La Ciudad

Se busca recaudar 80 millones de pesos

Expectativas del municipio por la moratoria puesta en marcha

10|03|20 09:13 hs.

Desde la Secretaría de Hacienda se anunció ayer la puesta en marcha del Programa de Regularización de Obligaciones Tributarias, propuesta más conocida como “moratoria”, una iniciativa que entrará en vigencia tras haber sido aprobada por el Concejo Deliberante a finales de 2019. 


“La idea de esta ordenanza es incluir a quienes tuvieron dificultades para pagar en 2019 y antes a raíz de la recesión y el parate económico que se registró”, explicó a modo de introducción el secretario de Hacienda, Federico López Di Fondi, quien, ante la prensa y acompañado por el director de Políticas Tributarias Ariel Sánchez, brindó precisiones acerca del plan implementado. 

En ese marco, expresaron que la propuesta busca darle una oportunidad a aquellos contribuyentes que se retrasaron en el pago de sus obligaciones tributarias pero que, de todos modos, mostraron interés en regularizar su situación. El programa, a grandes rasgos, ofrece opciones de pago que van de tres a doce cuotas y con quita de los intereses. 

El funcionario expresó que “hubo casos de vecinos que se atrasaron, algo que antes no les pasaba. Es por eso que se pensó en esta ordenanza con la idea de incluir a esas situaciones que, por la recesión económica, tuvieron dificultades para afrontar el pago en el último año. Se apunta a incluir a aquellas personas que en el último tiempo han demostrado voluntad de pago”. 

Y agregó: “Buscamos que el descuento sea sobre los intereses y no sobre el capital. La idea es mantener la política de considerar el esfuerzo que ha hecho el contribuyente que pagó en tiempo y forma”.

Expectativa
Si bien expresó que no hay precisiones exactas en torno al impacto que tendrá la moratoria propuesta, López Di Fondi adelantó que se prevé recaudar unos 80 millones de pesos. 

Por su parte, Ariel Sánchez sostuvo que la ordenanza que se pondrá en marcha “es muy similar a la que se implementó en años anteriores. La diferencia es que se puso especial énfasis en facilitar por medio de cuotas y descuentos la posibilidad de que paguen aquellos que en el último año tuvieron la voluntad de hacerlo”.

Entre sus apreciaciones, el director de Políticas Tributarias manifestó que “no es una moratoria para quienes no han estado pagando sus tasas, sino para aquellos que han tratado de mantenerse en regla y quedaron atrasados porque fue un año muy difícil”. 

Y por último dijo que “hemos notado que hay mucha gente interesada en regularizar y de ponerse al día. Se ve que hay una esperanza de que la situación va mejorando. En la oficina vemos que la gente se está acercando a buscar una solución, una situación que en otro momento no se veía”.