B.Juarez

Benito Juárez

Corren 60 días para reglamentar la aplicación de agroquímicos

01|07|20 17:19 hs.

Desde que el intendente Julio Marini notó en persona que el interior de una escuelita del paraje El Luchador estaba impregnada con olor a agroquímicos, puso en su agenda la discusión de una ordenanza que dos años después fue votada -aunque sea parcialmente- hasta por concejales de Cambiemos. 


En el distrito de Benito Juárez ya corren los sesenta días para que la normativa local se reglamente, y efectivamente el distrito cuenta con una herramienta que contrarreste los efectos negativos en la salud de la población, algo que tiene muy en claro el intendente, según confió en declaraciones a La Voz del Pueblo. 

De acuerdo a la ordenanza, que contó con un amplio y abierto debate, las aplicaciones se podrán hacer a distancias no menores a los 500 metros en algunos, y a 1000 en otros. Además los aplicadores deberán registrar en el municipio los mosquitos que serán utilizados para la labor, los cuales deberán contar con un GPS que permitirá tener un control que garantizará que cada aplicador no se exceda respecto del espacio permitido para fumigar. 

En todo momento Marini aclara que la ordenanza no fue concebida contra el productor agropecuario, sino en favor de la salud de toda la comunidad. 

De hecho, en este sentido el año pasado vetó una ordenanza promovida desde Cambiemos. “Se utilizaba el agroquímico a 30 metros de las viviendas. Inclusive no tuvieron en cuenta los pozos de agua potable, es la que tomamos los ciudadanos acá en Juárez. Fumigaban arriba de los pozos”, explicó Marini al momento de recordar que se trató de la única ordenanza que vetó a la oposición en toda su trayectoria como intendente. 

Monitoreados con GPS 
“Parte de la reglamentación es exigirles que dentro de los próximos 60 días los aplicadores deben colocar los GPS en cada mosquito que fumigue para tenerlos controlados a través de una sala de monitoreo en la municipalidad”, contó el jefe comunal a este diario. 

Para ser más explícito respecto a la gran superficie de campo que se tiene que monitorear, dijo que “si mañana están fumigando en un lugar, saben que tienen que ir hasta determinado espacio, pero si no los ve nadie,... tenemos 530 mil hectáreas acá”. 

Dijo Marini que la ordenanza fue creada para proteger a Bunge, El Luchador, Estación López, Tedín Uriburu, Villa Cacique-Barker y la ciudad cabecera. 

El monitoreo se hará desde la municipalidad, y según dijo “va a quedar grabado”. En consecuencia planteó que “la persona que cometa el error de meterse en la franja en la que no tiene que meterse, va a tener serios problemas con multas y hasta con el secuestro del vehículo”. 

La reglamentación tiene en cuenta además que los aplicadores deberán llevar consigo una carta -o receta- que le será entregada por un ingeniero agrónomo “que va a ir a verificar si lo que estás haciendo es fumigar, o haciendo otro trabajo”. 

Debate abierto 
Para el debate de la ordenanza, que llevó dos años, contó Marini que comenzaron a reunirse con “juntas vecinales, la asociación de productores, la cámara empresaria, referentes del INTA y con productores de agroquímicos. En esas reuniones muy poco participaron los concejales de cambiemos, pero sí estuvieron los nuestros”, apuntó. 

Remarcó que las conversaciones fueron “muy fuertes, fue titánico”. 

Explicó al respecto que en esos primeros encuentros asistieron “el que quiere que no se fumigue nada, y está el otro que quiere fumigar; y el otro que dice que ‘sí reglamentémoslo pero permítannos fumigar’, fueron discusiones muy duras; pero gracias a Dios se llegó a un acuerdo”.

Subrayó el intendente juarense que en la discusión de la normativa que se apresta a reglamentar, además de las entidades y sectores invitados, “participó la comunidad, fueron reuniones abiertas”. 

El titular del Poder Ejecutivo juarense, que desconoce si es que existe otra ordenanza como la de su distrito, dejó en claro que su tratamiento consideró al chacarero. 

“Los productores en Juárez saben que no es contra ellos, lo tienen bien claro. Es a favor de la gente, y lo han aceptado. Podrá haber alguno que otro que no esté muy de acuerdo. Siempre pasa también, pero francamente no es contra el productor”, repitió. 

Agregó, en este mismo sentido, que desde su primera gestión entre los años 2002 y 2003, ha dado “señales muy a favor de los productores en Juárez cuando armamos la Comisión Vial que ellos mismos integran, para reparar los caminos rurales”. 

Resaltó Marini finalmente que “tenemos una excelente relación con los productores, más allá de que te voten -o no- para ser honestos. Esa es otra situación, pero no lo hacemos contra el productor; pero tenemos que cuidar la salud de toda la ciudadanía. Es un tema de sentido común y de salud”, afirmó. 

Por último señaló que desde el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, le pidieron la ordenanza. “No es porque yo lo hice acá pero lo van a tener que implementar en todos los distritos, se trata de la salud de la gente”, avisó sobre el cierre.