Días pasados, el intendente Carlos Sánchez recibió a autoridades de la CELTA para abordar la situaci

La Ciudad

Habrá facilidades e pago

Por la pandemia, el índice de cobrabilidad de la CELTA cayó el 40 por ciento

07|06|20 09:40 hs.

La presidenta del Consejo de Administración de la CELTA, Marisa Mendiberri, indicó que una de las consecuencias que la cooperativa sufrió por la pandemia del coronavirus, la cual llevó a un profundo parate económico, fue la caída en la cobrabilidad de los distintos servicios que ofrece la entidad. La referente cooperativista sostuvo que el índice cayó el 40 por ciento. "Esperábamos que se registrara esa disminución", expresó. 


En diálogo con este diario, la dirigente cooperativista se refirió al impacto que la coyuntura actual, que impensadamente comenzó a profundizarse a mediados de marzo por la expansión del coronavirus, tuvo en la CELTA. "En los primeros días de la cuarentena, la cooperativa estuvo cerrada. Después, a medida que fueron dando permisos, algunos empezamos a trabajar desde la cooperativa y otros desde sus casas, a través de la computadora", recordó. 

Mendiberri manifestó que en la actualidad, el 70 por ciento de los empleados de la cooperativa, con un estricto cumplimiento de las medidas sanitarias ya conocidas, está trabajando de forma normal. Mientras que el resto del personal lo hace de manera remota. 


Marisa Mendiberri, presidenta del Consejo de Administración de la CELTA


"La gente que tiene más de 60 años de edad, las personas que están dentro del grupo de riesgo y las embarazadas no van a volver a trabajar hasta que no termine la pandemia. La idea es cuidar al personal que es más vulnerable al coronavirus", señaló. 

“Jamás imaginé esto. Nunca viví algo como lo que se está viviendo, tal como es un parate total del país. La pandemia nos sorprendió a todos. Pensábamos estar haciendo otras cosas para esta fecha, pero nos toca gobernar en este tiempo"


"A nuestros empleados le dimos todos los elementos para que estén protegidos. Pusimos mámparas acrílicas para que el empleado que atiende al público cuente con una barrera de protección. Además, en el ingreso a la cooperativa hay una persona que provee de alcohol en gel a la gente que concurre. Todo el que va a la cooperativa tiene que ir con barbijo. Cuando entra, se le pone alcohol en gel y cuando sale, también. Tomamos todos los recaudos para proteger al empleado y al usuario", señaló.

"Como a todo el país" 
La presidenta de la entidad indicó que la pandemia, en cuanto a lo económico, "nos afectó como a todo el país". Y en ese sentido, agregó: "Estamos cobrando un 60 por ciento de lo que estábamos cobrando. Sabíamos y esperábamos que se diera así. No estamos fuera del contexto del país. No somos una isla". 

La baja, según manifestó, se dio en todas las prestaciones que brinda la cooperativa. "La CELTA es una sola, más allá que ofrezca distintos servicios", expresó. 

 179
Es la cantidad de empleados que en la actualidad tiene la CELTA 

27.000 
Es la cantidad de usuarios que hoy en día tiene la cooperativa eléctrica en Tres Arroyos 


En sus apreciaciones, Mendiberri sostuvo: "Teníamos en claro que los negocios que no están trabajando no nos iban a poder pagar y lo entendimos. Iba a ser muy difícil que pudieran afrontar el gasto de la energía eléctrica". 

Ante el escenario dado por la caída de la cobrabilidad, desde la cooperativa hubo que tomar medidas. "Tuvimos que hacer ajustes para poder afrontar a los gastos habituales que tenemos de manera fija. Además, pudimos llegar a un acuerdo para pagar en cuotas aquello que es muy alto y que se nos dificultaba pagar. En general, y más allá de algunas negociaciones, estamos equilibrados", manifestó. 

En sus apreciaciones, Mendiberri recordó que días pasados mantuvo una reunión con el intendente Carlos Sánchez y parte de su equipo para abordar la situación de los comercios que vieron resentida su facturación por la cuarentena preventiva. "La CELTA es de los socios. Por lo tanto, no podemos regalar algo que no es nuestro", sostuvo. "Lo que sí podemos hacer es dar facilidades. Por ejemplo, no cobrando intereses. Esa es una ayuda. Con cada uno de los comerciantes vamos a hablar para saber en qué condiciones están y cuánto pueden pagar. A partir de ahí, ofrecer un plan de pago. Sabemos que la situación está siendo muy difícil para todos. Por eso, no queremos ser un palo en la rueda para nadie y apoyaremos a la población para salir adelante", remarcó. 

Con respecto a la situación de los usuarios residenciales, la presidenta de la CELTA manifestó: "No estamos haciendo cortes porque consideramos que la energía eléctrica es un servicio esencial. Con algunos usuarios ya hemos hablado y con otros tenemos que conversar. La lógica será la misma: ofrecer facilidades para abonar", subrayó. 

Mendiberri asumió el cargo de presidenta del Consejo de Administración de la CELTA en noviembre pasado. Y cuatro meses después, le tocó afrontar una crisis general por la pandemia. "Jamás imaginé esto. Nunca viví algo como lo que se está viviendo, tal como es un parate total del país. La pandemia nos sorprendió a todos. Pensábamos estar haciendo otras cosas para esta fecha, pero nos toca gobernar en este tiempo", expresó. "Vamos a paso más lento de lo previsto, pero cumpliendo lo que nos habíamos propuesto con el Consejo de Administración. Vamos más lentos pero seguros de adónde queremos llegar", puntualizó. 

Proyectos 
En sus apreciaciones, la dirigente cooperativista se refirió al impacto que provocó la pandemia en los proyectos previstos desde la CELTA para este año. "En algunos se dio un parate. En el de la fibra óptica, cuyo tendido de red incluía Tres Arroyos, San Francisco de Bellocq y Claromecó, veníamos muy bien. De todos modos, a la obra la tenemos que terminar para junio, ya que tenemos que hacer la rendición del crédito que nos dieron para ejecutar la misma. Estamos bien con los tiempos", sostuvo. 

En tanto, manifestó que el proyecto del crematorio va encaminado. "En eso estamos avanzando bien", dijo Mendiberri.