Policiales

En el Barrio Plaza del Arbol

Una jubilada sufrió una entradera y le sustrajeron dinero y alhajas

06|08|20 09:15 hs.

Una jubilada fue víctima de una entradera en horas del mediodía de ayer en su casa del barrio Plaza del Árbol. La víctima, que pidió a este diario expresas reservas de publicar su identidad por temor a represalias y porque el episodio sufrido ayer no era el primero que vivía, es una mujer de 75 años que reside en una vivienda de la calle Reconquista entre el 400 y el 500, a quien dos delincuentes encapuchados y con guantes interceptaron cuando ingresaba a su casa. 

Una vez adentro, la mujer fue amenazada, pero según indicaron fuentes del caso, no sufrió violencia física por parte de los delincuentes que se pasaron un par de horas recorriendo el inmueble hasta que le sustrajeron dinero en efectivo en pesos y dólares, como así también otros objetos de valor como alhajas y joyas. 

Fuentes del caso no descartaban que los delincuentes hayan estado informados sobre los movimientos que habitualmente realizaba la mujer, ya que actuaron con precisión y aparente conocimiento sobre la existencia de valores en la casa.

En ese sentido, pudo saberse que los ladrones le exigían “los dólares” de manera permanente a la mujer. 

En el marco de la investigación, que recayó sobre la UFI N°16, a cargo del doctor Gabriel Lopazzo, el personal de la DDI de Tres Arroyos se encontraba analizando distintas cámaras de seguridad del barrio, a los efectos de poder identificar a los sospechosos que, tal como se indicó, no usaron ningún tipo de arma para reducir a la mujer. 

Este hecho es el tercero del año que tiene como víctimas a adultos mayores. Los dos primeros ocurrieron a fines de mayo, con 24 horas de diferencia, y tuvieron lugar en una vivienda de avenida Ameghino, donde una mujer fue golpeada por dos encapuchados que terminaron una cadenita de oro, mientras que el restante, tuvo lugar en el barrio Obrero, donde un solitario ladrón agredió a otra vecina, de 84 años, a la que hizo caer al suelo antes de ingresar en la vivienda y escapar con una computadora.

Por el primero de estos últimos, hay un sospechoso detenido, mientras que no trascendieron avances en la investigación del restante episodio.