B.Juarez

Benito Juárez

Regulan la aplicación de agroquímicos

29|06|20 17:16 hs.

Finalmente fue aprobada por unanimidad la ordenanza que regula la aplicación de agroquímicos en el Partido de Benito Juárez. Luego de más de un año y medio de trabajo y otro año de idas y vueltas en el ámbito legislativo municipal, quedó aprobada la norma que regula la aplicación de agroquímicos en el territorio juarense. 


“Se abre ahora una nueva etapa en la cual la participación comunitaria será tan importante como lo fue durante el proceso participativo que se llevó a cabo durante su construcción”, consideraron desde el Ejecutivo municipal. 

En ese sentido, apuntaron que la cuestión de aplicación de agroquímicos “es un nuevo conflicto que nace de políticas globales que se han instalado en los territorios de manera sostenida en las últimas dos décadas. Los municipios con sus normas de ordenamiento territorial en su mayoría desactualizadas no contemplan esta nueva situación. Asimismo, los gobiernos provincial y nacional tampoco han podido avanzar en la materia, siempre vista desde perspectivas diferentes pero sin una orientación global”. 

Participación colectiva 
Recordaron que desde el Ejecutivo municipal a cargo del intendente Julio César Marini, a partir del 2014, “se inició en forma conjunta con la Dirección Provincial de Ordenamiento Territorial y el INTA un proceso de análisis y diagnóstico que puso en marcha un mecanismo nuevo de participación organizada, dentro del Plan de Ordenamiento Territorial urbano y rural (POT) a través de un grupo motor”. 

Y que además, durante este proceso, “mediante talleres se pusieron en relieve conflictos y demandas territoriales a partir de los propios vecinos y su visión sobre su actualidad y su futuro. Desde esta iniciativa, se pudo evidenciar no sólo el conflicto sobre agroquímicos, sino también la oportunidad de transitar participativamente un camino hacia un acercamiento que permitiera una aproximación a una solución posible”. 

Dos posturas 
Describieron que también en este camino, que duró un poco más de dos años, “se convocaron talleres en donde tuvieron la oportunidad de ser parte representantes de las dos posturas más radicales sobre el tema. Expusieron en nuestro territorio referentes de instituciones gubernamentales y no gubernamentales, actores que intervienen en los procesos y vecinos”. 

Posteriormente se pusieron en marcha una serie de reuniones abiertas en las que se analizaron todos los puntos en los que se debía involucrar la ordenanza a nivel local exponiendo cada uno su postura, donde estos encuentros “no fueron fáciles ni distendidos, pero sí fueron sostenidos y convocantes, dando cuenta de la importancia que significa su tratamiento. Finalmente se arriba a un proyecto que lejos de conformar a las posturas, actuó como primer acuerdo para afrontar la problemática que parece exceder los límites de los intereses locales por la magnitud y las diferentes aristas que toca”, puntualizaron. 

Tratamiento legislativo 
Criticaron desde el D.E. que cuando el proyecto ordenanza llegó al Concejo Deliberante, “el oficialismo no tenía mayoría y había una marcada oposición del entonces bloque de Cambiemos, que principalmente tenía estrecha relación con la producción extensiva vinculada al uso de agroquímicos”. 

Así fue que luego de pasar por las comisiones internas y “con sólo dos días de anticipación, sorpresivamente esta oposición, la cual había participado en el proceso, pone a discusión un proyecto totalmente reformado y posteriormente aprobado aprovechando la ventaja de la mayoría, sin hacer valer todo el proceso participativo y complejo que tuvo lugar”. 

Por ese motivo el intendente Marini vetó la norma “quedando nuevamente sin herramientas para poder avanzar sobre un mejor control, agudizando el conflicto existente del que ahora la comunidad no sólo tenía mayor conocimiento, sino también más convencimiento de la necesidad de contar con herramientas para la regulación a nivel local”. 

Se hace mención desde el Gobierno municipal que durante ese período, la anterior gestión provincial puso en marcha la resolución 246/18 “que permite fumigaciones en casi todo el territorio bonaerense, sin siquiera tener en cuenta las ordenanzas municipales existentes o como es el caso en consideración por los municipios, yendo a contramano además de la potestad municipal de gestión del territorio. Una nueva resolución la suspende y arroja más confusión sobre el tema”. 

Resoluciones 
Este año el Ejecutivo elevó una nueva versión de la ordenanza original que llevó a un nuevo debate, que incorporaba nuevos avances puestos a consideración en el ámbito legislativo local, que finalmente la aprueba. 

“La aprobación por unanimidad da cuenta de que es posible transitar este camino, complejo pero concreto”, observan desde el Ejecutivo, y acotan que “se cumple una primera etapa, pero se inicia un nuevo desafío, no menor y más complejo aún, que es la implementación y evaluación de las herramientas propuestas. Para ello, se propone una nueva instancia participativa de seguimiento y control en la que los mismos actores y seguramente nuevos se incorporen”. 

Por último se hace hincapié en que se trata de “un avance en el tema específico, pero también lo es su modo de resolución, que abre las puertas a nuevas formas de tratamiento de problemas tan complejos que no sólo necesitan de la interdisciplinariedad, sino la apertura a los actores territoriales que se ven involucrados no sólo en el conflicto, también en su resolución y evaluación periódica que hoy demandan las nuevas democracias”.