Heinz Bargmann junto a su hija Ingrid (arriba). El equipo de La Torcacita en una de las exposiciones

El Campo

A horas de su 17º Remate Anual

“El desafío para La Torcacita es seguir innovando y buscando”

20|08|20 10:20 hs.

“Va a ser un remate raro. Cambiaron las reglas de juego y hay que reinventarse. Se dio un aprendizaje muy interesante que nos demuestra que la digitalización puede dar mucho para potenciar el negocio ganadero”. 


“Y las expectativas son buenas”, dice Joaquín Riecke sentado en la redacción de LA VOZ DEL PUEBLO, a horas de que La Torcacita realice el 17° remate anual, el primero virtual… 

Joaquín es uno de los propietarios de la cabaña ubicada en De La Garma y que en este 2020 está cumpliendo 40 años de vida y fuera fundada por su suegro, Heinz Bargmann. “Nosotros somos, como siempre, una empresa familiar, y un gran equipo de trabajo. Lo que puede haber cambiado desde la desaparición de don Bargmann es que ahora las decisiones se toman en grupo”, explica Riecke, que está casado con Ingrid desde 1985.

Hacienda seleccionada 
Metiéndose en lo que va a ser el remate de mañana, que irá transmitido vía streaming a partir de las 13.30 en www.colomboymagliano.com.ar, Joaquín cuenta que “estará a disposición una hacienda destacada. Desde La Torcacita trabajamos día a día en la búsqueda de mejores resultados, criando animales funcionales y productivos que tengan una gran adaptación y que brinden a nuestros clientes alta performance, calidad y confiabilidad”. 

Y agregó: “Se ofrecerán reproductores puros de pedigree con excelentes líneas genéticas, consistentes y muy productivas. Nuestros reproductores puros controlados, con una exigente selección, que les permite tener un excelente logro de terneros, y un plus en su potencial de crecimiento, logrando novillos de rápido engorde y vaquillonas de reposición uniformes y muy productivas”. 


Joaquín visitó La Voz del Pueblo y conversó sobre la cabaña que fundó su suegro Heinz Bargmann


En cuanto al sistema de ventas, que según entiende Riecke llegó para quedarse, “si bien posibilita que haya compradores extra región, a nosotros nos interesa muchísimo lo que en Tres Arroyos, De la Garma, Laprida, Chaves, Dorrego, Pringles, Suárez, que es nuestra casa”. 

La era de la madurez 
Con satisfacción, Riecke asegura que la cabaña “está consolidada” y que el gran desafío que tiene por delante La Torcacita es “no creer que uno ganó, que ya está. Hay que seguir innovando y buscando. No encerrar la creatividad”. 

Parte de eso se observa en la participación de la prueba del CREA Cabañas-INTA Anguil con resultados muy positivos que indican que están en la buena senda. “Nosotros venimos aplicando tecnologías de vanguardia en todos los aspectos de la producción, tanto en la producción de forrajes y reservas forrajeras, en las más avanzadas técnicas de reproducción animal y también en la evaluación, medición y selección de reproductores”, cuenta. 

Otro motivo de orgullo para la familia Bargmann-Riecke, es que los hijos de Joaquín e Ingrid están relacionados con la cabaña. “Nadie los obligó, fue un proceso natural y genera satisfacción”. 

Por la emergencia sanitaria La Torcacita no podrá concretar la fiesta que acostumbra para agasajar a amigos y clientes, y eso para Joaquín no es un detalle menor, porque “somos seres sociables”, pero parte de la evolución “es adaptarse a las exigencias de la actualidad”.   

   -0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

La historia comenzó con la importación de vacas Simmental
En 1979 se importaron 70 vaquillonas preñadas de las más prestigiosas líneas de sangre de la raza Simmental alemana que llegaron a La Torcacita ya entrado 1980, hace 40 años. Fue un gran desafío seleccionar las que tuvieran la mejor adaptación a las condiciones de producción argentinas llegando luego de varios años de trabajo a un biotipo Simmental que se caracterizaba por su rusticidad, facilidad de engorde y tamaño moderado.


Las 70 vaquillonas preñadas Simmental llegaron en barco desde Alemania (izquierda). Heinz Bargmann -segundo de la izquierda- junto a autoridades de la Sociedad Rural alemana y el capitán de la embarcación (derecha)


Recibimos numerosas visitas y fue un gran orgullo recibir a la delegación del Congreso Mundial Simmental Argentina 1986. 

De a poco se comenzó con la venta de reproductores de Pedigree y Puros Por Cruza Simmental y a participar en las principales exposiciones ganaderas del país: Del Viso, Palermo, Bordeu y Ayacucho entre otras. En 1987 obtuvimos el primer éxito “grande” ya que Piray 421 Bom Fabio resultó Gran Campeón de Palermo y además el precio máximo histórico para la Raza, adquirido por Ciale. 

A lo largo de los años se han logrado muchos galardones en la raza Simmental, con varios Grandes Campeones y Reservados siendo el último Piray X1586 Monti Tokay, Bi Gran Campeón de Palermo 2002-2004. 

Habiéndonos consolidado como cabaña en la raza Simmental, se toma la decisión de comenzar a criar Aberdeen Angus Puro Controlado. Fue así como en el año 1988 se adquieren las primeras vacas y vaquillonas preñadas, comenzando la formación de los actuales rodeos PC de La Torcacita. 

En 1996, luego de obtener el lote Gran Campeón Macho PC en la Exposición de Bordeu, se realiza la compra de los primeros embriones a La Legua y comenzamos en 1997 con el Plantel Angus de Pedigree. 

La participación en exposiciones y en algunos remates como invitados fue permanente, pero a medida que aumentaban los volúmenes de producción, se pensaba firmemente en realizar el primer remate anual, que se concretó el viernes 3 de septiembre de 2004 en la Sociedad Rural de Tres Arroyos.

En tanto, el sábado 1° de septiembre de 2007, se lleva a cabo el primer remate en nuestra casa, en la cabaña.