Deportes

Entrevista al entrenador Jaime Guerrero

En natación es “empezar de cero”

22|05|20 17:09 hs.

Todas las actividades deportivas han sufrido el encierro y la imposibilidad de entrenar con normalidad, pero quizás la más afectada es la natación ya que sin su hábitat de la pileta resultaba casi imposible seguir con las rutinas. Lejos de quedarse de brazos cruzados, el entrenador de la Escuela de Natación Tres Arroyos Jaime Guerrero, que lidera el equipo junto a Hernán Acciardo, contó qué están haciendo para mantener activo al grupo que cuenta con 24 alumnos. 


"Con el equipo de competición estamos haciendo entrenamiento en seco, entrenamiento alternativos”, contó el entrenador a este medio, que agregó: “Tenemos un grupo de WhatsApp con los chicos, y lo que hacemos es enviarles las actividades y cada dos semanas nos reunimos por Zoom y charlamos cómo les fue y estar presentes como profes". 

Al consultarle cuáles son esas actividades, detalló: "Se trabaja todo lo que es zona media, abdominales, lumbares y después ejercicios de tren superior, lo que son brazos, todo lo que es dorsales y tren inferior, trabajos de fuerza en cuádriceps. Mucho más no porque la realidad es que no estamos nosotros presentes como profes para poder corregir las técnicas, enviamos las actividades pero lo bueno sería estar presente para poder corregir alguna técnica, alguna postura". 

Esta función de profesor “online” genera el riesgo de una lesión por no estar presente. "Sí, por eso los ejercicios que enviamos son básicos”, contó Guerrero, que sobre el objetivo de los trabajos remarcó: “Es poder mantener una base, poder mantener ejercitados a los chicos con algo, que no les cueste tanto después volver al agua. De todas manera el deporte nuestro es completamente distinto, se pierde técnica, sensibilidad en el agua, trabajos aeróbicos que te genera el agua". 

La temporada actual el equipo de competencia de la Escuela de Natación había comenzado a entrenar el 6 de enero tras un largo 2019 (finalizaron el 15 de diciembre), y apuntaban a una buena preparación para llegar de la mejor forma a los torneos. “Ya llevamos dos meses sin que entren al agua, para mí, por mi experiencia, pierden el cien por ciento del trabajo que veníamos haciendo", se lamentó el profesor. 

Cuando la situación se normalice, o se flexibilice de alguna manera, para los alumnos será “empezar de cero básicamente”. Aunque los ejercicios por estos días sirven para “tratar de mantenerlos activos” y con la posibilidad de las salidas recreativas los profesores Guerrero y Acciardo están “evaluando aunque sea que salgan a correr un poco, a caminar o a andar en bicicleta como algo aeróbico". 

Sobre este cambio de hábitos, ejemplificó: "Lo que es muy bueno en la natación es que tiene bajo impacto, no es lo mismo salir a correr en donde pones en juego tus articulaciones (tobillos, rodillas y caderas) que en el agua no tenés ese impacto. Por eso a mucha gente adulta le recomiendan los médicos ir a nadar, hacer aquagym o moverse dentro del agua".

Para volver 
Aún no es claro cuándo podrán volver los entrenamientos de natación en las piletas, pero para buscar alternativas ya se presentaron protocolos. “El problema es que la única alternativa es achicar la cantidad de gente, el distanciamiento social. En Aquática son cinco andariveles, con cinco personas no podés trabajar, por cinco personas por grupo al dueño calculo que no le conviene abrir por los gastos. En una clase común de chicos hemos llegado a tener 22 chicos adentro de la pileta, y pasar de 22 chicos a 5 por hora no conviene", contó Jaime Guerrero. 

Sobre el panorama a nivel nacional, el coatch comentó: “Tengo contacto con entrenadores, estoy en un grupo donde están los de la selección, incluso he entrado a charlas donde están ellos, y cuentan esto, que se pierde todo lo que es técnica, sensibilidad, todo lo que genera el agua que no se puede hacer en seco. Pero están tratando de mantener a sus nadadores de esta manera, con los trabajos afuera del agua”. 

Mientras que en el cierre de la charla, Guerrero contó que el objetivo con sus alumnos es “poder mantenerlos activos, sabiendo que son adolescentes que por ahí tienden a no hacer nada. Mantenerlos activos fuera de las redes sociales, que miren alguna que otra serie pero no todas y que hagan las actividades. El pantallazo que venimos haciendo con el otro profe es que vienen haciéndolas y esperar que el gobierno diga 'pueden empezar a trabajar' que es lo que tanto deseamos todos los profes, los de gimnasio y los de pileta", finalizó.