Proyecto que está desarrollando el arquitecto Nicolás Brüel

La Ciudad

Barrio Abierto San Agustín

La mirada de profesionales de la construcción

14|06|20 17:20 hs.

La Voz del Pueblo contactó a profesionales de la construcción que están realizando obras en San Agustín. Brindaron su punto de vista sobre este barrio abierto, las posibilidades que brinda a los nuevos propietarios y además hicieron referencia a la incidencia del contexto económico en este sector. 


Sustentabilidad 
El arquitecto Sergio Del Molino señaló que está desarrollando en el Barrio San Agustín “un proyecto moderno con líneas puras. Con pocos elementos, estilo minimalista, tratando de acuerdo al presupuesto lograr los máximos requerimientos para una vivienda sustentable”. 

Puntualizó que “es el primer proyecto mío en San Agustín, aunque he tenido otras consultas” 

En su análisis, destacó que “el lugar permite un mayor contacto con el entorno, en cuanto a la relación de la vivienda con la naturaleza. Es un sitio con buenas vistas en todas sus direcciones: el arroyo, el campo, la ciudad. Otro punto a favor es la dimensión de los lotes y la reglamentación del cerco vivo. También su fácil acceso y circulación hacia el centro urbano”. 

Acerca del interés por destinar recursos a nuevas propiedades, sostuvo que “en estas últimas semanas he notado que la gente quiere invertir o seguir construyendo, a pesar de la situación que estamos atravesando. El metro de construcción ha bajado con respecto a meses anteriores”. 

Amplitud
Por su parte, el maestro mayor de obras Carlos Maté, afirmó que “comencé la actividad en San Agustín a principios de 2019”. Le otorgó relevancia a que se trata de un lugar que permite que “las viviendas puedan ser luminosas, con mucha ventilación, con una linda vista al exterior que lo rodea por ser un barrio nuevo y con bastante verde”. 

Al describir los beneficios del loteo, valoró “el tener retiros de todos los ejes medianeros, de las líneas municipales, hace que las casas estén espaciadas, distanciadas. Elimina uno de los mayores problemas que hay en la construcción, que es la medianería, y aporta ventajas como la múltiple ventilación o un perímetro abierto, entre otras”. 

En este sentido, dijo que “la división de propiedades con un cerco vivo es un importante aporte, los corralones entre viviendas se están dejando de hacer y más en loteos nuevos donde hay amplitud”. 

También destacó que “al ser un loteo que comienza de cero, las características de los compradores se percibe que son más o menos similares. Se embarca gente nueva que por ahí no tenía posibilidades de comprar lotes y ahora pudo hacerlo”. 

Sobre la situación del sector, expresó que “hay un momento que se da muy claro para la construcción. La brecha entre el dólar paralelo y el oficial hace que se genere un ámbito propicio. Hay cosas que se cotizan en dólar oficial, como puede ser una abertura de PVC, y el que tiene dólar blue está comprando elementos casi a la mitad de precio”.

Por esta razón, consideró que “es un contexto favorable” en las variables monetarias. Agregó que “más allá de eso, se debe tener en cuenta que con la inflación que hay en el país, para quienes tienen la posibilidad de ahorrar algo hoy -como casi siempre- la mejor elección es construir. Un negocio que puede tener en ocasiones menor rentabilidad, pero es muy difícil que genere pérdidas”. 

Recomendación 
El arquitecto Nicolás Brûel dijo que “los proyectos en los que me está tocando intervenir en el Barrio San Agustín son dos. Cada uno de estos clientes compró dos terrenos, es decir que tengo 26 metros de frente por 32 de fondo. Esto desde luego que, a la hora de comenzar un proyecto, es muy cómodo porque puedo armar espacios amplios y básicamente de una sola planta, que es algo que la gente pide”. 

Definió al perfil del barrio como “muy bueno. Se han hecho proyectos interesantes de casas, por lo que se ve la mayoría es de gente joven con ganas de innovar y que le presta mucha atención a comenzar desde cero con un buen diseño. Con Pardo hace unos años que estamos colaborando en distintos emprendimientos en Claromecó y en Tres Arroyos, ahora nos tocó la suerte de participar en estos dos proyectos de diseños de viviendas en San Agustín”. 

Al evaluar las ventajas, enumeró que “es un barrio joven, muy bien forestado, lejos del ruido pero muy cerca del centro, las casas vecinas son modernas y apuestan a energías alternativas. Siempre construir una casa nueva tiene sus ventajas, la haces íntegramente a la medida de tus gustos, no hay ningún detalle librado a algo preexistente como sucede en una reforma”. 

En este marco, señaló: “Recomiendo que se den una vuelta por el Barrio San Agustín y vean cómo ha cambiado el perfil en muy poco tiempo. Con muchas obras en construcción y casas casi terminadas. Es una buena elección”. 

Por último, en referencia a la construcción en Argentina, planteó que “históricamente ha sido muy cíclica, pero siempre la mejor inversión. La variable dólar es un incentivo para la actividad del sector pero también la inflación, hay gente que tiene pesos y no dólares, los pesos les queman en la mano y quieren transformarlos en ladrillos para fijar una posición”. 

Ambiente natural 
El maestro mayor de obras Facundo Bernaola respondió, ante la consulta de La Voz del Pueblo, que “los proyectos que estoy desarrollando en el Barrio San Agustín son viviendas unifamiliares, que cuentan entre 90 y 140 metros cuadrados. Tienen espacios luminosos, aprovechando las expansiones entre el interior y el exterior (con galerías, pérgola), pudiendo aprovechar las vistas que ofrece el lugar”.

Inició su actividad profesional en San Agustín hace aproximadamente un año. “Las ventajas principales al momento de planificar una vivienda en el barrio, a mi parecer, es que cada propietario va a poder ejecutarla adaptándose a sus necesidades y en un ambiente más natural”, sostuvo. En cuanto a la modificación en los montos de una inversión, indicó que “por efecto de la devaluación el costo de la construcción cayó a casi la mitad en dólares, posiblemente puede favorecer al ahorrista en esa moneda. Igualmente estamos en una situación muy difícil, hasta con limitantes para obtención de insumos”. 

Tecnologías 
El arquitecto Francisco Morán afirmó que “vamos a intervenir sobre un lote de 13 por 27,50 metros. Se ejecutará una vivienda unifamiliar de 240 metros cuadrados de superficie, distribuida en dos niveles. Se realizará una estructura de hormigón armado in situ, que nos permite desarrollar una amplia y flexible planta baja, con una estrecha relación interior/exterior mediante la utilización de amplias superficies vidriadas”. 


La representación gráfica de un proyecto del arquitecto Francisco Morán


Explicó que “como es habitual en nuestro estudio de Arquitectura Moran&Moran, sobre todo como realizamos en proyectos en la costa o en Loma de Campano, aplicamos mediante el diseño y el uso de tecnologías conceptos de climatización pasiva, que permiten realizar obras de mayor calidad, mejor confort térmico y ahorro energético; optimizando recursos y costos constructivos y de funcionamiento de la vivienda”. 

Será la primera obra del estudio en San Agustín. “La ventaja principal a nuestro entender es el ancho de las parcelas y las disposiciones de retiros de frente y lateral, que sumadas a la inexistencia de muros medianeros permite crear proyectos de mejor calidad y mayor relación con el entorno”, argumentó.

En relación con la demanda, manifestó que “en nuestro caso no hemos sentido una merma de actividad respecto al año pasado. La situación especial de pandemia generó conflictos y atrasos principalmente con el avance de obras iniciadas”. 

Finalmente, analizó que “el valor del dólar hizo que muchas personas busquen refugio en el sector constructivo. Incluso hemos desarrollado algunos proyectos que no está previsto dar inicio en el corto plazo, donde los clientes van realizando compras y haciendo acopio de materiales a modo de inversión”. 



Add space 300x250x2