la tarde ayer, el acto comenzó con la entonación del Himno Nacional Argentino. Luego, fue momento del reconocimiento al ingeniero agrónomo Carlos Jensen, quien por su labor en la Chacra de Barrow durante tantos años fue galardonado en esta oportunidad con la Espiga de Oro. 


Carlos Jensen


El profesional, ya retirado de la actividad, recibió el galardón de manos del intendente. Jensen no solo se llevó la distinción en formato físico, sino que también el aplauso de los presentes a modo de reconocimiento. 

“Ha llegado el momento de decir gracias. Esto es producto de una elección realizada por el Centro de Ingenieros Agrónomos, junto a todos sus socios, y fui electo entre seis representantes. Gracias”, dijo en sus primeras consideraciones luego de haber recibido el premio. 

Visiblemente emocionado, Jensen dijo que haber sido distinguido con la Espiga de Oro “fue algo inesperado”. En su discurso, el ingeniero se refirió a su llegada a la Chacra Experimental Integrada de Barrow, donde se desarrolló como profesional. “Fue en 1980. Ahí se hizo realidad el sueño. Fui recibido por los ingenieros Carbajo y Manuel Dean - jefe de laboratorio de la entidad- y el ingeniero Gilberto Kraan, que era responsable del mejoramiento de trigo pan”, recordó. En tanto, el especialista manifestó que “este premio que hoy -por ayer- se me ha otorgado es parte de ese trabajo que han realizado también ellos y otras personas de diferentes sectores de la chacra que aportaron al mejoramiento”. 

“Dedico este premio -agregó- a quienes ya no tengo hoy: mis padres. Mi sueño se transformó en vocación gracias al esfuerzo que ellos hicieron, lo cual me permitió llegar a la Universidad. También se lo dedico a mi pequeña familia, mi esposa Marta y mis hijos Federico y Maximiliano por haberme bancado estos años con viajes al interior y exterior, durante días semanas o meses”. 

Gratitud 
Por su parte, Francisco Santarén, dio su primer discurso oficial como presidente de la comisión ejecutiva de la Fiesta. Tras agradecer a quienes aportaron su granito de arena para que la celebración haya tenido buenos resultados, el también músico dijo: “El clima nos favoreció muchísimo y eso es un gran placer. Además quiero agradecer a las instituciones que han acompañado ya que ellos también son protagonistas. Hemos hecho un gran aporte con la juventud”. 

El último de los discursos estuvo a cargo del intendente Carlos Sánchez, quien, a diferencia de otros años, apostó por una alocución en la que no dejó ningún mensaje con tintes políticos. “Son 51 años en los que homenajeamos al trigo, al hombre de campo, o sea al trabajo”, expresó el jefe comunal. 

En sus apreciaciones, destacó el compromiso que los integrantes de la comisión ejecutiva de la Fiesta y del personal municipal mostraron para que el máximo acontecimiento de la ciudad luzca de la mejor manera. 

En ese marco, no se olvidó del Día Internacional de la Mujer, que se conmemoró ayer en todo el mundo. “Quiero saludar a la mujer argentina, a la mujer de esta zona y a todas las del distrito de Tres Arroyos”, expresó. 

Entre los agradecimientos pronunciados, Sánchez destacó la figura del orfebre Perico Medina, quien fue el encargado de realizar la Espiga de Oro que se llevó Carlos Jensen. También destacó a Juan Carlos, creador del martillo que se utiliza para efectuar el tradicional golpe de Reja, con el cual se deja inaugurado el desfile. 

Además, le agradeció a quienes fueron reconocidos en el marco de la celebración por sus diferentes actividades, como así también los ganadores del concurso Muestras de Trigo y a los comerciantes que han ornamentado el centro de la ciudad con vidrieras alusivas a la Fiesta. Luego de los discursos, integrantes de la Guardia Real del Club Español interpretaron Las Cuatro Estaciones, de Vivaldi, actuación que marcó el fin del acto oficial y dio paso al desfile institucional.