La Ciudad

Por pedido de un acreedor

La justicia dictó la quiebra de Anselmo

14|05|20 14:21 hs.


El doctor Iber Piovani, del Juzgado Civil y Comercial Nº1 de nuestra ciudad, dispuso la quiebra de la empresa Frigorífico Anselmo por solicitud de un acreedor. 

De acuerdo a información que trascendió, la quiebra fue solicitada en el mes de noviembre pasado por el doctor Juan Pablo Agel, como apoderado de una consignataria de hacienda del partido de Saavedra. 

Obedecería a cheques librados por Eduardo de la Iglesia, ex gerenciador del frigorífico, que no fueron cubiertos. La medida establece además el sorteo de un contador para que se desempeñe como síndico, así como la inhibición general de bienes de la firma y también contemplaría la prohibición de salir del país de Nicolás Ambrosius. 

La defensa del propietario de la empresa pediría la nulidad del fallo, por entender que hubo irregularidades en el procedimiento.

La resolución generó un profundo malestar entre los trabajadores y en el ámbito del Sindicato de la Carne, que hizo públicas sus discrepancias con el accionar del doctor Juan Pablo Agel, quien se desempeña en la Delegación del Ministerio de Trabajo. 

Argumentan que Agel pidió la quiebra de una firma, con el efecto que esto puede generar en los puestos laborales. 

Anselmo no está produciendo y atraviesa una grave crisis, si bien existía la esperanza –y había negociaciones- de concretar una venta. Con la quiebra, el escenario se vuelve mucho más complejo.      

Te interesaría leer