.

Deportes

Sujetos a los protocolos correspondientes

Los clubes buscan reabrir sus puertas

25|09|20 12:22 hs.

Tener la puerta cerrada para algunos clubes de la ciudad es un gran problema, desde varios puntos de vista. Es que los gastos fijos se mantienen, los ingresos disminuyen considerablemente y las fuentes laborales comienzan a peligrar. En el momento que Tres Arroyos pasó a fase 5 de la pandemia por el Covid-19 recibieron una bocanada de aire, pero la aparición de nuevos casos en la ciudad y la zona y el retroceso a fase 4 obligó a detener todas las prácticas colectivas hace 17 días. 


Luego de ponerle una vez más el pecho a la situación y aguantar sin funcionar, algunas instituciones deportivas de la ciudad evalúan reabrir sus puertas desde el próximo lunes. Será para determinados deportes colectivos, en ciertas categorías (no los más pequeños) y con estrictos protocolos, en casos hasta más rigurosos que en los primeros días tras el cierre inicial. 

Los clubes que desean volver (no son todos, y aunque no hay un número oficial constituyen una minoría) hicieron la consulta pertinente al municipio. No hay posibilidad de brindar un aval por las limitaciones que surgen al estar en fase 4, de acuerdo al sistema de habilitaciones organizado por la Provincia.

Más allá de eso, para los clubes interesados y que necesitan reactivar sus actividades, no habrá oposición de parte del municipio mientras que se realice al aire libre, con estrictos protocolos y con un pequeño número de deportistas, según pudo averiguar La Voz del Pueblo. La explicación a esto es que son muchas las personas que se ven imposibilitadas de trabajar, y en consiguiente tener un ingreso, por lo que comienza a ser una situación insostenible desde lo económico. Y sin dejar de lado la salud, el equilibro se basó en la consciencia personal y las reglas claras de prevención. 

La responsabilidad de la apertura pasará a ser de las instituciones que lo hagan y no recibirán trabas o clausuras, ya que en ámbitos municipales consideran que no es momento para eso y que la gente quiere trabajar, aunque sí estarán atentos a que se respeten los protocolos de sanidad e higiene.