La Ciudad

Karen Galilea Sondergaard, nieta de "Coco" Galilea

Una joven abogada de Tres Arroyos se destaca con artículos jurídicos

22|05|20 00:54 hs.


Karen Galilea Sondergaard es tresarroyense, tiene 25 años y a los 22 se recibió de abogada en la Universidad de Belgrano, en la ciudad de Buenos Aires. Es autora de diversos artículos de carácter jurídico, que son utilizados como consulta y para la lectura en temas específicos vinculados a su profesión. 

 Integra una conocida familia de nuestra ciudad y es nieta de Eugenio “Coco” Galilea. Reside en Tres Arroyos y desde comienzos del 2019 integra el staff del estudio jurídico Borioni. 

El último escrito realizado junto a Nicolás Ignacio Manterola, también abogado y con la misma edad, de Vicente López, tiene como título “El proceso electrónico en la pandemia del Covid-19: Entre Acordadas y Acuerdos de los máximos tribunales”. 

Este material fue publicado en el Sistema Argentino de Información Jurídica y luego incorporado en una circular del Congreso de la Nación.

Karen Galilea Sondergaard se graduó con distinción académica en la mencionada universidad. Su desempeño profesional se enfoca en litigios civiles y comerciales, derecho de Familia, concursos y quiebras y derecho a la salud. 

En tanto, Nicolás Ignacio Manterola, se graduó con diploma de honor también en la Universidad de Belgrano y como especialista en derecho procesal en la Universidad de Buenos Aires. Obtuvo el Premio a la excelencia académica (Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, 2016). Su desempeño profesional se enfoca en litigios civiles y comerciales, concursos y quiebras y derecho a la salud. 

El análisis 
El artículo completo se puede leer en la página web del Sistema Argentino de Información Jurídica.

Mencionamos simplemente algunos párrafos de las conclusiones, que surgen tras una evaluación pormenorizada del derecho procesal informático y la emergencia sanitaria, en un contexto inédito generado por la pandemia. 

Los autores indican que “esta situación que nos toca atravesar sin duda marca un antes y después en la manera de acceder a la justicia, nos permite revalorizar las posibilidades que nos brinda la tecnología, consiguiendo superar la barrera del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio”. 

Dejan en claro que “ciertamente, se deberá contar con un adecuado sistema electrónico que contemple el efectivo desarrollo del proceso y garantice un adecuado derecho de defensa en juicio”. 

Observan finalmente que “la tutela judicial efectiva nos incita a promover un rápido servicio jurisdiccional que, con ayuda de la tecnología, permita la solución de los conflictos que surjan durante el Aislamiento, no sólo de aquellos urgentes”. 

Te interesaría leer