Andrea Carrera, Claudio Menéndez y Esteban Mango, a cargo de la RCC (Caro Mulder)

Claro, Reta y Orense

El traspaso de Radio Comunidad Claromecó

Un paso legal que nos impacta y moviliza

07|06|20 12:20 hs.

Por Claudio Menéndez


En la semana que finalizó se firmó el acuerdo por el cual LRI 954 Radio Comunidad Claromecó pasó a manos de sus empleados. Junto con mis compañeros Andrea Carrera y Esteban Mango recibimos el medio en el que venimos trabajando hace más de 25 años, en algunos casos más. 

Para nosotros no es novedad, puesto que veníamos gestionando este traspaso hace más de un año. Por cierto, el día mismo en que se impuso la cuarentena iba a ser el día de la concreción de la firma, y por lógica el acto se tuvo que posponer, hasta el jueves pasado. En la práctica tenemos el manejo de la emisora desde septiembre del año pasado. Pero este paso legal que es la firma, nos impacta, no nos sorprende, pero sin dudas nos moviliza.



No es habitual que los herederos de una firma comercial decidan ceder la misma a los principales colaboradores. Lamentablemente es mucho más común ver que negocios familiares de muchos años terminan sucumbiendo una vez que mueren sus creadores. No es el caso de la RCC, la decisión de los hermanos Jaqueline, Anahí, Pablo y Gabriel Martínez fue que el medio por el que tanto sacrificio hicieron sus padres Tito y Mari, se perpetúe en el tiempo. Y con la misma esencia y lineamientos con los que fue creado. Por eso hicieron lo que hicieron, honraron la memoria de sus padres.

No les debe haber sido fácil tomar la decisión. Porque recibieron ofertas por la RCC, sin embargo optaron por rechazarlas. Tampoco pudieron continuar dirigiendo ya que ninguno de ellos vive en Claromecó, y resulta difícil el manejo comercial a distancia. Y no les debe haber sido fácil sobre todo por el hecho de soltar. La familia Martínez fue la creadora e impulsora de Radio Comunidad Claromecó, si bien la empresa siempre fue comandada por parte de los empleados, sobre todo en las primeras épocas, hasta que Tito y Mary se radicaron en Claromecó, ellos estuvieron siempre. De hecho la radio nació por idea de ellos. Uno de los hijos de Tito Martínez presentó como tesis de su carrera un transmisor de radio de frecuencia modulada, y a la hora de probar su funcionamiento, lo hicieron en Claromecó. Tal impacto causó aquella prueba, que se extendió por 31 años. Fueron los mismos hijos de Tito los que lo convencieron para que no sea una anécdota más, y se convierta fehacientemente en una radio. Así surgió la RCC, lo que en 1989 parecía una utopía, se hizo realidad. 



Y ahora nos toca a nosotros continuar con ese legado. No habrá grandes cambios, porque justamente nuestra misión es seguir la línea. La 97.9 tiene un estilo que ya es marca registrada en la región, y por suerte, en la audiencia por internet. El acierto de Tito Martínez fue hacer una radio a imagen y semejanza de Claromecó, por eso mismo la radio tiene tanto arraigo con la gente. El público se siente identificado con la localidad, y a su vez con la emisora, y viceversa. Sería hasta ridículo pretender cambiar eso a esta altura. Habrá sí una mudanza, el convenio establece que la emisora debe trasladarse a otro edificio. Próximamente, y siempre y cuando la cuarentena lo permita, se anunciará la nueva sede de la radio. 

Los agradecimientos son muchos e interminables. Desde luego que a la familia Martínez en primer lugar, no hace falta explicar mucho más. A todos los que forjaron esta historia a lo largo de los años, los trabajadores que formaron parte del staff y le dieron el impulso que hoy tiene. Las autoridades que siempre apoyaron el emprendimiento. En este Día del Periodista, a los medios colegas y amigos, entre ellos La Voz del Pueblo con la que hemos forjado una relación muy cordial, que desde luego continuará. A los auspiciantes, pilar fundamental para que todo el resto pueda funcionar. Y a toda la audiencia, al público local y a todo aquel que sigue la RCC. A todos aquellos que cuando suben al auto y encaran la 73, sintonizan la radio para empezar a sentirse en Claromecó, y que cuando están en la localidad dejan la televisión de lado para escuchar todo el día este medio. 

Hay un cambio de firma, de ningún modo un cambio de estilo. Seguiremos el camino, para que siempre siga latiendo ese slogan que es mucho más que una frase publicitaria: la magia de estar siempre junto a vos.  


fotos Caro Mulder