Chaves

Gonzales Chaves

José García: “Para avanzar, no existe otra cosa que trabajar”

19|07|20 17:37 hs.

A fin de conocer cómo se van desarrollando las diferentes actividades en Adolfo Gonzales Chaves en estos tiempos de cuarentena, La Voz del Pueblo conversó con José García, propietario de una carpintería donde no solo se venden maderas, sino que también se fabrican aberturas y muebles. 


En principio, recordó algunos aspectos de sus inicios. “Estoy vinculado a esta actividad desde los catorce años, lo que significa aproximadamente 28 años en el rubro siguiendo siempre los pasos de los antiguos carpinteros y hace un buen tiempo que estoy solo, desde el 2004”, señaló. 

Además explicó que “hago carpintería de obra y luego anexé lo que es la venta de maderas, como también techos, aberturas, placares, etc”. 

Por otra parte, dijo que “en los últimos tiempos, con los cambios de Gobierno que hubo no me puedo quejar, porque se pudo seguir y ahora con el tema de la pandemia quizás un poco nos complicó, pero se nota que últimamente hay más movimiento”. 

En este sentido, argumentó que “la gente lo que tenía dinero ahorrado para otros fines, como el turismo por ejemplo, lo ha volcado a realizar obras en sus casas”. 

Sobre la materia prima, afirmó que “se puso complicado porque traigo directamente de Misiones y estuve casi cuatro meses sin poder traer madera, por las dificultades que tenía el transporte para salir de dicha provincia”. Como un dato positivo, comentó que “los valores no han experimentados grandes aumentos”. 

Al describir las consultas y las características de la demanda, manifestó que “el cliente suele venir con una idea de las cosas que necesita y siempre se asesora también, generalmente uno se adapta a los pedidos que recibe”.

Al analizar los proyectos, comentó que “mi idea sería poder anexar puertas y ventanas estándar, pero se necesita mucho dinero. No obstante, agregue otras cosas como el durlock para venta solamente, no colocación”. 

Entre otras apreciaciones, habló de la competencia, observó que “hay muchas carpinterías, no tanto madereras”. 

Con una mirada positiva acerca de su tarea y la experiencia personal, subrayó: “Gracias a Dios estoy satisfecho de cómo me ha ido desde mis comienzos y creo que lo bueno que tiene nuestro país es que hay de todo para trabajar. Si se quiere, solo hay que darle hacia adelante y además no existe otra cosa que trabajar para poder avanzar”. 

Finalmente, agradeció a toda su clientela y a modo de invitación, afirmó: “Siempre los estaremos esperando para ofrecer lo mejor”.