Los Zurita encontraron prácticamente vacía su casa de Claromecó

Policiales

Planea visitar al Intendente

Le saquearon su casa y ahora exige respuestas

16|08|20 09:04 hs.

Luego de haber radicado la respectiva denuncia ante la policía, la indignación persiste en la familia Zurita que, según le comentó Karina Miedan de Zurita a este diario, el próximo martes planea pedir una audiencia para exigirle respuestas al intendente. 


Tal como se informó en el cierre de nuestra edición de ayer, el pasado viernes, cuando los Zurita llegaron a su casa de la calle 33, entre 38 y 40, después de 15 días de haberse ido por última vez, constataron que sujetos desconocidos les habían roto una ventana de la cocina, después de intentar romper todas las aberturas traseras de la propiedad, pero pudieron con una sola y entraron. 

Abrieron una puerta ventana, sacaron las hojas y por ahí se llevaron todo, se indicó. Karina Miedan, es la esposa de Sergio Zurita, el tresarroyense denunciante. 

Ayer, después de conocerse el singular hecho, LA VOZ DE PUEBLO se comunicó con la familia Zurita para conocer un poco más de un robo que, luego de leer el listado de elementos sutraídos informados por la policía, termina llamando la atención.

“Se llevaron un sillón muy grande que se hacía cama, que tiene un metro de profundidad, las ocho sillas, que también eran pesadas, la heladera, la cocina, el termotanque eléctrico, mucha vajilla, la cama de dos plazas con el colchón, todo lo que es ropa blanca, cañas y reeles de valor, todo lo que es de playa, de camping y hasta eligieron la reposera más nueva y la sombrilla más nueva”, explicó la mujer, quien no tiene respuestas cuando se la consulta sobre lo que ella estima que puede haber ocurrido, “todo puede ser, como uno no sabe cómo fue, todo puede haber pasado”. 

Como una mudanza
La cantidad de objetos robados y la manera en que los ladrones se manejaron durante la sustracción de los mismos, es algo que todavía escapa a la imaginación de los damnificados. “Estuvieron ‘trabajando’ con la luz prendida, algo de lo que me dí cuenta porque cuando se fueron, si bien apagaron las luces, dejaron las térmicas arriba. También se tomaron el trabajo de cortar el agua porque sacaron el termotanque”, recordó Miedan, quien además indicó que en el sector del balneario donde está su casa, “viven dos personas, pero es una cuadra muy tranquila. Hubo un trabajo de inteligencia y de tiempo. Cosa que yo considero que se da porque la policía no tiene herramientas para contenerlo” 

Más adelante, hizo referencia a las limitaciones que se ven entre los efectivos, “no hay gente. En mi casa estaban todos (los policías de Claromecó) y eran cuatro. No tienen personal. Ellos hablaron con todo el mundo, pero nadie dice nada, nadie vio nada”, dijo y, en ese sentido, recordó el tamaño del sillón que le robaron, “en su momento, lo tuve que traer en un camión porque no pude en la camioneta”, indicó. 

Después de reconocer que, si bien tenían un seguro, “igual no te cubre nada”, reconoció ahora tomará medidas que no deseaba tomar, “voy a poner alarmas, pero es algo que me resistía a hacer” y, antes de terminar, adelantó que el próximo martes planea hacer su reclamo ante el propio intendente Carlos Sánchez, “yo quiero respuestas de quién debe poner la seguridad, que es él y no lo hace. Yo voy a ir y que me dé una audiencia y me escuche”, comentó indignada en el cierre.