Integrantes del equipo de salud del Hospital Fernández con las identificaciones

La Ciudad

Tresarroyense hizo visibles caras que el Covid ocultó

Ahora los pacientes “conocen” al médico

26|07|20 09:17 hs.

La tresarroyense Iris Menna es médica pediatra en el Hospital Fernández en Capital Federal. Debido a su inquietud de buscar una forma de que los médicos sean individualizados por “sus caras”, replicó lo iniciado desde Israel por “Faces Behind Masks”, un proyecto internacional. 


En diálogo telefónico con La Voz del Pueblo, Iris contó que se siente “movilizada. No esperaba tanta repercusión de esto que empezamos a hacer. Ya desde la nota que me hiciera Ambito Financiero la semana pasada ahora en Tres Arroyos llegó la noticia”. 

“Con ganas siempre de volver –dijo riéndose- pero no lo hice, la verdad es que me gusta la vida de Tres Arroyos. Además que extraño mucho a mis viejos -Nora Orbe y Valeriano Miguel Menna-, aunque iba a verlos cada veinte días más o menos pero ahora con esto de la pandemia no he vuelto a Tres Arroyos, desde marzo que no voy. Estoy desesperada por verlos”.

“El Fernández”, su lugar
Iris se fue a Capital a estudiar Medicina y se recibió a los 24 años, haciendo la residencia de Pediatría en el Hospital Fernández; “desde que entré como residente del Fernández no me fui más. Después de ser durante cuatro años jefa de residentes pasé a quedar como personal de planta. Primero hice consultorio y en el 2016 pasé a Internación de Pediatría que es lo que me gusta. Soy médica pediátrica con un posgrado en investigación clínica”. 



En este sentido, realiza tareas de investigación una vez por semana en un consultorio del hospital; además está certificado por el ANMAT y el servicio de salud de EE.UU. “Estamos haciendo un estudio internacional para sacar una nueva droga contra el Chagas, esto para mí es un honor. Estoy en mi salsa por eso es que me cuesta volver a Tres Arroyos… pero uno no deja de extrañar” agregó Iris. 

Como todo profesional de la salud, Iris Menna reconoció que el hospital es algo que te foguea por la experiencia que se adquiere, ya que ella además hizo guardia externa. “Me fogueé con todo, desde la tragedia de Once hasta la pandemia de la H1N1 que nada que ver con esta. Aquella no fue ni el cinco por ciento de la actual; pero por suerte el hospital te da retribuciones, yo estoy donde quería llegar. Hago trabajos de investigación, soy docente de la UBA, de la Universidad de El Salvador y la UCES. A mí me gusta, me estimula a seguir estudiando, para estar activa y actualizada”. 

Cómo surge
Iris Menna había visto el vídeo de esta campaña surgida en Israel en el que se presentaba “Faces Behind Masks”, un proyecto internacional que busca abordar la problemática de cómo los trajes de seguridad sanitaria del personal médico que trata con personas con coronavirus, no permiten ver las caras de los profesionales, algo que puede intimidar a los pacientes y más aún si se trata de niños o adultos mayores. 


La imagen que identifica a Iris Menna ante los pacientes


Entró a la página, que le indicó que en Argentina no había impresoras digitales asociadas a este tipo de proyecto. Por esto se contactó con la organización que tiene filial en EE.UU. a la que les envió un mail “pero sin mucha expectativa. Empecé a pensar en hacerlo yo, a través de una ‘vaquita’ con mis compañeros como para que Pediatría tuviera identidad. Esa misma tarde me contactaron de Estados Unidos y me dijeron que me iba a contactar con una imprenta, Smart Pop que es de Pilar. Una voluntad, divinos, así que empecé a trabajar a la par con Adrían, de la imprenta. Hacía los PDF, él me los imprimía y yo los llevaba al hospital y así fue como el viernes 19 usamos por primera vez las identificaciones”, recordó con orgullo.

Los costos de la impresión de los PDF se cubren a través “de donaciones. Por ahora son marcas que han colaborado en la impresión de 1000 credenciales. La verdad es que la imprenta tiene clientes muy importantes como Arcor y otras empresas que colaboraron en esto. Lo bueno es que todos los que lo vieron les pareció importante”. 

Comparaciones 
Reflexionando sobre esta pandemia del Covid-19, Iris aseguró que no tiene gran incidencia en los chicos como sí lo fue la H1N1. 

En ese momento “ellos sí eran más vulnerables, las embarazadas o los pacientes asmáticos. Nosotros estábamos más alertas y con mucho más trabajo en ese tiempo; la realidad es que con esto no hemos visto mucho, si bien se internan chicos porque son positivos se lo hace para evitar el contagio. La verdad es que los chicos no son los más golpeados con este virus, creo que el que está más en el frente es el médico clínico de terapia intensiva”. 


En el Fernández, con los Payamédicos


Consideró que “esta pandemia nos va a dejar grandísimas enseñanzas porque hay muchos grupos de población pasándola muy mal desde lo económico, la salud y por el aislamiento social. Esto se ha hecho tan largo, mirándolo desde mi propia vida me digo ‘hace cuatro meses que no veo a mis viejos’. Realmente hay que pasarla, yo soy optimista y creo que en algún momento va a pasar. Muchas veces mis hermanos me dicen por qué no me voy para allá, Tres Arroyos es una ciudad especial a la que yo amo y Claromecó mi lugar de veraneo. No voy a dejar de ir pero mi vida está acá, cada escalón que fui subiendo fue con mucho sacrificio para mí y para mis viejos que me bancaron. Me costó mucho y lo tengo que disfrutar porque logré el trabajo que soñé”. 

              0000000000000000000000000000000000000000

“Quiero pedirle a la gente de Tres Arroyos que se cuide” 
Ese verdadero “extraterrestre” en que hoy se ha transformado el médico, se siente mucho más en el caso de los pediatras. En condiciones normales ellos se presentan con un juguete que les han donado, para así decirle al niño que “esto va porque le van a sacar sangre; hoy no le podemos dar nada –dijo Iris-. Ni siquiera una sonrisa de agradecimiento porque no nos ve. Entonces la idea es que la foto sea de una cara linda, sonriente la que ve, que pueda leer nuestros nombres. Me pareció útil, salió hace pocos días y ya lo estamos haciendo para el Hospital Garrahan, el Gutiérrez, el Hospital Durand, el Vélez Sársfield y ahora va a ir para todos los servicios de Hospital Fernández obviamente”. 



Describió que en Pediatría la situación era más compleja, porque cuando los niños veían al médico con la ropa especial, el llanto era imposible de contener. “Imaginate que si un chico se interna por sospecha de Covid lo mínimo es hisoparlo y ya esto es algo traumático. Necesitamos también su colaboración para que no sea otra tortura. Con estas dificultades ¿cómo hacés para explicarle a un niño de tres años que este monstruo en el que nos transformamos con todo el equipo tiene que pincharlos, sacarles sangre?. Porque muchas veces ellos no se internan con su madre, pues nosotros tenemos internación conjunta de madre e hijo. Pero si ella es negativa no se puede quedar, entonces se tiene que internar con alguien con quien no tiene gran vinculación. La verdad es que es una experiencia tremenda para el niño”. 

Agosto será difícil 
En un párrafo aparte, Iris Menna se dirigió a los habitantes de nuestra ciudad: “Quiero aprovechar el espacio para pedirle a la gente de Tres Arroyos que se cuide, agosto va a ser un mes muy difícil para todos, y más allá de las decisiones políticas que podemos estar o no de acuerdo, depende de nuestra responsabilidad individual y social. En AMBA la gente está agotada del confinamiento. Por eso depende de la conducta social e individual de los tresarroyenses mantenerlo sin casos, o, de surgir un caso o dos, poder controlar y que no llegue a haber circulación comunitaria. Mis padres, por ejemplo, no están solos, pero hace cinco meses no ven a sus hijos, ni a sus nietos. Es un esfuerzo enorme, nos extrañamos y necesitamos mucho, pero mantenerlos aislados es un una forma de darles amor, de cuidarlos. Aprovecho para agradecer a la familia, amigos y vecinos que siempre están con ellos y nos ayudan a pasar esto lo mejor que se puede”. 



Finalmente, señaló que “como pediatra, a las mamás les digo, concurran a controles de salud, y ¡no dejen de vacunar a los chicos! No se postergan vacunas. Durante esta pandemia hemos erradicado, gracias a fuertes medidas y campañas de vacunación, el brote de sarampión en Argentina”. 

            000000000000000000000000000000000000000

Su vida 
La tresarroyense cursó sus estudios primarios en el Colegio Manuel Belgrano, el secundario en el Jesús Adolescente y se fue a estudiar Medicina a Capital Federal, donde continúa residiendo.


Iris con sus padres Valeriano Miguel Menna y Nora Orbe, y sus hermanos Eliana Andrea y Freddy


En la UBA se recibió de Médica Especialista en Pediatría. Además tiene un posgrado en Investigación Clínica (UBA), es referente para seguimiento y tratamiento de Chagas Congénito en CABA (Red Chagas), y también miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría. 

Actualmente se desempeña como Médica de Planta División Pediatría del Hospital Juan A. Fernández y tiene un consultorio privado en la zona norte ("Crecer" Espacio Pediátrico).

Sus padres -Valeriano Miguel Menna y Nora Orbe-, viven en Tres Arroyos y gracias a su esfuerzo y la educación que les dieron, ella y sus hermanos “pudimos llegar a ser quienes somos –valoró Iris-. Mi hermano Freddy, odontólogo (UBA), especialista en endodoncia e implantología, mi hermana Eliana Andrea Menna, licenciada en Psicología (UBA)”. 


Gracias a su esfuerzo "pudimos llegar a ser quiénes somos".


Actualmente Iris vive en la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires, está casada y tiene dos hijos, Juampi y Cata.