Policiales

En San Cayetano: detalles de la investigación

Cómo operaba la banda del robo de cereal y quién es el arrestado

10|03|20 09:45 hs.


Una estructura logística compuesta por seis camiones de carga y maquinaria extractora de cereales, fue detectada por el CPR de San Cayetano en el marco de una investigación por un millonario robo de cereal perpetrado a principios de mes y, por el hecho, fue aprehendido el dueño de una firma acopiadora de Azul. 

El sospechoso preso fue identificado como Eugenio Gualdieri, de 70 años, quien fue arrestado tras una investigación de más de 10 días de duración, donde debieron trabajar de forma mancomunada el personal de Monitoreo de las Municipalidades de Adolfo Gonzales Chaves, Benito Juárez y Tandil. 

Según informaron de manera oficial fuentes del CPR de San Cayetano, todo comenzó durante los primeros días de marzo, luego de una denuncia penal del ingeniero agrónomo y representante de una mega empresa harinera de la ciudad de Azul, quien sostenía que habían sido víctimas de una millonaria sustracción de cereal (estimaban 1.500.000 pesos en granos) mediante el uso de maquinaria extractora de granos de trigo pan que se hallaban en un silo bolsa depositado en un campo del cuartel V del vecino distrito de San Cayetano. 

Así, ante la presunción de que los autores del Ilícito debían estar organizados y contar con una logística importante, dado que, se estimó que debieron utilizar al menos seis camiones de carga con acoplados para cargar el producto del robo, como así también un tractor, una extractora de cereales y la participación necesaria de una decena de personas entre choferes, maquinistas paleros, y acopiadores que redujeran el cereal; se montó un operativo a cargo de los citados efectivos, quienes día y noche revisaron las distintas rutas de acceso a San Cayetano, para analizar caso por caso sospechoso de tránsito de varios camiones y maquinaria similares a las utilizadas, e ir descartando una hipótesis tras otra. 

Detectados 
De esta manera, en una de las jornadas de vigilancia, la policía logró identificar media docena de camiones de transporte a granel, una camioneta arrastrando maquinaria de carga de cereales y un chasis transportando tractores para el funcionamiento de estas extractoras. 

Esa caravana generó sospechas en los policías, que decidieron realizar un minucioso control del camino recorrido por ella. Las pistas terminaban en el campo donde se perpetró el robo. 

Durante los días posteriores, las averiguaciones, filmaciones, y testimoniales que se recogieron sirvieron para determinar que la flota de camiones pertenecía a una empresa tandilense, que dijo haber prestado sus servicios a un sujeto que tenía relación comercial por subcontratación en labores rurales con la firma damnificada. 

Después, la policía terminó constatando que éste fue quien realizo la inteligencia, y aprovechó el conocimiento de las disposiciones internas del campo (tranqueras, montes, caminos y la ubicación precisa de los contenedores de cereales) y organizó el atraco con la colaboración de terceros investigados. 

El cereal existente fue cargado en los silo bolsas, luego los traslado y dejó a resguardo en una planta de compra y venta de Cereales también de la zona de Azul, cuyo titular es hasta el momento el único sospechoso procesado. 

Allanamientos 
Con todos esos elementos, registros fílmicos, placas fotografías, tareas investigativas, y testimonios de testigos, el Juzgado de Garantías N°1, a cargo del doctor Llugdar, del Departamento Judicial Necochea, dispuso la realización de cuatro allanamientos en la madrugada del lunes 

Tres de ellos fueron practicados en la Tandil y uno en Azul, a cargo de fuerzas policiales de los CPR de San Cayetano, Tandil, Lobería, Necochea y Azul. En esta última ciudad allanaron la casa del responsable de la firma que tenía relación comercial por subcontratación con los damnificados, donde incautaron planos, GPS, documentación “comprometedora”, una notebook, celulares y demás elementos destinados a pericias. También fue hallada la camioneta utilizada para cometer el delito. 

El segundo allanamiento, fue en la casa del cómplice del robo, donde se secuestró telefonía celular, una tablet, y elementos tecnológicos para ser peritados. En tanto, el tercer lugar registrado fue un galpón en el kilómetro 167 de la ruta 226, donde se secuestró la extractora de cereal que habría sido utilizada en el robo. 

Por último, en Azul fueron secuestradas 120 toneladas de trigo pan robado, que había sido descargado en el lugar, dos armas de fuego, documentación, anotaciones de interés para la causa y telefónica celular. 

Luego de conocer detalles de la investigación que lo tiene como objeto, Gualdiery continuó con arresto domiciliario en virtud de su edad, mientras que, en la actualidad, existen al menos otros dos prófugos en la causa, informaron anoche fuentes policiales a LA VOZ DEL PUEBLO.