La Ciudad

Indicó el ministro de Desarrollo Social de la Nación

Arroyo: Hay que impulsar la economía de abajo hacia arriba

16|07|20 11:32 hs.

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo mantuvo ayer a la tarde una reunión por Zoom con periodistas de medios de la Provincia de Buenos Aires. La Voz del Pueblo participó del encuentro en el que el ministro mencionó los ejes para gestionar las políticas post-pandemia. 


Respecto a la pegunta de este diario sobre la necesidad habitacional de las familias de Tres Arroyos que viven en viviendas precarias y sobre los programas de urbanización, el ministro Arroyo respondió que “en relación a la demanda habitacional de Tres Arroyos y otras ciudades de similares características pensamos tres líneas políticas de gestión. La urbanización que debe ser un proyecto a diez años y realizarse en etapas, el consenso es fundamental en este punto. Una línea tiene que ser la que contemple el mejoramiento de las viviendas, otro es el de la autoconstrucción y la de los módulos húmedos como cocinas y baños en los hogares que no los tengan. Se trata de promover derechos y movimientos económicos”. 

Asimismo, destacó que “la pospandemia tiene tres patas. Una es establecer un ingreso universal ciudadano. La segunda es el trabajo social garantizado. Por último, la urbanización de los 4000 villas, barrios y asentamientos, son 4 millones de personas que viven en situaciones precarias” Destacó la existencia de los Bancos de Materiales como parte de las políticas que se podrían desarrollar a nivel municipal, en respuesta a la pregunta planteada por este diario. 



Organizaciones sociales 
En referencia a otra consulta de La Voz del Pueblo sobre las organizaciones sociales y su rol en la comunidad, Arroyo mencionó que "hemos construido una política social dando vuelta la gestión del ministerio, y armando una red en donde están las organizaciones sociales, voluntarios e iglesias que son los que han actuado en esta pandemia, los primeros que realizaron tareas de contención en sus localidades. La idea es realizar un trabajo articulado entre los estamentos gubernamentales y las organizaciones sociales. Es lo que define la política pública en el ministerio". 

Arroyo recordó que uno de los objetivos iniciales del gobierno de Alberto Fernández fue “fusionar planes sociales con trabajo, porque hay una política pública” 

Al describir la situación creada por la Covid-19, dijo que "antes de la pandemia, la Argentina tenía 40% de pobreza general, 50% de pobreza infantil, 50% de trabajo informal y 8 millones de personas que recibían asistencia alimentaria, una situación claramente crítica".

De los índices de pobreza, manifestó que “están aumentando más allá de todas las políticas que se han encarado, que han sido muchas y muy significativas, está creciendo la desocupación, la informalidad laboral y hoy son 11 millones de personas que reciben asistencia alimentaria, es decir que pasamos de 8 a 11 millones en estos últimos 90 días". 

Ingreso universal 
Del ingreso universal ciudadano, Arroyo anticipó que “sería la combinación de los distintos mecanismos existentes como el Salario Social Complementario, Hacemos Futuro, el Programa de Trabajo Autogestionado y el Ingreso Familiar de Emergencia, cuyo primer giro recibieron alrededor de 9 millones de personas y pidieron más de 12 millones”. 

Observó que la balanza está desequilibrada ya que hay 90% de asistencia alimentaria y 10 % de trabajo, de lo que dijo “la tarea la centramos en empezar a equilibrar, que pase a ser del 50 y 50 hasta lograr que el 90% sea trabajo y sólo el 10% asistencia alimentaria”. 

“La política social más importante es vincular planes sociales con trabajo, es potenciar sectores productivos, buscando impulsar la economía de abajo hacia arriba”, señaló Arroyo. Subrayó que los comités de emergencia que comenzaron a funcionar como consecuencia de la pandemia podrán dar un giro y reconvertirse en unidades ejecutoras en cada provincia y cada municipio del país, en comités de desarrollo social. 

“Fomentamos el desarrollo social por eso pensamos en la descentralización a través de la transferencia de fondos, porque nadie conoce mejor su realidad que los intendentes y gobernadores que están en el territorio”, argumentó. 

En este contexto, planteó que “el cambio fuerte tiene que ser en tres planos: fusionar los planes sociales; generar empleo mejorando ingresos de 300 mil personas; y apoyar proyectos productivos y socioproductivos especiales”. 

Las cinco realidades 
El funcionario explicó durante la reunión que mantuvo con los periodistas de la provincia de Buenos Aires que hay cinco realidades a tener en cuenta, “la pobreza estructural, las personas que hacen changas, sectores del trabajo informal integrado y aquellas personas que tienen trabajo formal, pero que lo que ganaron no les alcanza. Y finalmente el sector de las Pymes, los pequeños comerciantes”. 

Sostuvo que “lo que derrama es la clase media, si se traba este derrame, lo demás también, por eso hay que fortalecer al que mueve la economía y proponer políticas públicas para favorecer a las Pymes y los pequeños comerciantes”. 

Potenciar Trabajo 
Brindó precisiones sobre el programa Potenciar Trabajo, que incluye a Hacemos Futuro y Salario Social Complementario en un único plan, y tiene como objetivo contribuir a mejorar la empleabilidad y generar nuevas propuestas productivas, a través de la terminalidad educativa, la formación laboral y la certificación de competencias. 

También contempla la creación y el fortalecimiento de unidades productivas para promover la inclusión social plena y el incremento progresivo de ingresos para alcanzar la autonomía económica. 

Tiene en cuenta cinco sectores productivos: la construcción (veredas, vivienda, infraestructura básica), la producción de alimentos (huertas, granjas, panaderías), textil (barbijos, camisolines, vestimenta, zapatos), el reciclaje y las tareas de cuidado. 

En tercer lugar, se crea en cada localidad una unidad de gestión entre el municipio, las cámaras empresariales, las organizaciones populares y los sindicatos. 

Finalmente, otro punto que describió fue el crédito bancario para emprendedores, cooperativas y empresas recuperadas.