La Ciudad

Violencia en la guardia del hospital

Tras la agresión a la enfermera, se reorganizaría la seguridad

10|03|20 08:42 hs.

Directivos del hospital Pirovano se reunirán con el secretario de Seguridad. Jorge Cordiglia, con la intención de utilizar mejor el recurso de seguridad pública que cubre horas de vigilancia en el centro público de salud. 


El reciente ataque físico y verbal sufrido por una enfermera de 30 años en el nosocomio, derivó en la necesidad de cubrir el sector más sensible, que desde hace un par de años viene siendo la guardia. 

“En realidad tenemos que reunirnos nuevamente con Cordiglia, el secretario de Seguridad, para organizar eso porque tenemos policías en la entrada del hospital pero a nosotros no nos estarían dando los resultados que necesitamos”, expresó la directora técnica, Ana Basilio. 



La facultativa explicó que los efectivos destinados “están en el teléfono, necesitamos organizarlo de otra manera, si llegamos a tener un evento en la guardia como fue en ésta circunstancia se llama a la policía que está ahí adelante pero ya en otras oportunidades llega tarde a la situación”. Y apuntó especialmente que “generalmente esas cosas se ven más en la guardia”. 

Incluso contó que han solicitado en varias oportunidades que “por favor los policías que son dos, de última no estén juntos en el teléfono, sino que se repartan, que se den una vueltita por el interior del hospital, y que uno de ellos esté en la guardia”.

Dijo al respecto que ese pedido no tuvo la respuesta esperada. “Lo logramos un día y a las 48 horas ya estamos en la misma situación. Esto ha pasado en varias oportunidades, así que tenemos pendiente una nueva reunión con Cordiglia a ver si podemos aceitar un poquito eso”, afirmó la funcionaria de salud. 

Basilio dio a conocer además que hay presencia policial durante todo el día en el hospital municipal. “Tenemos generalmente en la mañana y en la noche. Las 24 horas. Ellos cambian a las 7:00 son dos durante el día, y a la noche queda uno solo”, precisó sobre la distribución de los efectivos policiales que a diario cubren la seguridad de la salud pública. 

Los antecedentes
Consultada por los hechos de violencia que se vienen registrando desde hace un tiempo en esa sensible zona del nosocomio, Basilio respondió que en dieciséis años de trabajar en la guardia “nunca” escuchó que se llegue a amenazar a trabajadores con un arma blanca o de fuego tal como fue sugerido en un informe divulgado días atrás por portal de noticias INFOBAE, pero que “sí” se produjeron “agresiones verbales”. “A veces intentan agredirnos físicamente, en algún momento fue agredido el doctor Cabido, hace dos o tres años atrás”, dijo la titular técnica del hospital, quien además reconoció que existen casos de pacientes que denuncian agresión de parte de “médicos y enfermeros”.

El ataque 
En cuanto al ataque sufrido el pasado martes 3 de marzo por parte de la joven enfermera en el hospital Pirovano, contó que ocurrió mientras la servidora pública realizaba “un triadge en la guardia”. 

“Tuvo un conflicto personal por lo cual fue agredida verbal y físicamente. A partir de eso momento recibió asistencia médica y después se le ofreció también asistencia psicológica”, dijo Basilio. 

“En el triadge la enfermera atendía y quien seguía en la atención era la agresora. Ingresó y aprovechó la circunstancia de tenerla en el consultorio y la agredió. Tengo entendido que fue así, no que la fueron a buscar. Venía a atenderse y justo le tocó ella, aparentemente viene una discusión de larga data”, detalló.

Como consecuencia del incidente, la funcionaria resaltó que “ahí mismo se activó el protocolo de violencia externa designado por el ministerio de Salud, después se hizo la denuncia penal que la hizo ella, se le explicó que podía hacerlo y ella se acercó a la comisaría a efectuarla”. 

Desde entonces el caso está en manos del área legal del centro público de salud tresarroyense. “La abogada ya fue al juzgado para retirar el botón antipánico”, confió Basilio en relación a una diligencia hecha durante la mañana del último viernes.