Raúl Galletti tras escuchar el fallo que lo condenó a prisión perpetua en 2005. (archivo)

Policiales

Ra{ul Galetti se encuentra alojado en Villa Floresta

Coronavirus: el asesino de Cao otra vez solicitó salir de prisión

30|04|20 09:07 hs.

La prevención del Coronavirus en las cárceles sigue siendo un fundamento para que los presos aprovechen para intentar beneficiarse con una morigeración de su pena o la disposición de permanecer en la cárcel mientras dure su proceso. 


Entre éstos se encuentra el olavarriense Raúl Oscar Galletti, hoy de 68 años, quien en mayo de 2005 había sido condenado a prisión perpetua por el homicidio del tresarroyense Juan Emilio Cao. 

Según confiaron fuentes judiciales a LA VOZ DEL PUEBLO, el pedido de Galletti fue concedido en primera instancia por el Juzgado de Ejecución Penal y apelado por el fiscal Carlos Lemble, titular de la UFI N°13, responsable de la investigación que culminó con su condena hace casi 15 años. 

Por lo tanto, ahora la posibilidad de que el asesino de Cao continúe sus días en su casa de Olavarría, donde fijó domicilio durante un pedido anterior que fue aprobado en primera instancia y, posteriormente, rechazado por la Sala 2 Cámara de Apelación, cuando solicitó salidas transitorias en 2018, hoy nuevamente está en manos de la Cámara de Apelación en lo Penal de Bahía Blanca. 


Raúl Galletti (centro) tras escuchar el fallo que lo condenó a prisión perpetua en 2005. A la derecha, su abogado defensor, el recordado penalista Eduardo Duca


Consultado por este diario, el doctor Juan Francisco Risso, representante legal del particular damnificado durante el juicio que culminó con su condena, se refirió a las razones con las que acompaña la voluntad del fiscal, acerca de impedir que Galletti salga de prisión. 

En esa línea, mencionó que se trata de un caso con ribetes violentos, algo que no se condice con el criterio que se tendría en cuenta para avalar la decisión, como así también el hecho de que, en la cárcel donde está alojado Galletti, no se detectaron aún casos de Coronavirus. 

“Se trata de un hecho violento, de un hecho cometido con alevosía y, en la cárcel de Villa Floresta, no hay ningún caso de Coronavirus. Por lo tanto, no nos parece apropiado que lo saquen”, comentó el abogado, haciendo referencia no solo a las excepciones que plantea la posibilidad, sino también a las razones sanitarias del fundamento. 

Por otra parte, en ese sentido, prefirió no hacer declaraciones acerca de la manera en que esta novedad impacta en la familia de la víctima, aunque deslizó que lo toman lo toman como cualquier persona a la que le pueden liberar al asesino de su pariente.

El primer intento 
Tal como se indica arriba, esta no es la primera vez que Galletti intenta beneficiarse con una morigeración de su pena a prisión perpetua.

En 2018, solicitó salidas transitorias para visitar familiares y el Juzgado de Ejecución lo concedió. Sin embargo, siguiendo el mismo camino que el actual pedido impone, el fiscal en aquella oportunidad, el doctor José Bianconi, apeló la medida en primera instancia y fue la Sala II de la Cámara de Apelación, integrada en este caso por los doctores Guillermo Petersen, Alfredo Hernán Mones Ruiz y Guillermo Emir Rodríguez, señalaron que la opinión desfavorable emitida por el Departamento Técnico Criminológico del Servicio Penitenciario acerca de Galletti se apoyaba en que, “el tiempo de condena que le resta para cumplir la pena no les permite asegurar que no transgredirá los lineamientos cuando los controles asegurativos cedan”. 

Entre sus principales fundamentos, recordaron que también resulta conveniente que el preso sea evaluado durante un tiempo dentro del régimen abierto que le otorgaron en del penal a fines del 2018. “Tales sugerencias no pueden ser desatendidas, pues resultan de suma importancia para el logro de una favorable reinserción social”, mencionaron los jueces en la resolución. 

De la misma forma, refirieron que los riesgos no disminuyen con el resguardo de colocar una tobillera para supervisar las salidas. 

Un año después de aquella resolución, Galletti vuelve a intentarlo, aunque en esta oportunidad, amparado en la posibilidad que la prevención de la pandemia del Coronavirus les dió a los condenados o procesados por delitos que carezcan de violencia o, constituyan una persona “de riesgo” por su edad o estado de salud.

Galletti fue condenado en mayo de 2005 por el Tribunal Oral Criminal de Tres Arroyos a la pena de prisión perpetua, tras haber sido hallado penalmente responsable del delito de “homicidio agravado” en perjuicio de Juan Emilio Cao, su socio en la administración del motel Luna Azul, el 17 de enero de 2002, una sentencia que posteriormente fue ratificada en todos sus términos por el Tribunal de Casación bonaerense. .