El afiche invitación al primer Seven que se jugó en enero de 1993

Deportes

Desde el Archivo

El Seven y su historia en la arena

06|06|20 17:51 hs.

El verano de 1993, y sin que sus organizadores lo supieran, se puso en marcha una historia que con el paso del tiempo se convirtió en una tradición para Claromecó. Estamos hablando del Seven Playero de rugby que lleva 26 ediciones, vio pasar grandes jugadores y se convirtió en un clásico de todos los veranos. 


La historia del tradicional certamen de la pelota ovalada comenzó en 1993, aunque la idea surgió un poco antes. Es que fue una idea de dos amigos, Juan Carlos “Chango” Conde y José Seta, que adaptaron lo que vio uno de ellos en Fiji, Oceanía: rugby en la arena. Hasta ese momento, según ellos mismos aseguran, en ningún lugar del país se hacía, y así Claromecó fue pionero. La primera edición se disputó el último fin de semana de enero, precisamente los últimos dos días del mes, y allí se puso en marcha la historia. Fueron 10 equipos los que participaron y el campeón fue Coronel Suárez que en la final venció a Estudiantes de Olavarría. La cancha se montó en el sector de la playa entre el balneario Samoa y el parador La Barra, prácticamente en el mismo lugar donde se sigue haciendo, y además de los finalistas jugaron Tres Arroyos, Laprida, Azul y Coronel Dorrego, algunos con más de un equipo. 

Con el éxito de la primera edición, al año siguiente Conde y Seta decidieron darle continuidad a la propuesta y repetir el evento, nuevamente con el apoyo de Los Arroyos Rugby Club. El campeón fue Pueyrredón de Mar del Plata, un gran equipo que marcó los primeros años del evento.

Aunque todo iba bien, por cuestiones personales de los organizadores, los siguientes dos veranos el Seven se interrumpió y recién se retomó en 1997 para no volver a tener baches y sí un crecimiento sostenido. Ese año fue la última organización de Los Arroyos y la ganó nuevamente Coronel Suárez. 

Tras desaparecer Los Arroyos, Conde y Seta trasladaron la organización al Club Huracán que la mantuvo hasta el 2014.

El certamen cada vez aumentó su transcendencia, mantuvo su espíritu de juego y camaradería, ya que desde la primera edición hasta la última se celebró el tercer tiempo y el compañerismo entre los equipos que año a año volvían a Claromecó a vacacionar y jugar. 

En el 2000 se entregó la primera Copa Challenger, ya que Pueyrredón de Mar del Plata consiguió su tercer título alternado. En el 2001 se jugó por única vez en febrero, tras un pedido expreso del municipio. 


Todos los ganadores de cada una de las ediciones


El 2002 fue un año difícil por la situación del país, que atravesaba una crisis económica y social sin precedentes. Conde propuso no realizar el Seven considerando el momento, pero Huracán igual lo realizó y participaron siete equipos. Jugaron todos contra todos y se consagró campeón invicto La Banda del Tío de Coronel Suárez, siendo segundo Los Herederos de la Mula. 

Al año siguiente Conde volvió a encabezar la organización con Seta, y decidieron modificar el formato por lo sucedido en el 2001 donde se jugaron dos finales para conocer al monarca (Pueyrredón de Mar del Plata llegó a la definición por la ronda de perdedor y tras superar en el primer juego a Verdes de Entre Ríos -ronda de ganadores- se disputó un nuevo partido y el conjunto entrerriano se impuso para ser campeón). Así fue como en el 2003 nacieron las copas de Oro, Plata y Bronce, y también se incursionó en Juveniles. 

El prestigio del Seven aumentó, al punto que empezaron a formarse selecciones y aparecieron equipos de renombre a nivel país, como fue en el 2004 la incursión de Pucará (equipo de la URBA) que fue campeón y repitió al año siguiente. 

Tras 11 ediciones ningún equipo tresarroyense había podido levantar el trofeo de campeón, y por eso en el 2006 Huracán formó un gran equipo producto de un importante trabajo realizado durante los años anteriores en divisiones formativas y refuerzos de lujo. El Globo se dio el gusto de conseguir el primer título para la ciudad y también el único en su historia dentro del evento de rugby más importante del verano.


Aurora 7 es el último campeón del Seven de Claromecó


Los siguientes seis años nuevamente las copas se fueron a localidades de la provincia, a Tandil por Uncas en 2007, a Mar del Plata por Unión del Sur en 2008 y en 2012, a Buenos Aires por Pucará en 2009 (y también la segunda Challenger), a Necochea por Náutico en 2010 y nuevamente a Tandil, esta vez por Los 50, en el 2011. 

Hasta que en el 2013 inclinó la balanza para los locales Cazadores, que logró su primer título con el equipo Dragon Ball. Al año siguiente repitió el título y se convirtió en bicampeón, en lo que fue la última edición con la organización de Huracán. 

Para el 2015 Conde y Seta se contactaron con el Tres Arroyos Rugby & Hockey Club, institución que tomó el mando y se animó a ampliar la propuesta. Paradójicamente fue la única edición que no se pudo terminar ya que el clima se convirtió en un enemigo. Un gran temporal se desató minutos antes de la final y los nuevos organizadores, con el consenso de los capitanes, decidieron no jugar el partido y consagrar campeón a Tachame la Doble de Tandil y La Banda del Toro de Balcarce. 

En el 2016 y 2017 Cazadores cosechó su segundo bicampeonato, y también se convirtió en el tercer club en conseguir la Copa Challenger, al igual que Pueyrredón y Pucará. 

En 2018 La Banda del Toro se dio el gusto de ser campeón en la cancha al vencer en la final a Segunda Instancia, en el 2019 Walker 7, en representación del Olivos Rugby Club (institución de la URBA), venció a Cazadores y en el 2020 Aurora 7 fue monarca al superar a Cazadores. 

         00000000000000000000000000000000000

De renombre
A lo largo de las 26 ediciones, grandes jugadores han pasado por el Seven. "Durante dos años seguidos vino a jugar con el equipo de Tandil, por ejemplo, Rodrigo Bruni, el último Seven que vino ya estaba convocado a Los Pumas y se quedó a mirar; jugó el Mundial y ahora es del plantel de Jaguares. Después jugó el capitán del CASI que fue Federico Bock y el hermano que jugaba en la Intermedia, los hermanos Javier y Fernando Iacaruso campeones con el SIC, ha jugado Florencio Sequeira que arrancó jugando en Tres Arroyos”, recordó Conde, que también a lo largo de la charla nombró entre otros a Eduardo “Mono” Quetglas (fue jugador de Los Pumas) e Ignacio Di Santi (ex Pumita).

           000000000000000000000000000000000000
Las chicas
La rama masculina perdió su exclusividad el último verano, ya que se puso en marcha la primera edición del Seven femenino. 


El último verano se incorporó el rugby femenino


“Siempre pensé que no hay deporte para el hombre o para la mujer, hay deporte. Quien no viera cómo venía avanzando el colectivo feminista en el deporte estaba medio ciego, entonces tiré la idea, le gustó a los chicos (del TARHC) y en la última edición hubo 3 ó 4 equipos. No tengo dudas que la próxima van a venir más equipos de rugby femenino porque las chicas la pasaron muy bien, se quedaron enamoradas del lugar, de la organización, hicieron amigos”, describió Conde. 

En las ediciones anteriores también se había sumado el beach hockey al evento.


El beach hockey también tiene su lugar