Claro, Reta y Orense

Carlos Carabio, sobre el incendio en el Vivero

“No fue espontáneo, sino un descuido de alguien”

23|09|20 08:47 hs.

Para el director de la Estación Forestal no hay dudas de que el incendio de ayer no fue generado por razones naturales, sino -quizá- por una acción humana involuntaria. En declaraciones hechas a La Voz del Pueblo, el ingeniero forestal Carlos Carabio consideró que el siniestro “no fue espontáneo, sino producto del descuido de alguien”. 


De todas maneras la autoridad municipal del vivero confió que pudo haber sido peor el efecto del fuego que arrasó con acacias, y en menor medida con eucaliptus y pinos muy aislados. “Escuchamos la sirena alrededor de las 10, es un lugar muy descampado con plantas secas caídas y al lado hay un monte de acacias”, describió Carabio. 


El fuerte viento del noroeste provocó que rápidamente se afectara un amplio sector del vivero comprendido entre el Pozo del Alonso y el Segundo Salto


Ubicó al epicentro del nuevo incendio que debió sufrir nuevamente el predio público “a menos de 700 metros del segundo salto de pesca”. “Gracias a Dios que tuvimos el viento soplando hacia la costa. No afectó el total de las acacias, sino que fue abriéndose hasta la playa, eso nos tranquilizó porque es una especie que se regenera rápido”, expresó.


El ingeniero Carlos Carabio es el director de la Estación Forestal


Contó además que la situación –que contó con la eficaz intervención de bomberos- pudo terminar de circunscribirse con la intervención de la maquinaria de la delegación y del Ente Vial Rural. “Se hizo un cortafuego por las dudas que el viento rote”, explicó Carabio, aunque aseguró que “lo que lo va a apagar bien es la lluvia”, refiriéndose a las precipitaciones anunciadas desde el viernes y hacia el fin de semana. 

La estación forestal está compuesta por un total de 2992 hectáreas, de las cuales el 80 por ciento ha resultado afectado por los diferentes incendios, entre ellos el más fuerte, ocurrido en 2014, según Carabio.


Anoche, mientras brindaba su testimonio a este diario, Carabio contó que permanecería una guardia policial para que no ingrese nadie, y que por las próximas noches el predio continuaría cerrado. 


El titular del organismo descentralizado, Julián Lamberti, recorrió la zona afectada con el intendente Carlos Sánchez y el director del Ente Vial, Héctor Poggi


Según contó Carabio a La Voz del Pueblo la estación forestal está compuesta por un total de 2992 hectáreas, de las cuales el 80 por ciento ha resultado afectado por los diferentes incendios, entre ellos el más fuerte, ocurrido en 2014.

“Ahora está circunscripto, alrededor de 400 hectáreas fueron afectadas por el fuego, quemando acacias rastreras, cortaderas y pasto”, describió Bancur


400 hectáreas 
Alrededor de las 20 eran ocho las dotaciones de bomberos voluntarios que aún permanecían en el vivero atentas a lo que pudiera pasar con el cambio del viento, desde el sud-sudeste a partir de las 21. 

Esa alteración preocupaba a los servidores considerando que si el fuego recrudecía, podría dirigirse hacia la zona más urbana de la estación forestal. “Ahora está circunscripto, alrededor de 400 hectáreas fueron afectadas por el fuego, quemando acacias rastreras, cortaderas y pasto”, describió el jefe del cuerpo de bomberos de Claromecó, Roberto Bancur. 

Sobre la noche, el siniestro -si bien controlado- continuaba activo. “Logramos rodearlo y estamos tratando de contenerlo, está quemando todavía, es un lugar difícil para entrar”, señaló Bancur que para esa hora tenía previsto cómo reaccionar ante la inminente rotación del viento. “Preparamos todo de acuerdo a los cambios de viento para que no se pueda meter adentro del vivero de nuevo”, apuntó. 


Bomberos extenuados y maquinaria municipal aplicada a las necesidades de la emergencia lograron circunscribir el incendio



Dijo además que al menos las ocho dotaciones de Claromecó y del distrito, que continuaban atentas a lo que sucediera, permanecerían hasta pasada la medianoche, en el marco de lo que posteriormente se convertiría en una tradicional guardia de ceniza. 

Durante la jornada fueron entre 80 y 90 los bomberos que trabajaron arduamente en el vivero, a razón seis servidores por cada una de las 12 dotaciones que actuaron para sofocar el incendio. Además de bomberos del cuartel claromequense, actuaron servidores de Tres Arroyos, Reta, Orense, Bellocq, Copetonas y Oriente. 




También pudo verse a grupos de vecinos prestando colaboración en zona de fuego, tal los casos del ex jefe de bomberos Victor Lamberti; el guardafunas, Juan Gasverde y el ex delegado, Carlos Avila.

Pedí estudio de cámaras del acceso a la estación forestal y dos o tres vehículos con leña salieron. Ahora es motivo de investigación, todo”, confió Cordiglia


En horas de la tarde, el director del Ente Descentralizado Claromecó Servicios Turísticos, Julián Lamberti, recorrió los sectores afectados en compañía del intendente Carlos Sánchez y del secretario municipal de Seguridad, Jorge Cordiglia.

El funcionario local destacó la tarea hecha entre bomberos y trabajadores del municipio para lograr circunscribir el incendio sin tener la necesidad de pedir mayores refuerzos, y tampoco un avión hidrante, como resultó necesario en el recordado incendio de hace casi seis años.

fotos Carolina Mulder


Por su parte, el responsable de las políticas de seguridad del distrito confió a La Voz del Pueblo que se investiga a una serie de vehículos que durante la hora en que comenzó a desarrollarse el fuego incontrolable, salían del vivero con leña. 

“Por lo que indagué habría gente cortando leña, pedí estudio de cámaras del acceso a la estación forestal y dos o tres vehículos con leña salieron. Ahora es motivo de investigación, todo”, confió anoche a La Voz del Pueblo.